PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las nuevas obligaciones de los planes de igualdad pondrán a prueba si es factible activar la negociación colectiva

ADiReLab reúne a más de 150 directivos para debatir sobre igualdad de género, registro de jornada y derecho a la desconexión digitalDe izquierda a derecha Carlos de la Torre, consejero asociado de Baker McKenzie y miembro del Comité Ejecutivo de ADiReLab, el moderador, Pablo Tauroni, director de Relaciones Laborales y PRL de El Corte Inglés y miembro del Comité Ejecutivo ADiReLab, Elena Blasco, secretara Confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO y Cristina Antoñanzas, vicesecretaria general de UGT y miembro del Comité Mundial de Mujeres.
|

La última jornada organizada por la Asociación de Directivos de Relaciones Laborales (ADiReLab) celebrada el pasado martes en la sede de CEOE  en Madrid analizó los nuevos retos laborales para las empresas.

La igualdad de género, el derecho a la desconexión digital y el registro de jornada a examen”.  A ella acudieron más de 150 profesionales relacionados con la gestión de personas o relaciones laborales.

PUBLICIDAD

La iniciativa arrancó con la bienvenida institucional de Rosa Santos, directora de Relaciones Laborales de CEOE, Antonio de La Fuente, director de Personas, Cultura y Talento de Globalia y presidente de ADiReLab, y Juan Suanzes, consejero delegado de CRHEO Recursos Humanos y vicepresidente de ADiReLab.

PUBLICIDAD

A continuación, tuvieron lugar las dos mesas de debate principales del día, con algunas de las cuestiones de mayor vigencia informativa en la actualidad en el sector de las relaciones laborales, en las que se dieron lugar reflexiones de las diferentes perspectivas implicadas: sindicatos, empresas y Administración pública.

La primera de ellas, referida a las nuevas medidas laborales en materia de igualdad, fue moderada por Carlos de la Torre, miembro del Comité Ejecutivo de ADiReLab y Of Counsel de Baker McKenzie.

PUBLICIDAD

Esta mesa contó con las intervenciones de Cristina Antoñanzas, vicesecretaria General de UGT y miembro del Comité Mundial de Mujeres, Elena Blasco Martín, secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CCOO y Pablo Tauroni, director de Relaciones Laborales y PRL de El Corte Inglés y miembro del Comité Ejecutivo ADiReLab.

Igualdad de género y el Real Decreto 6/2019

Carlos De la Torre, consejero asociado de Baker McKenzie, introdujo el debate anunciando que «el nuevo decreto ley pivota en torno a tres ejes de actuación: la transparencia salarial y la igualdad retributiva por razón de sexo«.

Esto obligará a las empresas a tener valores medios por grupos, categorías o puestos de igual valor y a tener auditorias de brecha salarial de género; la mayor participación sindical en la gestión de la igualdad en las empresas.

PUBLICIDAD

Junto con estos dos elementos hay un tercero que sería el de los programas de «compliance» de género que tendrán que garantizar el cumplimiento de los nuevos derechos legales de conciliación por ambos sexos evitando discriminaciones por su ejercicio y que llegarán a tener que implantarse en las empresas”.

Este experto no descarta que la implantación de esta nueva normativa traiga más litigios judiciales».

PUBLICIDAD

Asimismo, Cristina Antoñanzas, vicesecretaria General de UGT y miembro del Comité Mundial de Mujeres, explicó que «a pesar de que España ha sido pionera en Europa en materia de igualdad, son necesarios nuevos avances».

«El nuevo Decreto Ley de 2019 es positivo porque, entre otras cuestiones, incorpora la obligación de elaborar los planes de igualdad en empresas de más de 50 trabajadores, lo que va a aumentar el numero de empresas que cuentan con estas medidas de 4.500 a 20.000 empresas».

Para esta sindicalista “es mejor hablar de la corresponsabilidad y el ejercicio corresponsable de los derechos de conciliación y el reparto equilibrado de los tiempos de trabajo y los tiempos de cuidados familiares y necesidades vitales con el aumento progresivo e igualitario para ambos sexos de las suspensiones por nacimiento o cuidado del menor en hasta 16 semanas”.

