PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La APFP denuncia una ‘brutal’ agresión a cuatro funcionarios de prisiones de la cárcel de Dueñas (Palencia)

Uno de ellos acabó con el tabique nasal roto, otro con una fractura en un pulgar y todos ellos con golpes y magulladurasLa APFP denuncia que “siguen sin tomarse medidas para combatir las agresiones a funcionarios de prisiones”.
|

La Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) ha denunciado hoy una “brutal” agresión de un interno del centro penitenciario de La Moraleja, en Dueñas (Palencia), a cuatro funcionarios de prisiones.

Explica que uno de ellos acabó con el tabique nasal roto y han tenido que operarle, otro tiene una fractura en un pulgar y todos ellos con golpes y magulladuras.

Según ha informado a Confilegal el presidente de la APFP, Francisco Llamazares, el suceso tuvo lugar el pasado viernes por la tarde, en el modulo de primeros grados, cuando los trabajadores intentaron sofocar una pelea entre dos internos en el patio.

Francisco Llamazares, presidente de la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP).

Indica que “en el modulo 9 estan los primeros grados, que son los internos mas conflictivos, y que el módulo alberga entre 40 y 45 internos. La mitad salen al patio por la mañana y la otra mitad por la tarde.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tras ser separados por los funcionarios, “uno de ellos golpeó a los cuatro trabajadores penitenciarios”.

“Este interno, de 24 ó 25 años, corpulentento y muy conflictivo, la emprendió a golpes, puñetazos y patadas contra los cuatro funcionarios, que tuvieron que ser atendidos en el hospital”, explica.

Finalmente, el interno pudo ser reducido por estos funcionarios y otros que acudieron en su ayuda y fue trasladado al Departamento de Aislamiento.

PUBLICIDAD

Llamazares señala que en “estos módulos con internos clasificados en primer grado, los más peligrosos, la seguridad es fundamental”, como también “la dotacion suficiente de funcionarios para poder actuar con garantías ante estas situaciones”.

También indica que “muchos de estos internos son incompatibles entre ellos y no se pueden ni ver, por lo que recalca que la seguridad es fundamental”.

La APFP denuncia que “siguen sin tomarse medidas para combatir las agresiones a funcionarios de prisiones”.

PUBLICIDAD

“Estas situaciones son cada día más frecuentes en las prisiones españolas, pero ni el Ministerio del Interior ni la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ponen medios técnicos para ayudar a disuadir y solventar situaciones violentas de este perfil de internos”, critica Llamazares.

PUBLICIDAD

Según informan los sindicatos, en España se registra una media de “un ataque al día” a funcionarios de prisiones con resultado de alguna lesión; una situación que el colectivo lleva denunciando desde 2017.

“Desde la APFP pedimos un mayor numero de funcionarios de vigilancia para estos módulos, una mayor preparacion de los trabajadores, y mayores medidas de seguridad, como la utilizacion de las pistolas táser -eléctricas- para los conflictos más graves o en aquellos casos donde la corpulencia del interno lo requiera”, explica Llamazares.

También reclama que los funcionarios de prisiones sean considerados agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones de vigilancia, donde se les asigna “salvaguardar la integridad de los internos”.

Además, pide un estatuto propio que regule la especificidad de su trabajo y que se revise el actual protocolo de prevención de agresiones (firmado únicamente por CSIF y UGT y la administración), porque, a su juicio, “no está sirviendo para disminuir las agresiones”.

PUBLICIDAD

También solicita una normativa que analice y estudie por qué se producen las agresiones, sean verbales o físicas, y que se lleven a cabo las actuaciones necesarias para erradicar esta lacra.