John F. Kennedy: “Los estadounidenses son libres de estar en desacuerdo con la ley pero no de desobedecerla”

John F. Kennedy: "Los estadounidenses son libres de estar en desacuerdo con la ley pero no de desobedecerla". Discurso sobre lo sucedido en la Universidad de Mississippi en 1962, y que podemos extrapolar a lo ocurrido en Cataluña.El presidente John F. Kennedy es un mito de la defensa de las libertades y la democracia.
|

El pensamiento y las palabras del asesinado presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, irrumpió también en el debate público que tuvo lugar en las redes sobre el referéndum independentista ilegal que llevó a cabo el entonces presidente del gobierno autonómico de Cataluña, Carles Puigdemont y su equipo de gobierno, mediante una estrategia de desobediencia a las mismas leyes que lo auparon a esa responsabilidad.

Y se produjo con la cita de un discuso que, en 1962, pronunció Kennedy para justificar el uso de las fuerzas federales en el estado de Mississipi ante la desobediencia a una sentencia del Tribunal Supremo, por parte del gobernador segregacionista Ross Barnett, que había declarado inconstitucinal la segregación racial.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Barnett había prometido acatarla pero luego se desdijo con el caso del exsoldado de color, James Meredith, que trató de matricularse en la Universidad de Missisipi, una universidad de blancos.

El discurso de Kennedy aplicado a Cataluña

Fue una situación que guarda un cierto paralelismo con lo que ha sucedido en Cataluña por parte del huido Puigdemont y de Carme Forcadell, presidenta del parlamento catalán, ambos en franca desobediencia a la Constitución y a las decisiones de su intérprete máximo, el Tribunal Constitucional.

La negativa de Barnett dio lugar a una serie de disturbios en el campus de la Universidad, que provocaron los estudiantes blancos y agitadores venidos de otros lugares.

PUBLICIDAD

Murió un periodista y 75 personas resultaron heridas.

El presidente Kennedy ordenó que el Cuerpo de Marshalls de los Estados Unidos (Cuerpo de Alguaciles) -una fuerza de seguridad estatal responsable de hacer cumplir los dictados de los tribunales federales- tomara el control policial del Estado, desplazando así a la Mississipi Highway Patrol, que estaba a las órdenes del gobernador Barnett.

PUBLICIDAD

Los Marshals fueron reforzados con efectivos del 503 Batallón de la Policía Militar, la Policía de Fronteras y la Guardia Nacioal de Missisipi, que fue federalizada.

PUBLICIDAD

Tanto el presidente como el fiscal general, su hermano Robert Kennedy, trataron, hasta el último momento, de no hacer uso de fuerzas federales, pero al final no tuvieron más remedio más remedio.

Kennedy, sobre la situación en la Universidad de Mississippi en 1962

El presidente John F. Kennedy en un discurso, que se convirtió en histórico, justificó la intervención con estas palabras:

“Los estadounidenses son libres, en resumen, de estar en desacuerdo con la ley, pero no de desobedecerla. Pues en un gobierno de leyes y no de hombres, ningún hombre, por muy prominente o poderoso que sea, y ninguna turba por más rebelde o turbulenta que sea, tiene derecho a desafiar a un tribunal de justicia”.

“Si este país llegara al punto en que cualquier hombre o grupo de hombres por la fuerza o la amenaza de la fuerza pudiera desafiar largamente los mandamientos de nuestra corte y nuestra Constitución, entonces ninguna ley estaría libre de duda, ningún juez estaría seguro de su mandato, y ningún ciudadano estaría a salvo de sus vecinos”.

PUBLICIDAD

por Carlos Berbell.

Carlos Berbell es director de Confilegal. Periodista, consultor internacional en comunicación y escritor, está especializado en el campo de la justicia, la investigación criminal y la comunicación institucional.