PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

1.707 Jóvenes curados de su adicción a las tecnologías en la Comunidad de Madrid

El Servicio de Atención en Adicciones Tecnológicas es un centro pionero que desde abril ha ayudado a más de 1.500 familias
|

7,6 millones de españoles se reconocen adictos al móvil . La cifra entre adolescentes no para de crecer. Es esperanzador que en la Comunidad de Madrid, 1.707 familias con adolescentes adictos a las redes sociales y a los videojuegos hayan encontrado solución al problema.

El pasado mes de abril, la entonces presidenta Cristina Cifuentes promovió el Servicio de Atención en Adicciones Tecnológicas regional. Un centro pionero y especializado donde se manejan las herramientas necesarias para tratar a menores, de entre 12 y 17 años, de una adicción tan nueva y compleja.

PUBLICIDAD

Sólo desde su puesta en marcha hace ahora nueve meses, la Comunidad de Madrid ha logrado combatir este problema en 1.707 familias con adolescentes «enganchados»a la red.

PUBLICIDAD

ÁNGEL GARRIDO VISITA ESTE CENTRO PROMOVIDO POR CRISTINA CIFUENTES

El presidente regional, Ángel Garrido, ha querido comprobar las terapias que allí se siguen visitándolo este miércoles.

«El Gobierno regional quiere, de esta manera, contribuir a prevenir, mejorar y dar respuesta a la utilización inadecuada o abusiva de las nuevas tecnologías entre los jóvenes madrileños, en un momento en que estas han transformado radicalmente nuestra manera de relacionarnos. Se trata de una responsabilidad que nos incumbe al conjunto de la sociedad, puesto que vincula a la Administración y a la propia familia”, señaló  el presidente.

PUBLICIDAD

En los nueve meses desde su apertura ha atendido a un total de 2.386 usuarios, entre familias con hijos adolescentes (el 71,5 %) y profesionales que trabajan con niños y adolescentes (el 28,4 % restante, 679 personas) a través de formación y actividades divulgativas.

Esta iniciativa fue anunciada el pasado mes de septiembre del 2017 por la que era entonces  presidenta autonómica madrileña,Cristina Cifuentes quien explicó que contaría con un presupuesto inicial de 330.323 euros y que tendría  seis terapeutas y un coordinador, aunque la plantilla y los horarios de funcionamiento se han ido modificando en función de la demanda.

LOS CHICOS PRESENTAN UNA DEPENDENCIA MÁS SEVERA QUE LAS CHICAS A LOS VIDEOJUEGOS Y REDES SOCIALES

El presidente regional, durante su visita, pudo  conocer de primera mano el trabajo que realizan los profesionales en sus diferentes tratamientos de adicción a las nuevas tecnologías (cinco psicólogos –uno de ellos además coordinador– y dos educadores sociales especializados en familia y adolescencia)

PUBLICIDAD

 “El auge de las nuevas tecnologías nos obliga a estar alerta, ya que si bien tienen un gran potencial educativo, comunicativo y de ocio, su uso inadecuado puede ocasionar también desde aislamiento social y bajo rendimiento escolar hasta incluso la propia pérdida de identidad”, destacó  Garrido.

Esta actividad  dispone de un servicio de prevención y otro de tratamiento especializado. En él se analiza y evalúa la conducta de los adolescentes y la interacción que les provoca el uso de las tecnologías en su vida cotidiana Su grado de pérdida de control, si interfiere en las actividades escolares, en las relaciones sociales y familiares e, incluso, si afecta a su propio cuidado.

PUBLICIDAD

Entre las situaciones más atendidas está la dependencia severa de los videojuegos y de las redes sociales, siendo los adolescentes varones los que presentan una sintomatología más severa que las chicas.

LA INFELICIDAD AUMENTA TRAS MÁS DE UNA HORA ENGANCHADOS A LA PANTALLA

Según algunos estudios sobre este asunto, profesores de la Universidad Estatal de San Diego (California) afirmaron  que el nivel de infelicidad se incrementa de forma constante en los adolescentes que pasan más de una hora diaria enganchados a la pantalla.

Otro estudio  a nivel europeo indicaba  que en 2013, España fue, junto con Rumanía y Polonia, el lugar de Europa con más riesgo de abuso de las nuevas tecnologías. Y en Madrid, el 15,5 por ciento de los menores de entre 14 y 17 años duermen mal por el abuso del móvil y videojuego.

«GUÍA PARA APRENDER A CONVIVIR CON EL MÓVIL»

El presidente de la Comunidad presentaba al mismo tiempo  la guía para “Aprender a Convivir con el Móvil”, un manual dirigido a toda la familia y que viene a completar las otras tres guías presentadas recientemente sobre el acoso en las redes sociales –ciberbullying-, la adicción a los videojuegos o el abuso de las pantallas digitales, para fomentar desde la Comunidad “el aprendizaje de un empleo adecuado” de las nuevas tecnologías, resaltó Garrido.

Las cuatro guías están editadas dentro de la colección de publicaciones “La Familia Cuenta” y se suman a las 14 anteriormente publicadas.

PUBLICIDAD

Se trata de una colección editada por la Comunidad donde se ofrece asesoramiento e información sobre todas las cuestiones relevantes que puede vivir cada familia madrileña, la crianza de los hijos, la etapa de la adolescencia, la pérdida de un ser querido o los problemas y trastornos alimenticios.

Estas guías se enmarcan en el objetivo del Gobierno regional de aumentar el bienestar a la infancia en la Comunidad de Madrid y de ayudar a las familias en la educación de sus hijos, “una de las señas de identidad de esta legislatura, que impregna toda la acción de Gobierno”, ha destacado el presidente regional.

LA ESTRATEGIA DE APOYO A LA FAMILIA DE LA COMUNIDAD DE MADRID CUENTA CON 288 MEDIDAS CONCRETAS Y UN PRESUPUESTO DE 2.696 MILLONES DE EUROS

Con un carácter transversal y la implicación de diferentes consejerías, se estructura en siete líneas estratégicas en ámbitos tan importantes como la protección de los derechos básicos, la educación, la fiscalidad, la vivienda, el transporte o los servicios sociales.

Además, la Comunidad de Madrid cuenta con un Plan de Infancia y Adolescencia, con 230 medidas y un presupuesto de casi 1.989 millones de euros, en el que se recogen medidas concretas para cuidar, proteger y velar por los niños y jóvenes madrileños, futuro de nuestra región, en todos los ámbitos de su vida: educativo, sanitario, cultural o socia.