PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Antonio Tavira, nuevo presidente de Elzaburu: «Encaramos una nueva etapa en la que queremos mantener el liderazgo en propiedad industrial e intelectual”

El nuevo presidente, Antonio Tavira, sucede en el cargo a Alberto Elzaburu, quien falleció el pasado mes de abril a causa del coronavirus.
|

Antonio Tavira ha sido nombrado presidente de Elzaburu, cargo que compatibilizará con el puesto de consejero delegado que ocupa desde 2009. El cargo se quedó vacante con el fallecimiento de Alberto Elzaburu el pasado mes de abril.

Abogado y diplomado en Empresariales por ICADE, con un Máster en Dirección y Administración de Empresas por el IESE. Asimismo ostenta cargos en entidades y asociaciones del entorno jurídico y la propiedad intelectual e industrial, como la EUIPO, ASIPI, ECTA o la AIPPI.

Tavira conoce bien Elzaburu, firma en la que comenzó a trabajar en el año 1998 y en la que ha desarrollado una brillante carrera profesional y ha liderado la transformación de una empresa familiar con más de 155 años de antigüedad en una moderna firma especializada en propiedad intelectual e industrial y en derecho en tecnologías de la información.

La evolución de Elzaburu en estos últimos años ha sido notable. El despacho se ha convertido en una firma profesional multidisciplinar al servicio de la innovación en todas sus manifestaciones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

A lo largo de estos años, este despacho centenario se ha posicionado de forma notable en áreas como la Inteligencia Artificial, los secretos empresariales o la protección de datos y han incorporado, de la mano de Mabel Klimt, socia de la firma, una línea específica de servicios volcada en la creación de estructuras fiscales para el cine y las industrias culturales.

“Hemos evolucionado desde una estructura de firma familiar hacia un modelo de ‘partnership’ y esta evolución se ha hecho en todo momento con el apoyo y el impulso de una figura tan legendaria como era nuestro añorado Alberto de Elzaburu, una figura importantísima en la historia de la propiedad industrial española y mundial”, explica Tavira a Confilegal.

Otra cuestión que señala es que “ahora mismo la firma encara una nueva etapa en la que cuenta con recursos para mantener su liderazgo en propiedad intelectual e industrial”.

Elzaburu, creada en 1865, ha renovado este año su imagen corporativa y ha adoptado una nueva identidad que simboliza la vocación de la compañía para saber adaptarse a las nuevas demandas de un mercado en constante renovación tecnológica y social.

PUBLICIDAD

En 2019 el despacho facturó por valor de 17 millones de euros, un 10,3% más que en el 2018, que fue una cifra similar a la del 2017. Casi un 70% del negocio de la compañía proviene de mercados internacionales, habiendo registrado algunas de las marcas más relevantes de multinacionales de todo el planeta.

En este escenario, esta firma española siempre ha seguido de cerca, por su participación en el Foro del Consejo España-EEUU, la proyección de la industria española en ese país.

Además, los vínculos con Iberoamérica siempre han sido muy estrechos y desde hace ya diez años, con la apertura de una oficina en Beijing, ha focalizado su negocio en China. Se trata de otra diversificación que pretende evitar la dependencia de la economía nacional.

PUBLICIDAD

La firma ya emplea la tecnología ‘blockchain’ en diferentes proyectos que está afrontando en estos momentos y mantiene un área de negocio para ‘startups’ donde el despacho ofrece asesoramiento a este ecosistema con perfil tecnológico.

A nivel organizativo, este despacho cuenta con doce socios de un total de 164 profesionales, de los que unos 60 son personal administrativo cualificado con conocimientos técnicos para servir de apoyo a abogados y otros expertos en la gestión de los temas, 46 abogados y 18 técnicos entre ingenieros, químicos y biólogos.

PUBLICIDAD

Diversificación del negocio estratégica

Tavira un hombre de la casa que ha desarrollado su carrera profesional en Elzaburu reconoce que “hemos sabido superar la imagen de una agencia de marcas y patentes, para ampliar nuestros servicios a campos muy diversos».

Gracias a esta renovación tecnológica la compañía ha podido responder muy bien ante esta situación tan convulsa provocada por la pandemia.