No obstante, también aclaró que “será necesario que el reglamento regule aspectos necesarios como los relativos a cómo realizar el diagnostico y las auditorías salariales o cómo negociar planes sin representación legal de los trabajadores».

Por su parte, Elena Blasco, secretaria confederal de Mujeres e Igualdad de CC.OO., señaló que “a diferencia del planteamiento europeo, la normativa española no recoge qué métodos y herramientas se usan para definir qué es trabajo de igual valor»,

PUBLICIDAD

«Esto cual es estrictamente necesario para identificar situaciones de discriminación salarial y que, también, se hace necesario el reconocimiento de enfermedades profesionales con perspectiva de género y aclarar las fechas de vigencia de las nuevas obligaciones empresariales”.

A continuación, Pablo Tauroni, prevención de riesgos laborales de El Corte Inglés, advirtió que «las nuevas obligaciones en igualdad y demás derechos que contempla el Decreto Ley 6/2019 van a suponer un cambio muy significativo en la gestión de los recursos humanos».

«Es necesario una amplitud de miras tanto en los sindicatos como en las empresas en este nuevo escenario que se presenta. Es vital que haya seguridad jurídica y que el futuro reglamento ayude a clarificar cuestiones que en estos momentos se encuentran pendientes de desarrollo».

Desconexión digital y registro de jornada

El segundo bloque, bajo el título “Los nuevos derechos digitales y el registro de jornada: un enfoque práctico de gestión en las empresas”, contó con Álvaro Álvarez, socio de ADiReLab y secretario general de ManpowerGroup, como de moderador.

La mesa se completó con la participación de Mar España, directora de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Álvaro Núñez, director de la Asesoría Jurídico Laboral de Acciona y miembro del Comité Ejecutivo de ADiReLab y Tatiana Espinosa de los Monteros, Global LLRR director de Telefónica y miembro del Comité Ejecutivo de ADiReLab.

Mar España, la directora de la AEPD, expuso los nuevos elementos que las TIC han incorporado a las relaciones laborales como la videovigilancia, la geolocalización o el registro de jornada con datos biométricos.

Anunció que la Agencia va a actualizar y publicar una nueva guía de relaciones laborales y protección de datos personales en procesos de recursos humanos (selección, contratación, desempeño gestión de nóminas y programas sociales, control del absentismo, desvinculación, etc.), en las relaciones con los sindicatos y en la gestión de la prevención de riesgos laborales.

Del mismo modo, Álvaro Núñez, director de la Asesoría Jurídico Laboral de Acciona centró su intervención en las nuevas obligaciones de las empresas en materia de registro de jornada.

«La norma tiene una regulación imperfecta con algunas imprecisiones en los textos”, bajo esta premisa advirtió de «la necesidad de las empresas de garantizar su cumplimiento, de un modo o de otro, a partir del próximo 12 de mayo.

“Aunque será necesario establecer especialidades para el registro de la jornada en puestos de trabajo con alta movilidad o de directivos a través de la negociación colectiva o las políticas de las empresas, ya que parece seguro que el reglamento no llegará en esa fecha» apuntó.

Por último, Tatiana Espinosa de los Monteros, Global LLRR director de Telefónica, cerró la mesa con una intervención en la que evidenció que el registro de jornada choca frontalmente con las nuevas formas de trabajo de hoy en día.

“Las nuevas generaciones demandan flexibilidad laboral y teletrabajo. Seguir apostando por fichar en el puesto de trabajo hace retroceder los avances logrados en esa línea”.

Además, ratificó  el compromiso de Telefónica con la desconexión digital, explicando el caso de la compañía y advirtiendo de que “la tecnología es crítica para el desarrollo de la sociedad del futuro, pero es invasiva, por lo que es fundamental regular este derecho».

«En Telefónica firmamos un acuerdo con el sindicato global UNI para llevarlo a los países en los que estamos presentes”.