PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El 45% del total de la mortalidad laboral en nuestro país tuvo a los accidentes de tráfico como causa principal

La mutua Asepeyo y Fundación CNAE presentan el I Observatorio de la siniestralidad vial laboral de EspañaEn la foto, de izquierda a derecha, José Miguel Báez de Fundación CNAE, Constantino Perea de Asepeyo y Álvaro Gómez de la DGT.
|

Acudir al trabajo o realizar algún desplazamiento en horario de jornada se están convirtiendo en un destino fatal para muchos trabajadores españoles.

Los siniestros viales en España representaron en 2018 un 13,4% del total de los accidentes laborales, lo que significó un incremento del 5% respecto a 2017.

Sin embargo, la mortalidad en los accidentes viales laborales supuso el 45% de la habida en la totalidad de los accidentes laborales, con un crecimiento del 10% en tan solo un año.

Ante esta alarmante situación, Asepeyo y Fundación CNAE han creado el I Observatorio de la siniestralidad vial laboral de España, el cual acaba de ofrecer en Madrid sus primeros datos y conclusiones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Para Constantino Perea, director territorial de Asepeyo, “el balance de los fallecidos en accidentes de tráfico laborales requiere medidas urgentes que reduzcan la siniestralidad vial».

«Los accidentes de tráfico son una de las causas más importantes de accidentes en el trabajo, de ahí que la Mutua destine un 20 % del importe total de los pagos por incapacidad permanente”.

Por su parte José Miguel Báez, presidente de Fundación de la Confederación de AutoEscuelas (CNAE)  animo a las empresas en su turno de palabra  a invertir en formación, ya que es una de las acciones más efectivas para prevenir los accidentes viales laborales.

El Observatorio nace con la voluntad de concienciar a las empresas y a los trabajadores de la magnitud del problema y de la necesidad de adoptar planes específicos en el ámbito laboral, para combatir esta tragedia social que ocasiona también numerosas pérdidas económicas y cuantiosos daños al tejido productivo del país.

PUBLICIDAD

En la actualidad, la duración media de las bajas por accidente laboral de tráfico es 7,4 días más larga que la del resto de accidentes laborales. Respecto a la edad, el mayor índice de incidencia se sitúa en el tramo de 16 a 29 años, tanto en accidentes en jornada como in itinere.

A pesar de esto, el 40% de las empresas españolas no cuentan con un plan de movilidad, y menos de la mitad hacen formación vial laboral, siendo además ésta muy reducida y limitada.

«Es necesario que inviertan en este apartado, no se requiere un gran desembolso y es una de las acciones más efectivas» señaló Báez, presidente de Fundación CNAE.

PUBLICIDAD

Con relación al día de la semana en que se producen, el lunes es el que registra más accidentes in itinere, y el viernes en misión (o sea, durante la jornada laboral). El estudio también refleja que el sector de actividad económica con mayor tasa de incidencia es la hostelería, y el de menor, la educación.

Según el Observatorio, de las actividades económicas con mayor incidencia de accidentes de tráfico, solo la hostelería y el transporte y almacenamiento contabilizan un número mayor de siniestros en jornada que «in itinere».

PUBLICIDAD

Crecen accidentes en hostelería

En cuanto a la hostelería, es la actividad con mayor tasa de incidencia de accidentes de tráfico laborales, tanto durante la jornada como en los desplazamientos, según el observatorio de Asepeyo, que ha alertado de la situación de los repartidores de comida a domicilio y ha pedido medidas urgentes.

«Vemos incrementos en la hostelería de entre el 5% y el 7% anual por el aumento de las empresas de reparto de comida a domicilio», apuntó Perea, que reclamó medidas adicionales para este tipo de empresas y ha denunciado la situación en la que trabajan muchos de los repartidores.

Otro de los aspectos en los que se nota la mayor incidencia de estas empresas, según Perea, está en el creciente peso de los accidentes de tráfico en vehículos de dos ruedas (motos, bicis o patinetes), que ya suponen el 27 % del total durante la jornada de trabajo y el 18 % en los desplazamientos.

PUBLICIDAD

«Las motocicletas nos preocupan mucho», coincidió o el director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, Álvaro Gómez, que también alertó de las condiciones de trabajo de los “riders”.

Las regiones que padecen más accidentes de tráfico laborales son Baleares, Andalucía, Cataluña y Madrid y las que menos son La Rioja, Extremadura y Castilla y León.

Durante el acto, Asepeyo y Fundación CNAE presentaron los resultados de una encuesta sobre movilidad y seguridad vial laboral, cuyo objetivo era conocer la realidad empresarial en materia de seguridad vial laboral.

Según los datos extraídos, el 40% de las firmas no disponen de un plan de movilidad, y menos de la mitad hacen formación vía laboral, limitándose a acciones informativas (trípticos, correos, vídeos, infografías, etc.), y dejando de lado iniciativas de eficacia contrastada en la reducción de accidentes, como son las charlas de concienciación, los cursos de conducción, las actividades con simuladores, etc.

En este sentido, José Miguel Báez, presidente de Fundación CNAE, ha animado a las empresas a invertir en formación, pues no requiere grandes desembolsos y es una de las acciones más efectivas para prevenir los accidentes viales laborales.

Dicha inversión les permitiría reducir considerablemente los costes personales y económicos ocasionados por este tipo de accidentes.

Gómez Méndez, afirmó que “la creación de este I Observatorio de la siniestralidad vial laboral de España puede ser un nuevo elemento de ayuda en la consecución del objetivo de reducción anteriormente descrito”.

Los ponentes coincidieron en la necesidad de tomar medidas urgentes y concienciar a empresas y trabajadores que deben ser prudentes al volante.