Nace una plataforma que iniciará la batalla legal colectiva de los afectados por las huelgas de Ryanair

Tendrán el asesoramiento jurídico del despacho Cremades & Calvo SoteloActo de presentación de la plataforma EN-COLECTIVO en la sede de Cremades & Calvo Sotelo
|

David contra Goliath. Así define esta iniciativa Diego Maraña, promotor de la plataforma que se presentó ayer en Madrid y que pretende dar voz de forma colectiva en los tribunales a los miles de afectados que dejó la huelga que los tripulantes de cabina de la compañía aérea Ryanair convocaron los pasados 25 y 26 de julio y que amenaza con repetirse el viernes 10 de agosto.

Y es que las consecuencias de la huelga podrían haberse evitado si la compañía hubiera adoptado medidas con aterioridad.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La plataforma denominada EN-COLECTIVO contará con el asesoramiento jurídico del despacho Cremades & Calvo Sotelo y, una vez se vayan sumando los pasajeros afectados, presentará una demanda con la acumulación de todas esas acciones contra Ryanair porque hay que recordar que la demanda colectiva, como tal, no existe en España.

Para Maraña, es fundamental llegar a los afectados y “aunar las fuerzas suficientes que nos permita ir contra una gran monstruo como Ryanair, una compañía que va por libre a costa de los viajeros”.

Por eso, esta plataforma quiere ayudar desde la reclamación conjunta a los perjudicados que “han sufrido situaciones en las que grandes compañías aprovechan precisamente la individualidad de muchos ciudadanos que no reclaman”.

PUBLICIDAD

Teniendo en cuenta que el número de afectados se cifra en 100.000, cuantos más se adhieran a la plataforma, más fuerza adquirirá esta medida para incluso intentar forzar un pacto con la compañía que evitara llegar a la vía judicial, explicaba Vicente Conde, socio de Cremades & Calvo Sotelo y exmagistrado del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional.

Reclamación conjunta

La intención de esta Plataforma, a diferencia de otros mecanismos para iniciar reclamaciones, es ir más allá de lo que establece el Reglamento Europeo 261/2004, que regula derechos mínimos en régimen de pura responsabilidad objetiva, y exigir a la compañía irlandesa el resarcimiento de los daños individuales o materiales, los daños morales y el lucro cesante que ocasionaron  las cancelaciones de más de 400 vuelos durante dos días a miles de viajeros.

PUBLICIDAD

Este planteamiento de realizar una reclamación conjunta va a permitir ejercer una defensa mejor coordinada y con mayor capacidad de negociación. “Analizaremos la casuística individualizada e intentaremos probar documentalmente otros daños”, explicaba Conde.

PUBLICIDAD

Para Maraña, los reembolsos e indemnizaciones que fija la normativa europea son “medidas insuficientes para corregir la sistemática y masiva vulneración de los derechos de los consumidores y que no resuelven el abuso reiterado sobre los usuarios que tienen planificados sus viajes personales o profesionales y a los que la cancelación de un vuelo les puede provocar un daño irreparable”.

“A Ryanair le sale mucho más barato pasarse por el forro los derechos de los pasajeros que cumplirlos y se olvida también de los derechos contractuales”, afirmó Alberto García Ramos, socio director de Cremades & Calvo Sotelo en Galicia.

García Ramos adelantó, además, que el despacho, “en su compromiso con la defensa de los derechos de los ciudadanos está estudiando de forma muy seria impulsar cambios legislativos a nivel de la Unión Europea para impedir que situaciones como las vividas por esta huelga afecten a los usuarios de la manera que lo han hecho”.

Incumplimiento del compromiso contractual

Vicente Conde explicó que lo importante de esta iniciativa es crear el hecho colectivo de queja porque estamos ante un acto generalizado que normalmente queda impune porque cada individuo por separado no da el paso o no es consciente de los derechos que les asisten.

Y, además, del nivel primario del Reglamento donde entrarían todos los afectados que se adhieran a la plataforma, viendo caso por caso se podría reclamar profundizando en la culpa contractual de la compañía “habida cuenta que en relación con los precedentes de alteración de la normalidad y del clima de huelga de los empleados de la compañía, debió tener en cuenta el riesgo de incumplimiento de su compromiso contractual y atenerse a las consecuencias de su materialización en daño”, precisó.

PUBLICIDAD

El despacho basará esta defensa respecto de la determinación del título de la responsabilidad a exigir como del daño a reparar y su extensión.

En cualquier caso, “no reclamaremos algo que podamos perder. Hay que ir a lo seguro”, dijo el exmagistrado.

Adhesión de los afectados

Cualquier persona afectada puede entrar en la web www.en-colectivo.com donde encontrará una sección especial con la información necesaria para poder sumarse a la iniciativa. También puede dirigir un correo electrónico sobre su caso a afectadosryanair@en-colectivo.com.

Maraña dio detalle, además, de que la entrada a la plataforma es gratuita y “nuestros honorarios van a éxito. Es decir, percibiremos un 25% de aquello que consigamos reclamar para cada perjudicado”.