Afirma que que “tecnológicamente estamos a la vanguardia de las ‘Legaltech’ con herramientas como ‘Elzacloud’, una plataforma que permite a nuestros clientes la interacción online en la gestión de sus carteras y que ha jugado un papel muy importante en estos meses de confinamiento y teletrabajo”.

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo la compañía puso en marcha como elemento innovador su propio ‘chatbot’, asistente virtual que resuelve muchas dudas y que ayuda a filtrar las primeras consultas de quienes acuden a nuestra web.

En cuanto a la situación generada por el coronavirus, Tavira reconoce que la firma estaba bien preparada y que «gracias a Elzacloud y a otras herramientas tecnológicas, nuestros profesionales han podido seguir trabajando a pleno rendimiento desde el primer día del estado de alarma sin que se haya resentido nuestro servicio”.

Servicio más estrecho a clientes por coronavirus

 Al mismo tiempo apunta que “hemos seguido con lógica preocupación la delicada situación que están viviendo muchos de nuestros clientes en los sectores más diversos: el turismo, la restauración, el retail, la producción audiovisual, industria, etc”.

Cree que “es inevitable que esta crisis económica nos afecte también a los despachos, aunque nosotros hemos seguido teniendo una intensa actividad comercial, pero lógicamente lo notaremos en nuestra facturación al final del ejercicio”.

Sobre las previsiones de este año 2020, el nuevo presidente de Elzaburu no se atreve a hacer un cálculo ante la situación inestable generada por el Covid19. “Es pronto para saber cómo acabará este año en cuanto a resultados, pero no cabe duda de que todos tendremos que apretarnos el cinturón”.

No obstante, agrega, «nuestra actividad esta muy diversificada en cuanto a clientes, de hecho trabajamos para una de cada tres empresas del IBEX y además una parte importante de nuestros ingresos nos vienen de la actividad internacional, por lo que esperemos poder cerrar un ejercicio difícil, pero digno”.

Tavira explica que en esta situación los clientes reclaman a Elzaburu “que les aseguremos la máxima protección de las carteras adecuándolas a la realidad económica, lo que nos exige ser tremendamente eficientes con alto nivel de asesoramiento. Es fundamental tener un gran conocimiento de nuestros clientes, que son el eje de nuestra actividad”.

Más asesoramiento en ciberseguridad

Por otro lado, indica, «una de las demandas que estamos notando más en los últimos meses es todo lo relacionado con la ciberseguridad. Estos meses de confinamiento han acentuado las infracciones en internet relacionadas con la propiedad intelectual”.

Esto ha hecho que la firma haya ampliado los servicios de vigilancia con una plataforma tecnológica que a través de procesos de ‘big data’ y ‘machine learning’, así como con acuerdos con Google y redes sociales, permite detectar y eliminar de forma inmediata las falsificaciones y usos indebidos de las marcas y proteger así mejor los activos intangibles de los clientes.

En cuanto a la situación financiera que está por llegar, Antonio Tavira es partidario de “reforzar las estructuras financieras para hacer frente a todas las contingencias que seguirá trayendo consigo la pandemia. Además, todos tenemos que adaptarnos a un nuevo modelo de oficina donde el teletrabajo es clave. La contención de costes y los ahorros que podamos generar serán fundamentales”.

Para este jurista está claro que “no son tiempos de alegrías y nuestro objetivo es tener el músculo financiero suficiente para aguantar en estos tiempos”.

Desde su punto de vista “las empresas tenemos que hacer un ejercicio de responsabilidad sabiendo que la sociedad necesita nuestra ayuda. Por eso la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) va a jugar un papel muy importante en este nuevo mundo que se está configurando”.

A su juicio, “solo las empresas que sean socialmente responsables van a poder sobrevivir, empresas solidarias que sepan sufrir con sus clientes; empresas que contribuyan con la sociedad para ayudar a superar esta crisis”.

“Somos conscientes desde hace tiempo de que tenemos que hacer entre todos un mundo más sostenible. Recientemente he firmado junto a otros 1.000 CEOs de todo el mundo una declaración de cooperación renovada del Pacto Mundial de la ONU para ayudar a las instituciones a garantizar la paz y erradicar la desigualdad”.

Sostiene que “nos esperan tiempos difíciles y que vamos a sufrir, pero estoy seguro de que si las empresas e instituciones somos socialmente responsables podremos superar esta crisis y crear un mundo mejor para todos”.