PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Desarticulada una organización criminal que exportaba grandes cantidades de hachís de Alicante a Francia

La droga procedía de Marruecos y era escondida por la organización en diversas instalaciones que administraba en Alicante, Málaga, Atarfe (Granada) y San Vicente de Raspeig (Alicante); la Policía ha intervenido 4.073 kilos de hachís.|Hachís oculto en muebles.
|

La Policía Nacional desarticulado una organización criminal que exportaba grandes cantidades de hachís desde Alicante hasta Francia.

Ha arrestado a 18 individuos: 8 en Alicante, 5 en Zaragoza, 4 en Granada y uno en Francia.

16 de ellos son españoles, uno es marroquí y otro portugués, según han informado a Confilegal fuentes policiales.

14 de los arrestados han ingresado en prisión provisional.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En la operación, denominada ‘Mañico’, se han intervenido 4.073 kilos de hachís.

Según ha informado la Policía en un comunicado, los arrestados ocultaban su actividad ilícita con mercantiles ficticias que simulaban la existencia de relaciones comerciales internacionales entre empresas europeas.

Las investigaciones policiales comenzaron tras la localización e intervención de un primer alijo de 1.240 kilogramos de hachís en Francia, donde las autoridades policiales del país vecino procedieron a la detención de una persona que transportaba la sustancia en un camión español.

PUBLICIDAD

Indica que dicho transporte estaba gestionado por una serie de mercantiles radicadas en Zaragoza.

PUBLICIDAD

«Se trataba de empresas ficticias, sin actividad real y creadas únicamente para dar apariencia de legalidad a un supuesto comercio internacional de transporte por carretera con vehículos de gran tonelaje», detalla.

Por este motivo, las primeras gestiones se iniciaron sobre los investigados allí radicados.

Explica que de manera paralela, y tras diversas gestiones, la Policía Nacional localizó e identificó en Alicante la nave industrial de la que salieron las sustancias estupefacientes intervenidas en Francia.

Informa que desde ese momento, este inmueble fue sometido a una continua vigilancia policial que se prolongó durante varios días, lo que «permitió determinar que los autores de los hechos ubicados en esta ciudad continuaban con la actividad delictiva».

PUBLICIDAD

Fruto de dichas vigilancias, «se localizó una furgoneta que transportaba las sustancias estupefacientes a la nave».

Este vehículo también fue sometido a las oportunas vigilancias que «llevaron a los investigadores hasta las localidades de Málaga y Atarfe (Granada), donde localizaron otro nuevo punto de ocultación de las sustancias estupefacientes».

Explica que las vigilancias en la nave de Alicante culminaron con la llegada de un camión de gran tonelaje que se introdujo en las instalaciones, efectuó una carga durante un breve espacio de tiempo, y posteriormente, cargado de muebles, inició su ruta hacia el norte de España con la finalidad de llegar a Francia.

Tras ser interceptado por los investigadores policiales a las afueras de Alicante, se descubrió que «en el interior de los muebles simulados se ocultaban 1.007 kilogramos de hachís».

Se procedió a la intervención de dichas sustancias y a la detención de su conductor, vinculado a las mercantiles ficticias de Zaragoza.

Hachís oculto en uno de los muebles.

En la nave de Alicante la Policía localizó e intervino otros 612 kilogramos de hachís, y fruto de las gestiones efectuadas sobre la furgoneta que transportaba las sustancias hasta dicha nave, se procedió a la intervención de otros 1.224 kilogramos de hachís que estaban siendo transportados hacia Alicante para efectuar un nuevo proceso de ocultación en mercancía legal.

También se localizó en la localidad alicantina de San Vicente del Raspeig otra nave industrial usada por la organización para la preparación de compartimentos ocultos, conocidos como «caletas», en maquinaria industrial y en remolques de camiones de gran tonelaje.

La investigación patrimonial ha permitido bloquear siete inmuebles en distintas provincias españolas, 32 vehículos y numerosas cuentas bancarias cuyos titulares eran los implicados en los hechos.