PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Diez aspectos que debe considerar un «Compliance Officer» que realice su labor en cualquier entidad financiera

Gloria Hernández, socia de FinReg y Patricia Gabeiras, de Gabeiras & Asociados, explican los diez aspectos fundamentales que debe conocer un responsable de cumplimiento normativo para realizar su labor.
|

En un marco global como el que vivimos , el sector financiero, se ha convertido en una de las actividades más reguladas que otras actividades económicas existentes . A las exigencias de las legislaciones nacionales se ha unido ahora el tener que adaptarse a directivas europeas como MIFID o MIFID II que extreman los controles de dichas entidades financieras.

La directiva MiFID se incorporó al texto refundido de la Ley del Mercado de Valores (“TRLMV”), tras la aprobación por el Consejo de Ministros el pasado 28 de septiembre de 2018, del Real Decreto-ley 14/2018, de 28 de septiembre, por el que se modifica el texto refundido de la Ley del Mercado de Valores, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2015, de 23 de octubre (el “RDL”).

PUBLICIDAD

En su capítulo V “requisitos generales de organización interna y normas de funcionamiento” (artículos 193-194) contiene el marco jurídico de la función de cumplimiento. Está pendiente de desarrollo reglamentario

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo, los principios de actuación de los «Compliance Officers» se recogen en la Circular 1/2014, de 26 de febrero, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, sobre los requisitos de organización interna y de las funciones de control de las entidades que prestan servicios de inversión.

Hace unos días se puso en marcha la Primera Edición del Título de experto en Cumplimiento Normativo en los Mercados Financieros.

PUBLICIDAD

Se trata de un programa superior acreditado por la Universidad Carlos III y BME (Bolsas y Mercados Españoles) en colaboración con el despacho de abogados Gabeiras & Asociados.

La participación de Bolsa y Mercados Españoles en la organización del curso permite contar con profesores experimentados del sector. El plantel de 13 profesores incluye reconocidos catedráticos de la Universidad Carlos III, expertos en regulación financiera como Gloria Hernández, Patricia Gabeiras y María Gracia Rubio, además de profesionales en activos como Compliance Officer en instituciones financieras.

Gracias a la colaboración conjunta de juristas comoPatricia Gabeiras, socia directora de Gabeiras & Asociados  y Gloria Hernández, socia de FinReg y  vocal de la Asociación Española de Compliance (ASCOM) conocedoras del entorno financiero, hemos podido  definir los diez aspectos que debe considerar un compliance officer que trabaje a nivel financiero  :

PUBLICIDAD

1. – Estar al día de la regulación

Fácil decirlo, difícil hacerlo. Los mercados financieros se encuentran en constante cambio y están sufriendo una auténtica avalancha regulatoria. Sólo por enumerar algunas normas pensemos en MiFID, MAR, SFTR, EMIR, Benchmarks…

Un «Compliance  Officer» debe poder identificar estas nuevas regulaciones y analizar qué nuevas obligaciones imponen a su entidad o cómo van a impactar en la forma de operar en los mercados. Asimismo, el «Compliance Officer» mantendrá una comunicación fluida con los reguladores (CNMV, Banco de España, etc.) recabando toda la información que en el ámbito de sus funciones le sea solicitada.

PUBLICIDAD

2.- Comprender las expectativas del supervisor

El responsable de cumplimiento normativo es el interlocutor más cercano a los distintos organismos supervisores (CNMV, Banco de España o Banco Central Europeo, DGSFP) y debe preocuparse por mantener una interlocución con ellos que permita, de una parte, asegurarse de que el supervisor comprende su negocio y de otra que el propio responsable es consciente de lo que el supervisor espera de su organización.

3.- Conocer en profundidad el negocio de su entidad

Para poder asesorar y controlar las actividades lo primero es conocerlas y comprenderlas. La única forma de detectar riesgos y posteriormente establecer controles es la comprensión del negocio por ello debe mantener entrevistas frecuentes con los directores de áreas y asegurarse de que comprende los servicios y productos.

Asimismo, el consejo de administración y la alta dirección de las entidades financieras se asegurarán que el «Compliance Officer» tenga las competencias, conocimientos y experiencia suficiente para ejercer sus funciones.

También esta figura deberá controlar que la entidad actúa en el mejor interés del cliente gestionando adecuadamente los conflictos de interés tan marcados en la práctica de las entidades financieras.

4.- Contar con formación adecuada

Por la complejidad y dinamismo de los mercados financieros así como por las múltiples normas que les afectan es necesario que el responsable de cumplimiento normativo siga cursos de formación y especialización para estar al día de las novedades y tendencias.

PUBLICIDAD

En este sentido, el ya mencionado Título de experto en Cumplimiento Normativo en mercados financieros organizado por la Universidad Carlos III, BME y el despacho de abogados Gabeiras & Asociados al igual que otros especializados en esa materia son muy útiles porque proporcionan  las herramientas y conocimientos necesarios para esta figura en el mercado financiero.

5.- Desarrollar  una red de contactos en el mundo del Compliance de forma proactiva

Conocer cómo abordan los retos otros «Compliance Officers» de compañías similares y compartir experiencias es clave. Para ello es importante hacer una red de contactos. La pertenencia a una asociación de Compliance puede ser un buen mecanismo para facilitar estos contactos.

6.- Crear una relación fluida con el Consejo de Administración de esa empresa

Éste es el responsable último de garantizar el cumplimiento dentro de una compañía, por ello, el canal de interlocución entre el consejo y el responsable de cumplimiento normativo debe estar operativo. Sin ese apoyo la actividad que se quiera desarrollar de cumplimiento normativo no será posible.

7. – Disponer de  herramientas informáticas que ayuden en su labor

Cada vez más el «Compliance Officer» debe utilizar tecnología para desarrollar su trabajo al igual que ocurre con los restantes puestos dentro de la organización.

8. – Estar especialmente alerta en caso de nuevas líneas de servicios, incorporación de nuevo equipo directivo u operaciones societarias 

Son en esos momentos donde surgen nuevos riesgos y el responsable de cumplimiento normativo debe estar especialmente atento para velar que las novedades se incorporan adecuadamente.

9. – Convertirse en asesor de confianza de los directores de las líneas de negocio

Un «Compliance Officer» puede estar seguro de que está haciendo bien su trabajo cuando los directores de negocio le consultan y están interesados en conocer su opinión sobre operaciones o proyectos. Si esto ocurre significa que la compañía tiene una buena cultura de cumplimiento.

10.-  Tener paciencia. Generar una cultura de cumplimiento no se logra en un día, es un camino largo

Se trata de convencer a negocio de que hacer las cosas de forma «compliance» es a medio-largo plazo más sostenible y mejor para la compañía. Esto es una tarea que puede llegar a ser ardua pero acaba dando sus frutos.