ESERP impulsa un grupo multidisciplinar para analizar las amenazas terroristas desde el sector turístico
De izquierda a derecha (de pie). D. Mario Barquero, Dr. Alejandro Barceló, Julián Plaza, Dra. Mónica Pucci, Dr. Alfredo Crespo, D. Óscar Castellanos, Angélica Martín, Miguel Herranz, Dr. Luis Aparicio, Raquel Cerez./ Sentados: Yolanda Alonso, Dra, Anabel Amores, Esther Montalvá, Dra. Cristina Fernández, Yolanda Soriano, Miguel Ángel Gutiérrez.

ESERP impulsa un grupo multidisciplinar para analizar las amenazas terroristas desde el sector turístico

|
07/5/2018 05:58
|
Actualizado: 07/5/2018 10:01
|

Hace unos días tuvo lugar en la sede de la escuela de negocios ESERP, en Madrid, la presentación del Grupo de trabajo sobre  Análisis de Riesgos y Amenazas Terroristas. El acto contó con la presencia de los coordinadores de  proyecto de investigación, Luis Aparicio  y Anabel Amores, con los abogados Esther Montalvá (Pérez & Montalvá Abogados) y Julián Plaza García (Plaza Iuris Abogados) y con los alumnos del centro que han ofrecido su ayuda y colaboración.

La iniciativa, pionera a nivel europeo,  se denomina ‘Proyecto de Investigación de Análisis de Riesgos y Amenazas Terroristas: Asimetría, Disimetría y Percepción del Conflicto’ del Observatorio Científico de ESERP.

Está estructurada en una parte de organización política, otra de educación a la ciudadanía y una tercera legal donde se analiza el concepto de seguridad en relación a la nueva normativa europea de protección de datos. Desde la organización se cree que todos los agentes sociales son importantes: ciudadanos, las Fuerzas Armadas y hasta los medios de comunicación, porque tienen que informar de manera objetiva y clara.

La profesora en el Grado de Turismo María Cristina Fernández en su ponencia que será vital la “Protección del Patrimonio Cultural” porque desde que comenzó la guerra en Siria en el 2011 han sido destruidos un total de 148 bienes patrimoniales en este país. “Esto ha provocado que el terrorismo yihadista, cuando ataca lo hace al pasado, a la historia o a la cultura de la sociedad en concreto”.

Las medidas de protección en lo que se refiere a los bienes patrimoniales, ante los posibles ataques terroristas, son aspectos clave en la investigación. El profesor en el Grado de Turismo Alejandro Barceló comentó las diferentes áreas que se han tratado en este trabajo para hacer frente terrorismo en el ámbito cultural.

Vertiente jurídica del proyecto

Por último, los abogados han intervenido para exponer sus líneas maestras en el marco jurídico cerrando este proyecto 360, ya que contiene todas las perspectivas desde las que se puede ver el terrorismo.

Para Esther Montalvá, «la industria con más potencia tecnológica de desarrollo es la turística. Todas las herramientas de reconocimiento facial, de huella se pusieron en marcha hace algunos años en la industria turística. Queremos desde este estudio analizar todas estas herramientas existentes y que se podrían poner a disposición de las Fuerzas de Seguridad para la detección de movimientos terroristas”. 

La abogada Esther Montalva coordina el grupo de trabajo sobre seguridad y privacidad a nivel de análisis de herramientas que se utilizan en el sector turístico.

Instalar un software de reconocimiento facial en las cámaras de videovigilancia alrededor de un sitio turístico podría ayudar a detectar la presencia continuada de determinadas personas en esos lugares.

Esos indicadores que se lograsen “cruzados con las bases de datos de detección de células que tienen las fuerzas de seguridad podrían alertarnos sobre movimientos concretos sospechosos de potenciales terroristas”.

Para Montalvá, poner en marcha este tipo de iniciativas  no será sencillo “porque la protección de datos con la entrada en vigor del nuevo RGPD va a ser más estricta. Ahora mismo las cámaras de seguridad de los bancos no pueden grabar a las personas que pasan por la calle pero sí a las que entran en la entidad». A su juicio, todos estos servicios que configuran el sector turístico “se podrían mapear y así saber realmente quien viaja de forma continuada a un país en un horario concreto”.

Este trabajo del equipo de Montalvá se coordina con el grupo que coordina Julián Plaza que recogerá la información y cruzarla con el RGPD que va a entrar en vigor “para saber realmente que se puede hacer realmente y que otras propuestas de control son inviables”.

Al final con todo este documento “se quiere presentar una propuesta legislativa con posibles cambios, como por ejemplo en la Ley de Patrimonio que no tiene previsiones en este momento sobre atentados terroristas. También podríamos plantear alguna idea a la normativa europea de movilidad de personas para captar imágenes y cruzarlas con base de datos policiales”, aclara.

En este estudio de investigación también se abordará el controvertido Registro de Nombres de Pasajeros (PNR) del que nuestro Gobierno quiere ser pionero en Europa. De hecho, se aprobaba en febrero de este año un Anteproyecto de Ley Orgánica sobre la utilización de los datos para la prevención, detección, investigación y enjuiciamiento de delitos de terrorismo y graves tras estudiar un informe del Ministerio del Interior sobre el mismo. Para muchos expertos la clave es que exista un control judicial sobre este tipo de medida que frene cualquier uso arbitrario de esta aplicación.

A juicio de esta experta en derecho turístico “es muy importante fomentar la cultura de reacción al riesgo terrorista en los más jóvenes. Ahora en los planes de Estudio actuales no se aborda este tipo de asuntos que refuerce el conocimiento de los menores de este tipo de situaciones que detecten comportamientos inusuales cercanos al terrorismo. Creemos que se podría estudiar en tres  fases: niños, adolescentes y más mayores. En el estudio abordaremos como se pueden adaptar este tipo de conceptos a estos colectivos tan diferentes”.

En este debate entre seguridad y libertad individual vuelve a destacarse la necesidad de controles externos, a ser posible judiciales que garanticen la viabilidad de estas medidas siempre por un tiempo determinado “queremos ofrecer soluciones que ayuden a la protección del patrimonio turístico, el último bombardeo en Siria ha sido nefasto para el 50% del patrimonio artístico de este país. Con estos protocolos más agiles pretendemos que los ciudadanos se conciencien de que el terrorismo actual ha cambiado. Ahora ataca al turismo que en un país como el nuestro es el 11% de nuestro PIB”.

En opinión de esta experta “en esta lucha contra este nuevo terrorismo hay que emplear otro tipo de herramientas, que aunque sean invasivas de algunos de nuestros derechos, son necesarias para combatirlo de forma eficaz”.

En el futuro, es posible que este tipo de estudios se internacionalice y se trabaje con otros países en este tipo de problemática. «Estamos analizando la normativa nacional en comparación con la europea. Una vez que esté concluido dicho estudio procederemos a ponernos en contacto con otros centros académicos para que hagan lo mismo en sus países”, subraya.

 

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales