España invertirá 4,3 millones de euros en un «sandbox» para testar el Reglamento de Inteligencia Artificial de la UE 
El proyecto piloto cuenta con un presupuesto total de 4,3 millones de euros durante tres años, desde el inicio de los trabajos este año, hasta 2024.

España invertirá 4,3 millones de euros en un «sandbox» para testar el Reglamento de Inteligencia Artificial de la UE 

|
01/7/2022 06:48
|
Actualizado: 01/7/2022 01:48
|

Este va a ser el primer país que implemente el Reglamento de Inteligencia Artificial de la Unión Europea (UE), el cual se prevé que entre en vigor en enero de 2024, a través de un «sandbox» que se pondrá en marcha en los próximos meses. Así lo confirmó Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial en una presentación que hizo en Bruselas en la sede de la Comisión Europea.

A través de este «sandbox» se probará el reglamento europeo del IA con el objetivo de crear las condiciones para una implementación fluida de las futuras normas regulatorias que se aplican en este campo. El término «sandbox o sandboxing», tal y como indica su nombre, se refiere a un “cajón de arena” o un entorno controlado de pruebas diseñado para experimentar de forma segura con proyectos de desarrollo. También podría denominársele banco de pruebas.

El proyecto piloto cuenta con un presupuesto total de 4,3 millones de euros durante tres años, desde el inicio de los trabajos este año, hasta 2024. Es una inversión enmarcada en la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA) que forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

La iniciativa ha sido adjudicada en convocatoria pública a la unión temporal de empresas formada por la asociación OdiseIA y la consultora  Deloitte.

Es el primer paquete de normas a gran escala para que la Inteligencia Artificial deje de ser una tecnología desregulada, del que pymes y «startups» puedan beneficiarse. 

El equipo de trabajo que se ha creado lo lideran Idoia Salazar, presidenta de esta entidad, y Manel Carpio, socio de Advisory Risk de esta empresa.

Se trata del primer paquete de normas a gran escala para que la Inteligencia Artificial deje de ser una tecnología desregulada, del que pymes y «startups» puedan beneficiarse. 

A tal efecto estos profesionales ya trabajan en la implementación de guías que ayuden a entender el funcionamiento del «sandbox».

Aunque el reglamento no finalizará su proceso en Europa y entrará en vigor hasta enero de 2024, la intención es “prepararnos para evitar posibles problemas cuando se aplique, pensando sobre todo en las pymes”, señaló Artigas durante su presentación.

Al mismo tiempo incidió en que la intención es evitar “una moratoria a dos años, porque supondría dos años más de IA sin cortapisas ni nada que controle sus efectos negativos».

Además, la secretaria de Estado indicó que la intención no es “influir en los procesos de elaboración del Reglamento”, sino ponerlo en práctica para ver sus posibles fallos y poder solucionarlos a tiempo para la fecha de implantación. 

El piloto es flexible, añadió. «Si durante la negociación hay cambios en el Reglamento, tenemos la flexibilidad suficiente para implementarlos”.

Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, en la presentación de Bruselas.

Una iniciativa puntera a nivel de innovación

Para Francisco Perez Bes, socio de derecho digital de Ecix Group y director del libro “All the law”. de Wolters Kluwer, “tras la buena experiencia española del ‘sandbox’ financiero, el hecho de que España lance una iniciativa de este tipo para Inteligencia Artificial nos debe llevar a pensar que el ‘sandbox IA’ puede convertirse en un sistema que ofrezca garantías y seguridad jurídica a las empresas que innovan en esta materia”.

Cree, además, que “con esta iniciativa situará a España entre los países más innovadores en el desarrollo de esta tecnología”.

Pérez Bes considera que “además de la identificación de posibles problemas de interpretación o implementación práctica que pueda conllevar el Reglamento europeo, especialmente importante puede ser la implantación de un proceso como el ‘sandbox’ en aquellas modalidades de Inteligencia Artificial que puedan afectar a derechos fundamentales de las personas”.

Pérez Bes piensa que, “con esta iniciativa, situará a España entre los países más innovadores en el desarrollo de esta tecnología”

En su opinión “ese modelo puede servir para identificar estos posibles impactos, y recomendar medidas que ayuden a cumplir con la normativa actualmente vigente y a alinearse con los principios éticos que se considere adecuado exigir a esta tecnología concreta”.

