PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El Real Madrid se opone a que el Villarreal y el Atlético de Madrid jueguen en Miami un partido de liga

Ya en la campaña 2018/2019 se intentó trasladar el Girona-Barcelona a EEUU, concretamente también a MiamiDiego Costa y Pedraza, durante un Atlético-Villarreal de la temporada pasada. Foto: EP.
|

La comercialización de uno de los partidos de LaLiga trasladándolo a territorio extranjero ha sido motivo de discusión desde la temporada pasada.

Ya en la campaña 2018/2019 se intentó trasladar el Girona-Barcelona a EEUU, concretamente también a Miami. Encuentro que al final se disputó en territorio nacional.

PUBLICIDAD

Esta temporada se ha considerado el cambio de localización en el encuentro que enfrenta al Villarreal y al Atlético de Madrid el próximo 6 de diciembre. LaLiga se puso en contacto con los equipos que conforman la competición a través de una carta.

PUBLICIDAD

El objeto de la misma era conocer la posición de cada uno de los clubes respecto a éste traslado. El único equipo en pronunciarse negativamente ha sido el Real Madrid.

En el encabezado de la contestación a la carta de LaLiga, el club blanco manifestó lo siguiente;

PUBLICIDAD

“En primer lugar, señalar nuestra sorpresa no solo por el hecho de que La Liga formule dicha petición, sino por cuanto la misma se realiza en un momento en el que ya se encuentra muy avanzado el Campeonato, lo que evidencia o una absoluta falta de previsión o una actuación premeditada basada en intereses totalmente ajenos a los deportivos”.

A parte de esta consideración, el Real Madrid ha manifestado que este cambio afecta a la integridad e igualdad de la competición.

La propia Liga, ha contestado expresamente a este alegado del club madrileño tras la publicación oficial de la carta.

PUBLICIDAD

Tebas reprocha al equipo blanco

El propio Javier Tebas, como presidente de La Liga, reprochó al equipo merengue que hablen del respeto a la integridad de la competición cuando la nueva fecha para disputar “El Clásico” fue elegida en función de los intereses deportivos de la entidad.

La guerra que se ha iniciado en el panorama futbolístico nacional posiciona al Real Madrid junto con Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (REFF). Ambos sujetos se oponen a la comercialización y traslado del encuentro fuera del territorio nacional.

PUBLICIDAD

Por otra parte, Javier Tebas y La Liga, con el respaldo del resto de los equipo de primera división (a excepción del Real Madrid), consideran que podría disputarse dicho encuentro en Miami siempre que los clubes no se opongan.

El pasado viernes, el consejero delegado del equipo rojiblanco, Miguel Ángel Marín, manifestó su acuerdo con respecto a todo lo que sea apoyar al club. Esto deriva en competir en el lugar en el que se disponga.

De momento, el caso se encuentra paralizado. Ayer jueves tuvo lugar una vista de medidas cautelares solicitada por LaLiga en el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, que será quien resolverá sobre la disputa del encuentro. Al menos en cuanto a la RFEF.

La celeridad con la que se tendrá que resolver el caso es manifiestamente notoria ya que el partido pretende disputarse el próximo 6 de diciembre, como se mencionaba anteriormente.

Por ello se espera que se emita el auto resolutorio con la mayor brevedad posible para conocer si se procederá a disputar el primer partido de la Liga en disputarse en territorio extranjero tras 90 años de competición.

PUBLICIDAD