PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ángel Juanes, exvicepresidente del Tribunal Supremo, ficha por el despacho CCS Abogados

Hasta el pasado mes de octubre, Ángel Juanes fue vicepresidente del Tribunal Supremo.
|

El despacho Caamaño, Concheiro y Seoane (CCS Abogados) incorpora como «Of Counsel» (consejero jurídico) al magistrado jubilado Ángel Juanes Peces, primer vicepresidente del Tribunal Supremo hasta octubre pasado, para reforzar el área de Derecho Penal, que dirige el socio Carlos Seoane. 

Ángel Juanes es un reputado jurista y magistrado con más de 40 años de trayectoria en la judicatura española. Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid.

PUBLICIDAD

Desde su ingreso en la carrera judicial (1978) ha servido en diferentes destinos, primero como Juez y después como Magistrado. Fue Letrado del Tribunal Constitucional durante el período 1993 a 1994, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (1994-2003), Magistrado de la Sala V de lo Militar del Tribunal Supremo (2003-2009), presidente de la Audiencia Nacional entre los años 2009 a 2014 y, desde 2014, vicepresidente del Tribunal Supremo, cargo en el que se ha mantenido hasta octubre de este mismo año. 

PUBLICIDAD

Ángel Juanes ha compatibilizado su carrera judicial con la docencia.

Actualmente es profesor asociado de Derecho Procesal de la Facultad de Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid y profesor del Máster en Abogacía Internacional del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE).

PUBLICIDAD

Ha sido representante del poder judicial español en la Red Mundial de Justicia Electoral.

Ha participado, dirigido y coordinado numerosos cursos, seminarios y jornadas; igualmente ha publicado un considerable número de artículos y obras relacionadas con sus ámbitos de especialización del Derecho. 

A partir de ahora Ángel Juanes se incorpora en calidad de «Of Counsel» en el equipo de CCS Abogados en la oficina de Madrid, desde donde aportará su experiencia y visión del Derecho: “Para mí, después de mi paso por la judicatura donde he desempeñado distintos puestos- desde juez de Instancia e Instrucción, pasando por Letrado del Tribunal Constitucional hasta vicepresidente del Tribunal Supremo-, el ejercicio de la abogacía supone además de un reto, el poder conocer la justicia desde una perspectiva distinta, rica en matices y de un marcado aspecto humano; y aún más si dicho ejercicio se desarrolla en el ámbito de un despacho tan altamente cualificado al que me une, en algunos casos, una fraternal y antigua amistad”. 

PUBLICIDAD

Por su parte, Carlos Seoane, socio responsable del Área de Derecho Penal, celebra su llegada: “Esta ilusionante incorporación nos permite disfrutar del privilegio de contar con una persona de impecable trayectoria profesional, extensa experiencia y, sobre todo, altísima calidad humana que, sin duda, apuntalará el crecimiento de nuestra área de penal económico”. 

PUBLICIDAD