PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La reforma penal aprobada en el Senado castigará con cuatro años de cárcel la huida del conductor del lugar del accidente

Pleno del Senado. Senado.
|

El Pleno de la Cámara Alta ha aprobado hoy, por mayoría, esta  Proposición de Ley Orgánica sobre la imprudencia en la conducción de vehículos a motor o ciclomotor y sanción del abandono del lugar del accidente.

Es la última norma aprobada antes de que se disuelvan las cámaras.

PUBLICIDAD

La iniciativa ha contado con 222 votos a favor, 17 en contra y ninguna abstención.

PUBLICIDAD

El texto estuvo presidido por un alto grado de consenso a su paso por el Senado, puesto que solamente Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea presentó 10 enmiendas, que fueron rechazadas.

Después de tres duros años de negociaciones con los partidos políticos y de intensos debates parlamentarios quedaba  este martes aprobada en el Senado la reforma del Código Penal a través de una Propuesta de Ley Orgánica sobre las imprudencias en la conducción y  sobre el abandono del lugar del accidente

PUBLICIDAD

La reforma, que  entrará en vigor un día después de su publicación en el BOE devuelve a las víctimas a los procesos penales que ahora serán juicios rápidos, como antes de la reforma del 2015 del Código Penal que realizó el Ministro Rafael Catalá con el ánimo de desatascar los juzgados pero que realmente genero problemas en las víctimas que pasaron a la via civil con cierta desprotección.

Este martes, como lo han mencionado los senadores Juan Luis Soto del PSOE, Tomas Marcos por Ciudadanos y Joel Delgado del PP “se ha gestado una reforma que pedía la sociedad civil en materia de seguridad vial y que castiga la falta de solidaridad por parte del causante para con las víctimas del mismo, peatones, ciclistas y conductores de vehículos implicados”.

En las gradas del Senado, víctimas de accidentes de tráfico encabezadas, asociaciones de ciclistas, abogados como Alfonso Triviño o Francisco Parrés y el protagonismo especial de Anna Gonzalez, impulsora de la plataforma #PorunaLeyJusta” que ha estado peleando por esta reforma casi tres años. “Es importante que esta reforma cuaje para que lo que le ha pasado a mi marido, atropellado por un camión, no vuelva a pasar a nadie y quede impune”, señalaba Gonzalez.

PUBLICIDAD

En sus primeras declaraciones en el Senado, esta joven viuda que ha liderado el movimiento ciudadano para impulsar esta reforma penal,  abrumada por los diferentes medios de comunicación que seguíamos la votación de la citada propuesta  confesaba tener un sentimiento agridulce en esos momentos.

“Es una buena noticia que la reforma haya salido adelante. Estoy convencida que se salvarán muchas vidas pero por desgracia nadie va a lograr que Óscar, mi marido, vuelva conmigo”.

PUBLICIDAD

González, que ha logrado recoger más de 326.000 firmas, señalaba en Madrid pocas horas antes de que se aprobara la reforma penal en el Senado que “hoy es un gran día” porque los ciudadanos se sentirán más protegidos cuando sufran un accidente de tráfico, ya sean conductores, peatones, motoristas, ciclistas o cualquier usuario de las vías.

Todos los intervinientes en este último debate han destacado el papel de la sociedad civil en esta reforma y el de Anna Gonzalez de forma especial.

Y coincidieron en la necesidad que desde la Dirección General del Tráfico se ponga en marcha la correspondiente campaña de concienciación para que los ciudadanos conozcan esta reforma penal y sus consecuencias, que ahora serán de cárcel en el caso de abandono del lugar del accidente

Más seguridad jurídica a las víctimas

Todos los intervinientes en este último debate subrayaron  que la normativa aprobada este martes en el Pleno adapta el Código Penal a lo que ya aplicaba la Fiscalía y la jurisprudencia sobre seguridad vial, a raíz de la Circular 10/2011 de la Fiscalía General del Estado.

Siempre se reputará como imprudencia grave, bien con resultado de muerte o lesiones, la conducción con exceso de velocidad (60 u 80 kms/h, según sea vía urbana o interurbana) o bajo la influencia de alcohol, drogas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, consideradas cada una de ellas aisladamente, señala el texto.

PUBLICIDAD

Respecto a esta reforma del Código Penal hay dos aspectos fundamentales que han destacado los participantes  en el debate. En primer lugar, la vulnerabilidad que tienen los ciclistas y peatones, expuestos siempre a cualquier imprudencia. Y, en segundo lugar, la incansable lucha

que ha mantenido Ana González, cuyo marido fue atropellado mortalmente por un camión, cuyo conductor se dio a la fuga. “Ana llevó a cabo una campaña titulada #Porunaleyjusta#, que exigía lo que precisamente se regula con esta reforma”, ha indicado.

Con esta reforma, las  penas por las imprudencias al volante, en especial las derivadas del exceso de velocidad y el consumo de alcohol y drogas, se agravarán, y será delito el abandono del lugar del accidente por parte de conductor que lo haya causado.

Las imprudencias menos graves con lesiones leves pasarán a castigarse por la vía penal y no por la administrativa como hasta ahora

La proposición también establece que la muerte de varios ciclistas o peatones pase a estar penado con hasta nueve años de prisión en lugar de cuatro. Y las imprudencias menos graves al volante con resultado de lesiones leves, según el texto, pasarán a castigarse por la vía penal y no por la administrativa como hasta ahora.