PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Reducir a la mitad el número de fallecidos y heridos graves en el periodo 2021-2030, objetivo a medio plazo de la DGT

A lo largo del 2018 fallecieron en accidente de tráfico 1.806 personas y otras 8.935 resultaron heridas leves, un leve descenso respecto a años anterioresLa subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea, y el Ministro del Interior en funciones, Grande-Marlaska.
|

Reducir a la mitad del número de fallecidos y heridos graves en nuestro país durante el próximo decenio.

Ese es el principal objetivo fijado desde el Ministerio del Interior a la DGT desde el Pleno del Consejo Superior de Tráfico, Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, que se ha celebrado en la sede de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Madrid.

PUBLICIDAD

Será la Dirección General de Tráfico, por tanto, quien elabore la Estrategia de Seguridad Vial 2021-2030, una estrategia que nace con el objetivo de reducir en un 50% el número de fallecidos y de heridos graves para todos los países de la Unión Europea.

PUBLICIDAD

“Esta futura estrategia será uno de los principales medios para conseguirlo” ha asegurado Grande-Marlaska.

Grande-Marlaska recordó que en 2018 fallecieron en accidente de tráfico 1.806 personas y otras 8.935 resultaron heridas leves.

PUBLICIDAD

“Las cifras siguen siendo inaceptablemente altas, pero se trata de 24 fallecidos y 611 heridos graves menos que el año anterior, un descenso que puede apuntar a un cambio de tendencia”.

El ministro en funciones ha añadido que al departamento de Interior “le preocupa especialmente el colectivo de vulnerables, peatones, ciclistas y motoristas, ya que suponen el 48% del total de fallecidos y la tendencia sigue en aumento».

«Por tanto, al Ministerio del Interior le corresponde proteger a los más débiles y en ellos se han de concentrar los mayores esfuerzos”.

PUBLICIDAD

Las medidas puestas en marcha por la DGT serán combinadas por otras legislativas que supondrán la actualización de la normativa del carné por puntos o la modificación del Reglamento General de Conductores.

Así como la reducción de la velocidad a 30 km/h en las ciudades, así como la regulación de los vehículos como patinetes y similares para aclara realmente por donde pueden transcurrir en las ciudades.

PUBLICIDAD

En el transcurso de la celebración del Pleno se han descrito los proyectos normativos en los que la Dirección General de Tráfico ha trabajado y la situación en la que se encuentran. Todas estas modificaciones normativas están ya redactadas y enviadas al Ministerio del Interior para su tramitación.

En cuanto al Anteproyecto de Ley de modificación del permiso por puntos el objetivo de actualizar un modelo considerado un éxito por la gran mayoría de los expertos.

Las principales novedades afectan a algunas infracciones como el teléfono móvil y a los cursos de sensibilización y reeducación vial, que son el cauce principal para adecuar los comportamientos de los conductores.

Sobre la Modificación del Reglamento General de Conductores, la propuesta es incluir la obligación de recibir 8 horas de formación presencial obligatoria de clases teóricas de concienciación y sensibilización en seguridad vial.

Están centradas en valores, principios, actitudes y comportamientos seguros al volante, ya que en la accidentalidad inciden de forma muy evidente las actitudes desarrolladas durante la conducción.

PUBLICIDAD

Respecto a la Orden ministerial de cursos de conducción segura en motocicleta, en la que se regulará el contenido, requisitos y duración mínima de dichos cursos y cuya realización conllevará la bonificación de puntos en el permiso de conducir.

El objetivo es formar a aquellos titulares de un permiso de conducción válido y en vigor de motocicletas en las distintas técnicas orientadas a evitar accidentes, adoptando buenas prácticas en la conducción y en el equipamiento.

Importante también será el Real Decreto de medidas urbanas de tráfico, donde se incluye la reducción de la velocidad en las ciudades a 30 km/h en vías de un carril por sentido con la idea de proteger a los vulnerables.

Al mismo tiempo se hablar de la regulación de los vehículos de movilidad personal, donde se les otorgue entidad jurídica y se definan unas líneas generales como la velocidad a la que pueden circular, por dónde no pueden transitar, o características técnicas de los distintos aparatos en circulación.

Otra normativa pendiente de aprobación es el Real Decreto de los servicios de auxilio en vías públicas, donde se definirá qué es el servicio de auxilio en vías públicas, características de los vehículos y operadores, así como obligaciones comunicativas durante la realización del servicio.

También se creará el registro estatal de auxilio en vías públicas y se describirán las características técnicas de la señal V16, que en enero de 2024 sustituirá al triángulo.

El Pleno del Consejo es el órgano de consulta y participación que tiene como objetivo impulsar y mejorar el tráfico, la seguridad vial y la movilidad sostenible, así como promover el acuerdo entre las distintas administraciones públicas y entidades que desarrollan actividades en dichos ámbitos.

Un momento crucial para la movilidad en nuestro país

El ministro del Interior en funciones ha estado acompañado por la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea, el director general de Tráfico, Pere Navarro, y autoridades de otros ministerios y organismos públicos y privados vinculados a la seguridad vial.

Grande-Marlaska destacó que el Consejo “es una herramienta imprescindible de consenso e impulso de políticas públicas, como las de seguridad vial, en la que es imprescindible la implicación de todos los agentes sociales desde sus diferentes ámbitos competenciales para seguir avanzando”.

Además, Grande-Marlaska indicó que el Pleno llega en un momento crucial para la Seguridad Vial y la Movilidad.

En 2020 finaliza el primer Decenio de Acción para la Seguridad Vial promovido por la Organización Mundial de la Salud, momento en el que se revisarán los logros y se estudiarán las lecciones aprendidas.

El Ministro de Interior en funciones comentó que se establecerá la dirección estratégica de las futuras acciones para 2030.

En ese momento la Seguridad Vial tendrá un protagonismo importante al estar incluida como de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas de la Agenda 2030, con cuyo cumplimiento se ha alineado España.

A lo largo de la reunión se presentó  el informe de actividades relevantes durante los años 2018 y 2019, entre los que destaca la puesta en marcha de la Plataforma DGT 3.0; la reducción del  límite de velocidad en las carreteras convencionales a 90 km/h; la celebración del Encuentro de ciudades, del Foro de ciudades y del Observatorio Iberoamericano de seguridad vial.

Asimismo, se dio a conocer el Plan de medidas especiales para la seguridad vial de motocicletas y ciclomotores 2019-2020 y la Estrategia estatal de la bicicleta.

El Plan de medidas especiales para la seguridad vial de motocicletas y ciclomotores 2019-2020 parte de un enfoque integral y está estructurado en 6 áreas, 11 programas y 17 medidas.

Entre las medidas, destacan la implantación de formación teórica obligatoria, la regulación de cursos de conducción segura, la obligatoriedad de los guantes en vías interurbanas y la promoción del airbag de motoristas.

Igualmente se presentó la Estrategia estatal para la bicicleta, que es un encargo recibido del mismo Pleno en el año 2017 y liderado por DGT. El objetivo de dicha estrategia es fomentar el uso de la bicicleta en todas sus modalidades, para lo que se han planteado 27 instrumentos y más de 100 acciones.

En la elaboración de la Estrategia se ha contado con la participación de distintas administraciones públicas y con los sectores más representativos de la bicicleta.