PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

ALA considera que el ICAM ha perdido una “oportunidad de oro” para ayudar a los colegiados

Sobre estas líneas, la candidatura que presentó ALA a la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid en las últimas elecciones.
|

La progresista Asociación Libre de Abogados y Abogadas (ALA) considera que la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) ha dejado pasar una “oportunidad de oro” para ayudar a los colegiados que se han visto duramente golpeados por la crisis creada por pandemia del coronavirus.

“Se podría haber hecho bastante más de lo que se ha hecho. Nosotros propusimos varias posibilidades: la supresión, el pago parcial o retraso en el pago de las cuotas, en función de la problemática de cada colegiado. Esto es mucho más razonable que decir ‘un millón de euros’ para situaciones que tampoco están definidas y que no se sabe dónde van a ir”, explican a  Confilegal fuentes de ALA, que ha publicado un análisis pormenorizado del acuerdo del ICAM en su pagina web.  

El millón ese, teniendo en cuenta el importe total que está previsto en los presupuestos de este año, como ingresos de cuotas –21.874.500 euros– es una cantidad muy inferior a la que se podría haber destinado. Supone un 4,57 por ciento del importe total de esas cuotas. Y sobre todo, no se puede llegar a una reunión para ofrecer soluciones y decir, ‘bueno, los criterios por los cuales vamos a aplicar este millón de euros que hemos sacado lo vamos a ver dentro de una semana”, añaden.

Actualmente el ICAM cuenta con 76.153 colegiados, de los cuales 45.000 son ejercientes.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una tercera parte de esos 45.000 abogados trabajan en despachos pequeños que van a tener muchos problemas en esta situación. En estos momentos no hay actividad profesional, no hay trabajo en los despachos pequeños. Excepto lo que pueda quedar del turno de oficio, que es residual por el descenso de delitos. Los ingresos económicos son mínimos y van a llegar a cero”, precisan.

“Y esto no va a cesar cuando termine el estado de alarma. Se va a prolongar durante varios meses”.

Sobre el anuncio del ICAM de ofrecimiento del uso, en condiciones de “gratis total”, de las instalaciones de “Espacio Abogacía”, el local que el Colegio de Abogados tiene frente a los Juzgados de Plaza de Castilla, al norte de Madrid, estas mismas fuentes de ALA afirman que “el problema no es tener un local gratis sino tener negocio”. 

PUBLICIDAD