Dimite el presidente de la Diputación de Lérida tras su detención por presunta corrupción

Está investigado por los presuntos delitos de cohecho, fraude en materia de contratación, y blanqueo de capitalesReñé evitó ayer pronunciarse sobre la moción anunciada por ERC contra él; preguntado por este asunto en un acto en la finca de almendros la Devesa, de Maials (Lérida) dijo: "Hablaré de almendras y nada más"./ EP
|

El presidente de la Diputación de Lérida, Joan Reñé (PDeCAT), dimitirá a lo largo de la jornada, una semana después de ser detenido y puesto en libertad con cargos en el marco de una investigación sobre presuntos cobros de comisiones de empresas por adjudicaciones y donaciones a la fundación CatDem, de la órbita de CDC.

Reñé se lo comunicó ayer a los alcaldes de su partido. Según ha informado una de las personas que recibió su mensaje, les dijo que había tomado una decisión dura, pero meditada tras las tensiones externas, pero también de las internas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Les dijo que las “calumnias” que se le imputan son falsas, y les pidió tiempo y confianza.

Según fuentes de la Diputación, anoche se reunió con la dirección nacional del PDeCAT.

El presidente de Diputación de Lérida y alcalde de Fondarella fue detenido el 2 de octubre en el marco de una operación contra una presunta trama corrupta de pago de comisiones a CDC a cambio de la adjudicación de obra pública.

PUBLICIDAD

Está investigado por los presuntos delitos de cohecho, fraude en materia de contratación, y blanqueo de capitales.

Aquel mismo día por la tarde quedó en libertad con cargos.

PUBLICIDAD

En la operación fueron arrestadas un total de 26 personas, que también fueron puestos en libertad.

PUBLICIDAD

Se trata de empresarios y cargos de la corporación provincial, entre ellos la jefa de organización y gestión de la presidencia de la Diputación, Marlen Minguell; el jefe de servicios de vías y obras de la institución, Enrique Regaño; responsables de la empresa MJ Grúas, y dos cargos de carreteras de la Generalitat.

Las actuaciones fueron ordenadas por el Juzgado de Instrucción número 1 de Lérida, a raíz de una querella de la Fiscalía de esa provincia en 2016 por unos hechos que podrían ser constitutivos de diversos delitos contra la Administración pública, especialmente de cohecho y fraude en materia de contratación, así como de blanqueo de capitales.

La investigación se dirige contra una presunta trama corrupta integrada por empresarios y altos cargos de la Diputación de Barcelona que supuestamente adjudicaba irregularmente determinados servicios y obras públicas en la provincia de Lérida, a cambio de comisiones ilegales.

El caso está bajo secreto de sumario.

Tras quedar en libertad, el dirigente del PDeCAt dio una rueda de prensa en la que afirmó que nunca ha recibido comisiones y que no dimitiría porque no ha hecho “nada mal”.

PUBLICIDAD

“Mi conducta personal e institucional ha sido y es irreprochable y nunca he recibido comisiones ni he actuado en beneficio de nadie. Ya lo dije así y aquí hace justamente tres años cuando alguien osó acusarme de hechos falsos”, aseguró.

El pasado sábado, ERC anunció que presentaría una moción de censura contra él si no dimitía de la presidencia.

Ayer, el PSC también avisó a Reñé que apoyaría una moción de censura de cualquier partido que la presente.

La Federación del PSC de las Comarcas de Llérida, Pirineo y Aran pidieron a su grupo en la Diputación que transmitese este mensaje a Reñé.

Fuentes socialistas han explicado que la federación leridana tomó esta decisión porque las cúpulas del PSC y del PDeCAT están de acuerdo en que Reñé tiene que dimitir y que en este contexto se enmarcaría el encuentro que mantuvieron en Lérida este miércoles el presidente de la Diputación y el coordinador del PDeCAT, David Bonvehí.