PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El español Borja Brañanova logra la primera custodia compartida en un país árabe

La Audiencia de Dubai dictó el pasado febrero por primera vez una sentencia a favor de la custodia compartida, que ahora ha sido ratificada por el SupremoBorja Brañanova lleva tres años luchando por el derecho a que sus hijos conozcan a su familia española y se aplique la ley española puesto que él y sus hijos son españoles.
|

Un asturiano, Borja Brañanova, ha conseguido la primera custodia compartida en Dubai (Emiratos Árabes Unidos).

Después de tres años de litigios, la Audiencia de Dubai dictó el pasado febrero por primera vez en su historia una sentencia a favor de la custodia compartida. Se utilizó el Código Civil español.

PUBLICIDAD

El fallo fue recurrido por ambas partes. La madre perseguía anular el juicio y comenzar un nuevo proceso, mientras que el padre solicitó revisar la distribución de gastos y la implementación de «un plan parental lógico».

PUBLICIDAD

El pasado 19 de celebro se celebró la vista de casación, y ahora el Supremo ha ratificado esta histórica sentencia, según ha podido saber Confilegal.

Brañanova es ingeniero de minas y lleva 15 años en Emiratos Árabes trabajando para la misma multinacional alemana que le desplazó a Dubai. Su carrera profesional comenzó en España en esa empresa hace casi 20 años.

PUBLICIDAD

En Dubai conoció a una sudafricana con la que se casó en 2013, el día de San Valentín. La pareja tuvo dos hijos, Sebastián y Olaya Brañanova, de cinco y tres años, respectivamente, que tienen la nacionalidad española.

El matrimonio, mixto no musulmán, finalmente se disolvió. En junio de 2015, la mujer presentó una demanda de divorcio en Dubai y el caso recayó en el juzgado islámico de Sharia.

Si el tribunal hubiera dado la razón a la madre, Borja Brañanova sólo podría haber visto a sus hijos en un centro de visitas un máximo de tres horas a la semana.

PUBLICIDAD

Además, los pequeños ya no podrían viajar a España hasta que fueran mayores de edad, pese a tener la nacionalidad española.

Borja Brañanova emprendió hace tres años una cruzada para poder ir a Asturias de vacaciones con sus hijos y dar cumplimiento «al derecho de los niños a relacionarse con sus abuelos y parientes en sus países de origen, a conocer su cultura y, en definitiva, su identidad».

PUBLICIDAD

En tres ocasiones ha pedido poder viajar a España unos días con ellos, la última en las pasadas navidades, pero ha sido rechazado.

Sin embargo, el tribunal sí había autorizado que los niños viajaran con su madre a Sudáfrica, dos veces.

Isabel Winkels, socia-directora  del bufete Winkels Abogados de Madrid, ha detallado en Confilegal este procedimiento.

Winkels Abogados ha asesorado sobre la aplicabilidad de la ley española al divorcio, pese a que la competencia la tienen los tribunales de Dubai.

Según informa Isabel Winkels, la demanda de divorcio recayó en el juzgado de Dubai EAU, juzgado islámico de Sharia.

PUBLICIDAD

Antes de presentar la demanda, la esposa pidió a Borja Brañanova que firmara la capitulación de sus bienes en el marco de un testamento en Emiratos Árabes Unidos.

Además, le propuso la firma de un acuerdo amistoso, en el que «se ofrecía el derecho a ver alguna vez a sus hijos en el futuro y el pago de unas elevadísimas cantidades de pensión por diversos conceptos».

Brañanova lo evitó, lo que retrasó el inicio del caso, ya que, según indica, “la cuantía de la petición fue astronómica, imposible e insostenible, y no dio lugar a un acuerdo amistoso”.

Ante la negativa de Borja Brañanova a firmar este acuerdo, la demandante interpuso su demanda de divorcio a principios de 2016 en los juzgados de Dubai. Sin embargo, no se le permitió solicitar el divorcio directamente, sino que se le obligó a pasar por un proceso previo de conciliación.

Winkels cuenta que este proceso retrasó la tramitación del divorcio casi medio año, tiempo durante el que Brañanova pudo estudiar con expertos locales y sus abogados españoles la situación legal y prepararse para defender la aplicación de la ley española, legalizando toda la documentación de una forma precisa.

PROCESO DE DETERMINACIÓN DE APOYO LEGAL

Debido a la complejidad del caso, se solicitó soporte legal al despacho Winkels Abogados de Madrid, al buferte Al Gharib, en Dubai y al despacho Hartzenberg de Sudáfrica.

Winkels preparó la documentación relacionada con el caso (Código Civil, Constitución, derechos del menor), e informes que fueron aportados al procedimiento.

PRIMERA INSTANCIA

La demandante solicitó que la ley de aplicación fuera la ley de familia de EAU, ley fundamentada en Sharia, según la cual el hombre tiene siempre la obligación de hacerse cargo de todas las cargas familiares y la mujer, el derecho de custodia hasta los 11 años en niños y 13 años en niñas o hasta que se casen.

Sin embargo, se determinó que la ley aplicable para la disolución matrimonial fuera el código civil español.

Durante la sustanciación del procedimiento se produjo un proceso de identificación de culpabilidad para determinar el divorcio y la custodia, en el cual se requirió la presencia de las partes y sus testigos.

Casi un año después, se dictó una sentencia en primera instancia atribuyendo la custodia a la madre, el uso del domicilio, y elevadas pensiones a cargo del padre.

Brañanova recurrió en apelación en mayo de 2017 y el pasado 26 de noviembre se dictó una sentencia histórica que revocó la de primera instancia y confirió la custodia con carácter compartido a ambos progenitores en aplicación de la ley española.

Finalmente, el Supremo la ha ratificado dando la razón a este padre coraje.