PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cómo Senn Ferrero duplicó su negocio con la cruzada de Hacienda contra los famosos

Julio Senn y Javier Ferrero, socios fundadores de Senn Ferrero.
|

Hasta no hace mucho los famosos parecían vivir al margen de sus obligaciones como contribuyentes. Todo cambió a partir de 2014, cuando la propia Agencia Tributaria forzó un encontronazo para dar caza a las sociedades instrumentales que utilizaban algunos de los personajes más destacados de la vída pública para aliviar su factura fiscal.

Futbolistas, presentadores de televisión, consultores, tertulianos, músicos, artistas, actores… El departamento dirigido por el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, fue estrechando el cerco por colectivos y logró que muchos doblaran el brazo por delito fiscal.

Con su campaña de inspecciones, donde algunas continúan abiertas hoy en día, el fisco consiguió que muchas figuras aceptaran una condena en conformidad para evitar problemas reputacionales.

En ese momento el despacho Senn Ferrero ya llevaba activo un par de años. Tras un paso de varios años por el Real Madrid, sus fundadores Julio Senn y Javier Ferrero se unieron a Garrigues para impulsar el área de deporte y entretenimiento para independizarse y montar, a partir de 2010, su propia boutique de asesoría jurídica.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Para 2014 ya se habían labrado a pulso un nombre como asesores de los principales deportistas y famosos de toda España. Lejos de poner en jaque su negocio, la cruzada de Hacienda contribuyó a consolidar su negocio.

«La situación favoreció la profesionalización de nuestro actividad. Es algo que se tenía que regular y, gracias a la cual, hemos pasado de tener que explicar la importancia de declarar correctamente a planificar su situación fiscal», expone Ferrero en declaraciones a Confilegal.

Fruto de esta especialización, la firma ha ido creciendo tanto en el ámbito jurídico, cubriendo desde la parte fiscal a los contratos especiales y la contabilidad de sociedades, como en el económico, asesorando en estrategias de inversión o gestión del patrimonio a nivel personal.

Todo ello se ha traducido en la buena marcha del despacho, que entre 2014 y 2020 ha incrementado considerablemente su facturación, al pasar de los 4,4 millones de euros a 7,7 millones.

PUBLICIDAD

A la cifra de negocio declarada el pasado ejercicio, correspondiente a su actividad en España, cabe sumar los 1,1 millones de euros generados por Senn Ferrero en su oficina de México, lo que arroja un total de 8,8 millones.

De esta forma, ha duplicado su facturación en los últimos siete años, con el escenario sancionador de Hacienda de fondo en todo momento.

Aproximadamente el 75% del negocio procede del asesoramiento a figuras del mundo deportivo, mientras que el 25% restante es del entretenimiento.

PUBLICIDAD

En cualquier caso, según aclara Ferrero, la gran mayoría de clientes recurren al despacho para recibir un asesoramiento del tipo integral.

«El ritmo de crecimiento ha sido muy alto y nuestra principal idea siempre ha sido dedicarnos a la industria del deporte y del entretenimiento desde el punto de vista de un ambito muy integral. No somos un despacho de abogados solo, porque la mitad de la plantilla es economista o tiene la doble licenciatura«, explica el socio, abogado de formación, sobre la evolución del proyecto, que conserva un carácter independiente pero alumbra una vocación internacional.

PUBLICIDAD

En relación al derecho deportivo, tiene la particularidad de que la propia industria no tiene fronteras físicas, lo que fomenta el que alrededor del 45% de la clientela del despacho esté fuera de España. «Nos pasa que muchos clientes salen de España y deciden continuar con nosotros».

Para Ferrero, «ése es el crecimiento más fuerte», que favorece una estrategia de colaboración con otras jurisdicciones sin necesidad de implantar la marca fuera. Con excepción de Chile y México, donde operan desde hace años. En el país azteca detectan un potencial de crecimiento muy grande, dado que el tamaño del negocio es más grande que en España.

En la relación de puestos de trabajo que figura en la memoria de la empresa depositada en el Registro Mercantil, la socieda cerró el 2020 con 25 personas asalariadas, incluido un equipo de siete socios, entre ellos los propios fundadores.

PUBLICIDAD