PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La abogacía inclusiva, nuestro objetivo

El columnista, Pablo Valtueña Angulo, es presidente de la Asociación para la Discapacidad de la Abogacía Madrileña.
|

El 43,6% de las personas con discapacidad entre 16 y 64 años de la Comunidad de Madrid (unas 80.000) participan en el mercado laboral, según las últimas cifras del INE, referentes a 2018.

Se trata de la tasa de actividad más alta de todas las autonomías, después del gran crecimiento de 8,7 puntos producido desde 2014.

PUBLICIDAD

Si extrapolamos el número aproximado de 175.000 personas con discapacidad respecto al total de la población de nuestra Comunidad del año 2019, 6.662.000 habitantes, nos daría un resultado de un 2,62% respecto de la población total.

PUBLICIDAD

El número de colegiados/as proporcionado por el ICAM en su página web, es de 77.043 inscritos en el 2017, en las últimas elecciones para elegir Nuevo Decano, y más 1.440 letrados/as (información de Confilegal) en el Colegio de Abogados de Alcalá, aproximadamente.

El resultado obtenido sería el 2,62% de 78.483 abogados/as ejercientes o no; es decir, que tendríamos algo así como unos 2.056 abogados/as con algún tipo de discapacidad, desde luego no deja de ser una aproximación sujeta a discusión, pero da buena cuenta de que hay un número importante de compañeros/as ejercientes o no que tienen una discapacidad en nuestra Comunidad.

PUBLICIDAD

Y, como Presidente de la Asociación de Discapacidad en la Abogacía Madrileña (ASODAM), se me plantean otras cuestiones diferentes pero interrelacionadas con mis anteriores argumentaciones.

¿Se están permitiendo realizar de forma adecuada toda la misión o tareas de un abogado/a aquellos compañeros/as que tienen una discapacidad adquirida o sobrevenida?

¿Se les está permitiendo ser iguales que al resto de los compañeros/as abogados/as sin discapacidad?

PUBLICIDAD

¿Utilizan los mismos medios que el resto de los compañeros/as para defender los intereses de nuestros clientes?

¿Gozan de las mismas oportunidades para desempeñar esta profesión?

PUBLICIDAD

¿Cuántos licenciados en Derecho no acceden a nuestra profesión porque su discapacidad actúa como barrera de entrada?

Podríamos seguir haciéndonos preguntas y más preguntas, pero seguramente, algunas podríamos contestar positivamente, o por el contrario otras, negativamente.

Necesitaremos analizar y acotar para dar soluciones efectivas a nuestros asociados, y para disponer de más información, realizar una encuesta en la que debemos de involucrar a nuestros Colegios Profesionales como fuente principal de información, salvaguardando la LOPD vigente y la Directiva Europea de protección de datos, al objeto de recabar el número de abogados/as con alguna discapacidad, y poder realizar estudios de cuantificación aproximada a la realidad.

Entre otras reflexiones:

Que existen trabas físicas y personales, estoy seguro de ello y que muchas de ellas se sufren personalmente y no tenemos un modo de transmitirlas a nuestro entorno profesional, también.

PUBLICIDAD

Que existe falta de accesibilidad, aunque cada vez la sociedad y en particular nuestro entorno profesional es más sensible, seguro que sí.

Por todo ello, y por mucho más, surge esta asociación y que se dirige a la abogacía en general, para despertar y activar conciencia; y por supuesto, a los compañeros/as que tienen discapacidad o no, para que tengan un foro abierto y de comunicación en el que puedan descargar sin desaire sus frustraciones diarias, semanales o mensuales; y en el que poder, realizar una actividad reivindicativa, comunicativa, de orientación, de persuasión, de aceptación, y de networking que redunde en beneficio de los partícipes del proyecto asociativo.