Firmas

Un mes de enero apretando los dientes

Juan José Santos
Un mes de enero apretando los dientes
Juan José Santos, autor de esta columna, es letrado de Acosta & Santos Abogados y miembro de Red ABAFI.
12/1/2022 05:13
|
Actualizado: 13/1/2022 11:34
|

Hoy, 12 de enero, llego a mi despacho a las 8:15 de la mañana, tomándome un café que pagaba hace unos días a 1,40 euros y hoy a 1,50 euros, observo cómo va el mes después de los excesos de la Navidad y lo primero que se me viene a la cabeza es si vamos a llegar bien económicamente a finales.

Suena el móvil, es alguien muy cercano, que fue médico en alguna vuelta ciclista y hablando sobre el tema de la subida de precio del café, me dice que la cuesta de enero de este 2022, va a ser durísima, será igual que una etapa de alta montaña con varios puertos de categoría especial, en las que participe y a la que los ciclistas llamaban “pared” o “muro”.

Empiezas enero con ganas, como cualquier etapa, vas pedaleando los primeros 15 días, pero cuando se acerca la tercera semana, el terreno se empina más, te empiezan a faltar fuerzas, sigues pedaleando, te cuesta, te quedas atrás en el pelotón, algunos ya se han descolgado y otros demarran,  pero no sabemos si llegarán los primeros a la meta.

Cuando se asoma la última semana del mes de enero, te abres, te falta cadencia, cambias los desarrollos, no tienes agua, te la pasan, bebes un poco, el resto te la echas por encima, das bandazos e intentas pedalear para llegar a la cumbre,  sacando fuerzas de donde puedes, sigues pedaleando, te dan calambres, y en los últimos días del mes, quedáis unos pocos.

La mayoría se han quedado atrás, casi no respiras, te entra una pájara o el tío del mazo, casi te caes, aprietas los dientes, aguantas como puedes para llegar al día 31 de enero vivo y sin bajarte de la bicicleta.

Es sabido, que en enero se producen las subidas de la mayor parte de los productos y servicios que consumimos, como la bombona de butano, que puede superar los 17,5 euros; Correos sube el precio de los sellos un 7%;  la luz está descontrolada, su media anual en 2021 fue de 111,4 euros por MWh,  cuatro veces más que en 2020.

También sube el gas, el combustible se ha encarecido un 25%; ahora llenar un depósito de gasolina cuesta 82 euros, 18 euros más que hace un año; la compra de un coche por el aumento del impuesto de matriculación subirá una media de 1.500 euros; el peaje de las autopistas un 1,97%; el precio de la vivienda ha subido un 4,3% de media en el 2021 y sin olvidarnos del Valor de Referencia, que entró en vigor el 1 de enero, como subida impositiva encubierta, actuando como valor mínimo de las compraventas, herencias, donaciones.

La cuesta de enero de este 2022 será la más dura de la historia

Según el INE, los precios de los alimentos han subido y sirvan algunos ejemplos como el aceite un 23,6%; los refrescos el 10,5 %; la carne de ovino el 15%; las pastas el 10,3 %; la fruta el 6%; los huevos el 4,9%; la leche el 4,2%; el pescado fresco el 4,2%; pero es que nos encontramos con una inflación que acabó el 2021 al 6,7%, en máximos desde marzo de 1992, destruyendo el poder adquisitivo de las familias, cuyos salarios solo subieron un 1,5% en el 2021.

Cabe recordar que la mayoría de las empresas subirán los precios para este año 2022, en nada ayuda la crisis de suministros, a escasez de materias primas, la fuerte subida de los precios de los materiales de construcción o la crisis de productos electrónicos, que afectan al sector informático y especialmente al de la automoción. El propio Banco de España, prevé un IPC de 3,7% para el próximo año.

También suben tributos como Sociedades con un tipo mínimo del 15%, el IRPF solo subirá para los tramos más altos, el impuesto de matriculación comentado anteriormente, las cuotas de los autónomos se elevarán aproximadamente entre 5 y 21 euros, en cuanto a los planes de pensiones tendrán menos beneficios al aplicar una rebaja sustancial a la cantidad máxima que se puede desgravar, pasando de una aportación máxima deducible de 2.000 euros a 1.500 euros.

Dicho lo anterior, vayan preparándose, para la cuesta de enero de este 2022 será la más dura de la historia, con la economía sin reactivarse y en mínimos por la COVID,  con el paro más alto de toda la Unión Europea, en una tasa según Eurostat del 14,1% que cerró noviembre 2021 y sin olvidarnos que antes del 20 y 31  hay pago de impuestos.

Antes de finalizar, no está de más recordar algunos consejos para aguantar mejor lo que queda de mes:

– Sentarnos a analizar todos y cada uno de  los gastos e ingresos de la unidad familiar.

-Revisar los gastos familiares, incluidos los bancarios, los suministros, evitar duplicados, los innecesarios, elimina extras, implicando a todos los miembros de la familia.

-Buscar tarifas planas e intentar que no coincidan en este mes de enero, todos los vencimientos de los pagos por ejemplo de los seguros (hogar, casa, coche, vida, etc.)

-Comprar de forma responsable y olvidarse de los caprichos.

-Ojo a las rebajas, comprar solo lo necesario, con lista previa y revisando lo que tenemos en casa antes de salir.

-Cambiar hábitos como utilizar más el transporte público, comer de tuper, caminar .

-Hacer un poco de dieta, ayudará al bolsillo y a nuestra salud, después de los excesos de la Navidad.

-Utilizar con responsabilidad las tarjetas bancarias, ojo con comprar a crédito.

-Si es posible, retrasar algunas decisiones de compra para febrero o marzo.

 -En el pago de impuestos, conocer que es posible aplazarlos.

Por último, siguiendo con el argot ciclista, estén en forma para lo que queda de mes, tengan buen fondo físico, estén preparados mentalmente, si son escaladores, mejor, cuenten con un buen equipo, con una bicicleta ligera, tengan una buena estrategia, conozcan la etapa y no se olviden de pedalear.

Últimas Firmas