PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los despachos encuentran en el “fashion law” un buen nicho de mercado

|

El llamado “derecho de la moda”, fashion law, en su terminología más anglosajona, ya tiene su primer tratado jurídico en lengua española. Eso significa el desarrollo de una disciplina que empieza a asentarse  en los despachos de abogados. Las firmas legales crean equipos transversales para atender a ese cliente y al mismo tiempo están abiertas a colaborar con otros despachos para gestionar determinados asuntos.

Tres despachos como ONTIER, Elzaburu y Ceca Magán Abogados,han trabajado bajo la coordinación del profesor Enrique Ortega, director de programas del IE Law School e ISDE,  para dar a luz esta publicación singular editada por Thomson Reuters Aranzadi. Procedentes de estos tres despachos, numerosos abogados expertos en la materia han intervenido como coautores en la obra, en la que se incluyen todas las disciplinas jurídicas que afectan al emprendimiento, desarrollo y expansión del sector económico de la moda con un enfoque multidisciplinar.

Tanto Ángel Asensio,  presidente de la Confederación Moda España,  como Eduardo Zamácola, consejero delegado de Neck&Neck y presidente de la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex). Reconocieron  del peso del sector de la moda en la economía española. “El sector de la moda es estratégicamente muy importante para España pues supone un 2,9% del PIB nacional, un 4,1% del empleo y un 9% de las exportaciones a nivel global. La legislación es fundamental para proteger a las empresas y permitir que los empresarios se puedan dedicar a vender sus productos”, afirmó Asensio.

Por su parte, el director de la obra, Enrique Ortega, explicó que el libro es único porque aúna todas las materias jurídicas que hablan del mundo de la moda y de la moda del lujo. Un libro que busca ser referencia en el sector y que está orientado para profesionales con perfiles diversos, incluyendo abogados, empresarios y estudiantes universitarios. Además, Ortega aprovechó el evento para comentar que dada la continua actualización del sector planea ya una segunda edición.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Aún puede crecer en España mucho más

Javier Fernández-Lasquetty, socio de Elzaburu, destacó el carácter profundamente innovador del tratado que recoge temas clásicos y a la vez muchos asuntos relativos al mundo digital y el universo de la moda 4.0, como redes sociales, big data, aplicaciones y hasta “la enfermedad crónica” de la piratería. “Sin embargo, aún hay recorrido para crecer a nivel de disciplina en nuestro país. Esta es una disciplina que se creó en EEUU hace unos ocho años aproximadamente. En nuestro país crecerá bastante y habrá boutiques volcadas hacia la moda”.

El sector de la moda es muy importante para España pues supone un 2,9% del PIB nacional, un 4,1% del empleo y un 9% de las exportaciones a nivel global. La legislación es fundamental para dar seguridad jurídica a las empresas

Para este experto, “hoy por hoy, lo digital y analógico está muy unido. A nadie se le ocurre tener una marca  y no tener un dominio o una cuenta en redes sociales donde publicitar y comunicar sobre la propia marca”.

A su juicio “sorprende el número de patentes y know how que hay en el sector de la moda, tanto por componentes químicos, procesos de fabricación, así ha surgido la moda ecofriendly, algo ecológico y sostenible. Otras cuestiones que se abordan tiene que ver con  “los derechos de imagen y su negociación cuando intervienen famosos o artistas, así como el tema de reputación corporativa, el seguimiento de la marca a todos los niveles para que se consolida. Otra cuestión importante es el concepto data fashion que une la privacidad con la protección de datos en este sector. Esto hace que cualquier abogado tenga que disponer de una formación notable en tecnología”. Sobre la piratería sigue siendo importante “es una especie de enfermedad crónica que no es fácil de solucionar”.

PUBLICIDAD
Las firmas legales crean equipos transversales para responder al denominado “derecho de la moda”, fashion law.

