PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Adolfo Suárez Illana deja la presidencia de ONTIER para dedicarse plenamente a la ‘Fundación Concordia y Libertad’

Primera reunión en Génova de esta entidad, donde el hijo de Adolfo Suárez comunica su deseo de centrarse en la política exclusivamenteAdolfo Suárez Illana fue gestor de la expansión internacional de ONTIER desde 2010.
|

Adolfo Suarez Illana, presidente de ONTIER, cambia la moqueta de los despachos de abogados por la arena política, a la que vuelve. El que fue gestor de la expansión internacional de este bufete español, desde el pasado 2010, con sede corporativa en Londres, ha comunicado que vuelve a la política para centrarse en impulsar la ‘Fundación Concordia y Libertad’.

En el transcurso de la primera reunión del patronato de la entidad celebrada este lunes en Madrid, se ha dado a conocer el nombramiento del presidente, Adolfo Suárez Illana.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pablo Casado ha destacado que la Fundación “será heredera de las fundaciones con tradición en el PP”.

Según Casado, la ‘Fundación Concordia y Libertad’ quiere ser “donde el centro derecha liberal conservador tenga su sitio”, una fundación “con los estudios económicos que abanderó FAES, la profundización en las instituciones de la ‘Fundación Cánovas del Castillo’, la vertiente internacional atlantista de la ‘Fundación Popular Iberoamericana’ y el estudio de las políticas públicas de solidaridad, Estado del bienestar y cooperación internacional de la ‘Fundación Humanismo y Democracia’”.

Ejemplo de concordia

En este sentido, Pablo Casado se congratula de poder contar con Adolfo Suárez Illana, “porque no hay nadie en España que pueda ejemplificar con un legado personal, con ejercicio profesional y político brillante esas dos palabras: la concordia -sinónimo de su padre, el presidente Suárez- y la libertad -principio fundamental para el que el PP siempre ha consagrado su existencia democrática y de servicios a los españoles”.

PUBLICIDAD

Por todo ello, considera  “muy pertinente” la creación de la ‘Fundación Concordia y Libertad’, en el marco del 40º aniversario de la Constitución Española de 1978, el de “convivencia, concordia y libertad que más ha servido a los españoles”.

PUBLICIDAD

Suárez Illana es abogado de profesión y ha desarrollado parte de su vida laboral en el mundo de la política. Como hijo de Adolfo Suárez –uno de los principales artífices de la Transición Española–, su testimonio, su voz y su experiencia vital son fundamentales en la labor que llevará a cabo en esta Fundación. Asume el reto de trasladar a la sociedad española el consenso y la concordia que caracterizaron a la Transición.

PUBLICIDAD

Hay que servir a la sociedad

El recién nombrado presidente de Concordia y Libertad, Adolfo Suárez Illana, ha definido esta nueva fundación como “una transición desde Humanismo y Democracia a este nuevo instrumento que, si bien es del Partido Popular, no es para el Partido Popular, sino para el servicio a la sociedad”.

En este contexto, Suárez Illana ha anunciado que deja formalmente toda su actividad para dedicarse por entero a la presidencia de la Fundación, porque cree que es la mejor manera de colaborar con la sociedad especialmente en un momento en el que considera que la concordia y la libertad -tal y como se concibieron en la Transición- están amenazados.

“Fundación de Fundaciones”

Desde el Partido Popular se quiere que la nueva ‘Fundación Concordia y Libertad’ se convierta “en el mejor foro de debate de ideas modernas e innovadoras de servicio público”, recogiendo las propuestas de los ciudadanos en las próximas elecciones municipales, autonómicas, europeas y generales.

Otro encargo realizado por Casado a esta Fundación es “recuperar los seminarios y puertas abiertas a los mejores expertos en todos los ámbitos: debates jurídicos, constitucionales, defensa, interior, medioambientales, revolución digital, fiscalidad, pensiones, política sanitaria, etc.”.

“Se trata de seguir haciendo política con mayúscula, porque estos debates siempre han tenido su traslación a políticas eficaces de Gobierno, con creación de empleo, crecimiento, prestación de servicios públicos y prestigio internacional”, apunta el presidente del PP.

PUBLICIDAD

Y es que la ‘Fundación Concordia y Libertad’ nace vinculada al Partido Popular y a sus valores y espíritu, pero con la vocación de incluir a personas alejadas de la órbita política, y de los principios e ideología del partido.

Según ha podido saber CONFILEGAL, la actividad de la nueva Fundación estará centrada en cuatro áreas de especial interés: Publicaciones; Formación e Investigación; Institucional y un Observatorio Económico. Dentro del área de Publicaciones, está previsto poner en marcha una revista, de periodicidad bimensual, y una colección de libros. También la publicación de ensayos sobre pensamiento político y cultural.

En cuanto a la Formación e Investigación, la Fundación pretende ser el corazón intelectual e ideológico del Partido Popular y se centrará en tres áreas: Cuarta Revolución Industrial; Sociedad del Bienestar y Economía e Historia de España. Además, se encargará de dar formación a los candidatos, con una escuela permanente a la que podrán acudir todos los cargos del partido.

En tercer lugar, el área Institucional creará mesas de trabajo permanente sobre temas de actualidad y foros de debate. Las relaciones con la sociedad civil y las actividades culturales no políticas, también serán clave en esta área y servirán para abrir el partido a la sociedad. La Fundación nace también con una clara vocación internacional con el propósito de dar a conocer y trasladar fuera de nuestras fronteras el espíritu y los valores que caracterizaron la Transición Española.

Por último, el Observatorio Económico elaborará el “Informe Anual del Futuro de la Economía Española”, un documento en el que reflexionará sobre el futuro de la economía española y de las administraciones públicas en el contexto de las nuevas tecnologías.