PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Garrigues aumenta el número de socias de 46 a 48, de un total de 300 socios en todo el mundo

Dos expertas en derecho tributario, nuevas socias del despacho más grande de Europa desde el 1 de enero próximo Blanca Angel Barberán y Carmen Mata, las dos nuevas socias de Garrigues. Garrigues.
|

El despacho más grande Europa organizó recientemente su Junta de socios en la que a partir del 1 de enero habrá 300 socios repartidos en 13 países. Se han promocionado 15 nuevos socios. Dos de ellos son mujeres, Blanca Ángel Barberán y Carmen Mata, lo que elevará el número actual de socias de 46 a 48 a partir de enero, cuando se incorporen a su nuevo estatus de forma efectiva.

Aunque sólo suponen una sexta parte del total de socios, muestra el compromiso de Garrigues por dar más presencia a las mujeres en su sociatura.

PUBLICIDAD

Ambas abogadas llevan muchos años en el despacho y este ascenso profesional viene dado por su trabajo y esfuerzo en las oficinas de Valencia y Madrid donde habitualmente desempeñan su trabajo como expertas en derecho tributario.

PUBLICIDAD

De los 15 nuevos socios, 12 ejercen en España y 3 en las oficinas del despacho de Bruselas, Bogotá y Lima.

Desde esta firma, Lourdes Ramos, directora General de Recursos Humanos del despacho, señala que la promoción de la igualdad de oportunidades y la objetividad en las promociones son piezas clave de la política de recursos humanos de Garrigues y para ir eliminando esta brecha a nivel de socios/ socias en la firma.

PUBLICIDAD

También nos indica que “tradicionalmente, Garrigues ha apostado por la promoción interna y así sigue siendo. Ahora bien, cuando es necesario porque se lanzan nuevas líneas de servicio o se abren oficinas internacionales valoramos fichar talento externo. Pero es importante que comparta nuestros valores y cultura”.

Hace ya diez años, en 2008, el bufete fue pionero en en el sector al lanzar su ‘Primer Plan de Igualdad’, que renovaron en 2017. Año a año, han ido lanzando nuevas medidas, como el ‘Plan Garrigues Optimum’, que permite a las personas que prestan servicios en el despacho disfrutar de una reducción de jornada durante dos años tras la finalización del permiso de maternidad/paternidad sin merma de la retribución.

Ramos señala que “la igualdad es uno de los principios por los que se rige el despacho y esto se traduce en todos sus procesos y políticas: en los procesos de selección, evaluación del desempeño, formación y promoción de sus profesionales”.

PUBLICIDAD

Además,  destaca que “a lo largo de los años hemos ido implantado distintas medidas que contribuyen a fidelizar el talento. También el ‘Programa de Mentoring’ apoya a las mujeres profesionales proporcionándoles las herramientas que favorecen su desarrollo en la firma”.

Entre los socios responsables de área del despacho, varias son mujeres en la actualidad: Rosa Zarza (Laboral), Mónica Martín de Vidales (Mercantil) y Carolina Pina (Propiedad intelectual e industrial).

PUBLICIDAD

Dos expertas en fiscalidad

Blanca Ángel Barberán es asociada principal de la práctica del área fiscal de la oficina de Valencia. Cuenta con una dilatada experiencia en el asesoramiento tanto de grupos multinacionales, como de empresas familiares, en las áreas de reorganizaciones empresariales, fusiones y adquisiciones y planificación fiscal internacional.

Asimismo ha asesorado a clubes deportivos y entidades financieras. Y de manera recurrente en proyectos de internacionalización de empresas españolas, incluyendo el asesoramiento especializado en materia de IVA en el comercio internacional.

En su primera declaración pública a un medio realizada a Confilegal, reconoce que la noticia de ser socia de Garrigues “la recibió con mucha ilusión y ganas de enfrentarse a esta nueva etapa profesional”. Es consciente de que su vida va a sufrir algunos cambios porque esta etapa “sin duda implica una mayor responsabilidad y una especial involucración en el funcionamiento y desarrollo del despacho, pero intuyo que en el día a día no va suponer un gran cambio».

Respecto a los sacrificios para llegar a esta sociatura, Blanca Angel explica que «como yo siempre digo esta profesión es un estilo de vida y a los que nos gusta lo que hacemos no tenemos la sensación de estar haciendo sacrificios. Dicho esto, no cabe duda de que es un trabajo exigente”.

Sobre las medidas para mejorar la presencia de mujeres en puestos claves de la abogacía indica que “tengo la suerte de formar parte de un despacho que desde hace años ha apostado por fomentar la igualdad, apoyando el desarrollo del talento femenino. En los últimos años se han implantado varias medidas que aportan flexibilidad en los momentos en que es necesario, y visibilidad. Estoy convencida de que este tipo de iniciativas se generalizarán en el sector durante los próximos años”.

PUBLICIDAD

Respecto a los consejos que da a otras mujeres que ahora llegan a la abogacía, nuestra interlocutora señala que le gusta pensar que las mujeres que se inician ahora en la abogacía «viven ya en un entorno distinto y no van a necesitar consejos «especiales» para desarrollar su carrera”.

Y resalta también que la abogacía es una profesión que «aúna tanto el crecimiento personal como la promoción a través de la meritocracia, por lo que si les gusta dedicarse a esto, las posibilidades de desarrollo son enormes».

La otra nueva socia de Garrigues es también experta en derecho tributario. Carmen Mata of counsel de la oficina de Madrid.

Posee una dilatada experiencia en materia tributaria, especialmente en los sectores bancario, financiero y de seguros. Asimismo, ha participado en diversas operaciones de M&A de capital riesgo.

Ha participado asimismo activamente en el análisis y diseño de productos financieros.

Para Mata, que también es diplomada en ciencias empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE, E-1), llegar a la sociatura de Garrigues es una gran noticia.

También en sus primeras declaraciones como socia a un medio, señala que “en el despacho progresivamente vas asumiendo nuevas responsabilidades y nuevos retos, si bien no creo que mi vida como profesional cambie mucho en el corto/ medio plazo”.

En cuanto a los sacrificios personales para llegar a la sociatura, nuestra entrevistada señala que “creo que he conseguido un verdadero equilibrio entre ambas facetas, la profesional y la personal, que ha requerido y requiere un gran esfuerzo en todos los sentidos. Hace tiempo que mi máxima es no hacer sacrificios innecesarios”.

Sobre las medidas que implementaría para mejorar la presencia de mujeres socias en la abogacía reconoce que “no son distintas de las que deben implementarse en otras profesiones. De hecho, el despacho se ha ido adaptando a los nuevos tiempos con medidas concretas muy eficaces, proporcionando además una gran flexibilidad en el trabajo, que es tan valiosa”.

Respecto a  qué consejos les daría a otras mujeres que se inician ahora como abogadas, Carmen Mata destaca que cree  «firmemente» en la política del esfuerzo. «Todo lo que vale la pena requiere mucho trabajo y también tiempo, a lo que debe añadirse una gran dosis de ilusión. Hay que mantener siempre las ganas de mejorar, de tener nuevos retos y de disfrutar con lo que hacemos”.