Juana Rivas será juzgada mañana por la sustracción de sus dos hijos menores

La Fiscalía solicita 5 años de prisión por 2 delitos de sustracción de menoresJuana Rivas ha asegurado que el abandono de su abogado no es ninguna maniobra dilatoria. EP.
|

El Juzgado de lo Penal 1 de Granada tiene previsto celebrar este jueves el juicio contra Juana Rivas, la madre de Maracena (Granada) acusada de sustracción de menores después de que permaneciera casi un mes en paradero desconocido con sus dos hijos incumpliendo la orden judicial que le obligaba a entregárselos al padre, el italiano Francesco Arcuri, al que acusa de malos tratos.

La Fiscalía solicita para ella un total de cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores y también pide que sea inhabilitada durante seis años para ejercer el derecho de patria potestad sobre los niños, de once y tres años.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El juicio sigue adelante después de que el juzgado emitiera el pasado 7 de junio una resolución en la que rechaza su suspensión, a raíz de que lo solicitara alegando motivos de salud el abogado de Juana Rivas, José Estanislao López, que está de baja por una enfermedad en la pierna que le impide desplazarse a la vista oral, según ha detallado a Europa Press el propio letrado.

Un informe médico forense emitido el 11 de junio ha confirmado la imposibilidad de este abogado de desplazarse a Granada para el juicio, pero el juzgado ha rechazado igualmente la suspensión por haber otro letrado designado en la causa, Juan de Dios Ramírez.

Éste, por su parte, ha trasladado al Juzgado que se ha desvinculado en los últimos tiempos de la defensa de la madre de Maracena, de modo que no ha teniendo tiempo para prepararse el juicio, y que ella quiere que sea José Estanislao quien la represente por tener depositada su “confianza plena en él”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sobre este último extremo no se ha pronunciado el juez, que podría hacerlo al inicio de la vista, la cual podría ser suspendida por este motivo.

LA FISCALÍA SE OPONE A LA SUSPENSIÓN

Sí se ha pronunciado sobre ello la Fiscalía, que en un escrito remitido al Juzgado este mismo miércoles, al que ha tenido acceso Europa Press, se opone a la suspensión solicitada por la defensa de Juana Rivas por entender que ambos letrados fueron “indistintamente” designados para su defensa.

Agrega que “no consta” resolución alguna por la que se tenga por expresamente apartado del procedimiento” a Juan de Dios Ramírez.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pese a todo ello, “en aras de salvaguardar los derechos e intereses de todas las partes” y para “evitar indefensiones” y futuras “nulidades”, pide que si finalmente se decidiera suspender el juicio se realice “un nuevo señalamiento inmediato para la próxima semana” por entender que es un periodo “razonable” para la preparación de la defensa.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) confirma, en todo caso, que el juicio se mantiene para este martes. Las vistas comienzan a partir de las 9,30 horas y el Juzgado tiene previsto celebrar otra antes, por lo que se iniciará cuando ése concluya. Recuerdan desde el alto tribunal andaluz que la de mañana, como cualquier otra, también podría sufrir retrasos, aplazamientos, etc.

ACUSACIÓN PARTICULAR

El italiano Francesco Arcuri está personado en la causa como acusación particular y ha solicitado para Juana Rivas cinco años de prisión y ocho años de inhabilitación para ejercer la patria potestad sobre los niños. En concepto de responsabilidad civil, el padre de los menores reclama que su expareja le abone por los “daños materiales y morales ocasionados” una indemnización de 30.000 euros.

Actualmente él reside en Italia con los niños después de que Rivas se los entregara a finales del pasado agosto y la previsión es que declare por videoconferencia si el juicio tiene lugar.

En paralelo, el Tribunal de Cagliari (Italia) tiene abierto un procedimiento civil para decidir sobre la guarda y custodia de los menores y ha culminado esta semana el proceso de periciales sobre los menores, los padres y la relación entre todos ellos.

EL PROCESO

Juana Rivas siempre ha alegado que se fue con sus hijos del domicilio familiar de Carloforte (Italia) para huir de una supuesta situación de maltrato a manos de su pareja.

Arcuri fue condenado en 2009 por lesiones en el ámbito familiar, una sentencia que se dictó por conformidad de las partes, y en 2016 volvió a ser denunciado por Juana Rivas en España.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer 2 de Granada rechazó la apertura de las diligencias por supuestos malos tratos contra él al entender que los hechos denunciados ocurrieron presuntamente en Italia y que por tanto la jurisdicción competente es la italiana, adonde se remitió en su momento por petición de la Fiscalía la denuncia que Juana puso en Granada.

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada llegó a investigar a los familiares de Rivas, así como a su asesora jurídica y a su psicóloga en el Centro Municipal de Maracena para averiguar su presunta vinculación con la sustracción de los menores este pasado verano, aunque la causa se archivó finalmente para todos excepto para ella. EP.