Transversalidad del asesoramiento legal

Alberto Novoa, otro de los coordinadores de la obra, abogado manager de Ceca Magán, destacó en su intervención el gran nivel jurídico de la obra y afirmó que “más que a la presentación de una obra jurídica estamos asistiendo a la consolidación de una disciplina como es ésta del derecho de la moda. Es su codificación práctica de la misma, inédita a nivel español y que muchos países de América Latina tienen sus ojos puestos en la misma y en su desarrollo practico”. Para Novoa, la llegada del fashion law ha creado equipos transversales en los despachos para dar ese asesoramiento integral que necesitan. “La evolución del derecho ha ido del modelo generalista del despacho a la especialización por ramas del derecho y ahora se habla de sectorialización de ciertas actividades como pasa en el mundo de la moda o en el sector de la gran distribución”.

La industria de la moda, a nivel de asesoramiento legal, hace coexistir actividades clásicas como la protección de la marca o el registro de la propiedad industrial e intelectual, junto con los riesgos y oportunidades que se derivan de Internet y sus fenómenos como Big Data o Internet de las cosas. “En el futuro se verá el trabajo de despachos de forma conjunta, a nivel de derecho de la moda de firmas especializadas en cuestiones como marca o propiedad industrial, fiscalidad y mercantil y otro centrado en cuestiones laborales. Serían equipos muy especializados”.

Este jurista ha coordinado la parte laboral de esta publicación. “Hemos abordado todo el derecho del trabajo y la problemática específica de esta actividad económica. Uno de los temas que más llaman la atención es que hay una incidencia importante en el sector en el tema de la subcontratación, como uno de los elementos predominantes en un sector con pequeñas estructuras”. Otra cuestión que observa es la ineficacia de normas colectivas laborales para empresas del sector destacadas “hay algunas de ellas que no tienen una regulación colectiva propia. Eso se echa en falta ante determinada problemática a resolver”.

PUBLICIDAD

Sector rápido que necesita respuesta legal ágil

Por su parte, Pablo Enrile, socio de ONTIER,  otro de los coordinadores, agradeció la colaboración de todo el equipo de abogados de ONTIER, que ha participado en la elaboración de los capítulos concernientes a las áreas de Mercantil, Comercio Electrónico, Derecho Público y Derecho Fiscal y su interrelación con las otras dos firmas legales. “Juntos hemos creado una obra sin precedentes. Una obra muy focalizada en el sector y muy práctica para cualquiera que se quiera dedicar a la moda”, afirmó.

Nuestro interlocutor reconoce que “somos más despachos de clientes que no de proyectos. Nos interesa una relación a largo plazo que nos ayude a conocer bien este negocio. Así ya conocemos a fondo cómo se gestiona el negocio de la moda”, aclara.  Sobre este sector tan en auge “ una de las cosas que llama la atención es la rapidez con la que se trabaja. En pleno mes de julio ya están preparando la campaña de invierno, por ejemplo. Es un sector competitivo y diversificado que se mueve a gran velocidad. Eso requiere capacidad de respuesta por parte de los abogados”.

PUBLICIDAD

Es un sector competitivo y diversificado que se mueve a gran velocidad. Eso requiere capacidad de respuesta por parte de los abogados que asesoren a esas empresas

Enrile subraya la complejidad que supone impulsar un negocio digital para cualquier empresa “ y el sector de la moda no es una excepción. Tiene especial influencia en los contratos de distribución, de suministros o de agencia. Las nuevas tecnologías han aparecido con fuerza en el mundo de la moda y hay una guerra entre la forma tradicional de siempre y la venta online y acaba de empezar. Creo que veremos movimientos interesantes en los próximos años”.

Al mismo tiempo, la parte fiscal es importante “siempre hay que tenerlos en cuenta. Aquí tiene incidencia las tasas aduaneras. Hay mucha importación y exportación de producto”. A su juicio aún es pronto para saber cómo afectará la guerra aduanera entre China y EEUU a los productos españoles. Respecto al futuro cree que podrá haber firmas especializadas en fashion law, como ya las hay en otras prácticas jurídicas o actividades económicas.

PUBLICIDAD