PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Buen comunicador, con experiencia en equipos y líder no agresivo, el perfil de ‘compliance officer’

Los head hunter buscan estos expertos desde la última reforma del Código Penal del 2015 para gestionar el cumplimiento normativo de las empresas
|

Los procesos de selección de ‘compliance officer’ (responsable de  cumplimiento normativo) en las firmas de cazatalentos o head hunter ya son una realidad. La última reforma del Código Penal del 2015 y la última normativa financiera que obliga a las empresas del sector, financieras y aseguradoras, ha hecho que estas entidades cuenten con un profesional que gestione los riesgos  y diseñe el programa de cumplimiento normativo para evitar cualquier ilícito penal.

Por vez primera en mucho tiempo, tres expertos en selección de directivos: Sancho Peña, socio de Page Executive, Luis Díaz. principal de Tax & Legal Compliance en Morgan Philip Hudson Executive Searcg y Silvia Pérez Navarro, socia directora de Iterlegis, moderados por Alain Casanovas, director Técnico del IV Congreso de Compliance debatieron este jueves sobre esa figura, sus procesos de selección, competencias y remuneraciones.

PUBLICIDAD
Sancho Peña, de Page Executive, Luis Díaz, de Morgan Philip Hudson, Silvia Pérez Navarro, de Interlegis y Alain Casanovas, director técnico del Congreso, moderador.

Como señaló Pérez Navarro, “la sociedad está pidiendo a las empresas que sean responsables y que sepan gestionar bien sus riesgos. En este escenario el papel del responsable de cumplimiento o ‘compliance officer’ es clave”. En un principio, sectores financieros, farmacéuticos o regulados abrieron brecha con la contratación de estos profesionales que ahora mismo se ha extendido a otros sectores de la actividad económica.

PUBLICIDAD

No podemos olvidar que la ley obliga a tener un sistema de cumplimiento normativo y a un profesional con jerarquía en la empresa que se encargue de mantenerlo actualizado. Eso ha hecho que no solo multinacionales ubicadas en España o empresas del IBEX, sino también algunas pymes de cierto tamaño se hayan puesto a la búsqueda de ese profesional que les ayude a gestionar esos riesgos y a mantener su reputación intacta.

Mientras que en las pymes hablamos de perfiles, en empresas mayores, ese profesional se integra en los llamados organismos de cumplimiento donde trabaja con otros expertos.

PUBLICIDAD

Ese perfil ha ido evolucionando, según explican estos expertos en selección.

A juicio de Díaz, al  principio las búsquedas eran de perfiles muy jurídicos, pero a medida que ha ido evolucionando la actividad de cumplimiento en las empresas se pide otro tipo de perfil que no es cien por cien legal.

«En esos inicios era habitual que el director jurídico de la empresa lo fuera de cumplimiento, ahora con los riesgos más sofisticados algunas empresas han diversificado y buscado hueco para estos profesionales, que reportan directamente a la dirección general de la firma».

PUBLICIDAD

Los tres expertos coincidieron en que son procesos de selección algo diferentes a los habituales.

“A veces los clientes te presentan candidatos, que no siempre aceptamos porque no sabemos qué relación tiene la empresa con ellos y puede contaminar el proceso”, apuntó Peña.

PUBLICIDAD

Para Pérez Navarro, “en otras ocasiones se involucran mucho desde el director general de la compañía al director jurídico, no en vano hablamos de un profesional que en su cometido puede derivarse responsabilidades penales y civiles”.

También reconocieron en sus intervenciones que la búsqueda la realiza la empresa, por encima de los despachos de abogados. En cuanto a la remuneración puede ir de los 100.000 brutos anuales a los 150.000 en determinados entornos multinacionales.

Según Peña en esta actividad no siempre las empresas ofrecen sueldos tal altos. “Las ofertas suelen estar entre 90.000 y 120.000, también con una parte variable por incentivos y objetivos que se logren”, aunque en empresas pequeñas la horquilla va de 40.000 a 60.000 brutos anuales. En estos perfiles se valora la experiencia demostrable en este tipo de puestos de responsabilidad.

En cuanto a la fórmula para salir airosos de la entrevista, estos caza talentos recuerdan que lo importante es ser creíble y buen comunicador en los encuentros que tenga con la empresa que le está seleccionando.

“Es muy importante tener dotes de comunicación, no ser ambiguo y poder demostrar a quien te seleccione que podrías ocupar ese puesto sin demasiados problemas”, opina Peña.

PUBLICIDAD

“Esa credibilidad y demostrar que puedes resolver situaciones complicadas tiene que verse en esa entrevista. Es fundamental que quien te seleccione piense que eres el candidato ideal”, destacó Díaz.

Sobre ese perfil de candidato de ‘compliance officer’, las empresas reclaman que sea un buen comunicador. Debe también tener dotes de negociación y liderazgo no agresivas y saber trabajar en equipo. “Una persona con iniciativa que debe conocer bien la empresa y saber que tiene que reportar a la dirección de la empresa y a veces tomar decisiones difíciles”, apuntó Pérez Navarro.

En opinión de Díaz un perfil internacional con experiencia en el puesto puede ser un aliciente para la empresa contratante mientras que Peña insiste en el perfil de comunicador con dotes para resolver situaciones difíciles.