Además recuerda que, desde Ecix, se ha diseñado “MiA, una de las herramientas de ‘legaltech’ más innovadoras y que es la primera que incorpora inteligencia artificial para la gestión de riesgos legales”. 

Hace un par de años, este Jurista, en una reunión con empresarios, ya adelantaba que un futuro ‘sandbox’ en Inteligencia Artificial sería una oportunidad para ampliar el alcance del proyecto para tratar de involucrar a las empresas.

“Se trata de adelantarse a las obligaciones que recoja la futura regulación, y de que elaboren compromisos propios o sectoriales que les permita regular su actividad de una manera legalmente adecuada para el regulador, en particular a través de códigos de conducta”.

Y también apunta al desarrollo de sistemas alternativos de resolución de controversias que, “sin embargo, como en otras ocasiones, parece que la industria no estaba lo suficientemente madura en esa ocasión como para adelantarse a lo que estaba por venir, y buscará su adaptación en esta ocasión gracias, en parte, a esta nueva propuesta de ‘sandbox’”, comenta.

Francisco Pérez, socio de derecho digital de EcixGroup.

Bruselas pisa el acelerador

Por su parte, Belén Arribas, abogada experta en tecnología, IA y privacidad, vicepresidenta de ENATIC y Presidenta de la International Federation of Computer Law Associations (IFCLA) destacó que en España ya contamos con una primera experiencia en este tipo de “banco de pruebas”.

En concreto, el ‘sandbox’ instituido por la Ley 7/2020 que tiene como objetivo supervisar el desarrollo de nuevas plataformas y servicios financieros, dar seguridad jurídica en la disrupción, a la vez que se salvaguarda el interés del consumidor. 

“Con el mismo espíritu de “banco de pruebas” se desarrolla ahora el sandbox sobre soluciones de IA, que además viene previsto ya en las disposiciones sobre gobernanza de la Propuesta de Reglamento europeo de IA, primer instrumento que se desarrolla a nivel internacional sobre esta materia”, apunta.

Arribas explica a Confilegal que “el Ministerio tuvo a bien enviarnos a varios expertos un cuestionario de evaluación de la Propuesta de Reglamento y hicimos algunas observaciones y aportaciones, entre otras, en la línea de que se echaba en falta una evaluación específica sobre el impacto en los derechos humanos de las soluciones de IA de más alto riesgo”.

Arribas revela que desde Bruselas se está pisando el acelerador con respecto a esta iniciativa legislativa

También señala que “enviamos también al Ministerio, por si podía ser tenida en cuenta, una propuesta de marco regulatorio que habíamos elaborado el año anterior en colaboración con más de cuarenta profesionales miembros de Itechlaw denominado “Responsible AI”.

En esa propuesta incidimos “en principios como propósito ético y beneficio social, responsabilidad, transparencia y explicabilidad, justicia y no discriminación, seguridad y fiabilidad, justa competencia y ‘open data’ y privacidad”.

Esta jurista subraya que “a la mencionada propuesta de marco regulatorio añadimos la elaboración de una  herramienta de Evaluación de Impacto en privacidad y derechos humanos denominada RAIIA”.

Arribas revela que desde Bruselas se está pisando el acelerador con respecto a esta iniciativa legislativa y recuerda que ya el conocido jurista asesor de la Comisión, Paul Nemitz, indicó en una mesa redonda celebrada en el Congreso ‘Applied Machine Learning Days’ en el EPFL en Lausanne, en donde también intervino, «que la intención era que el Reglamento fuera publicado alrededor de finales de año y fuera exigible, tras un período transitorio breve, dentro de un año”.

Belén Arribas es abogada experta en tecnología, IA y privacidad, vicepresidenta de ENATIC y presidenta de la International Federation of Computer Law Associations (IFCLA).

Ya hay un ‘sandbox’ financiero 

Por su parte Moisés Barrio, letrado del Consejo de Estado y director del Diploma de Alta Especialización en LegalTech y transformación digital de la Universidad Complutense de Madrid, el «sandbox» proyectado es un «sandbox» regulatorio, que es el que se destina a la prueba de productos.

“Permite acompañar en un ambiente controlado y con sujeción a menores cargas regulatorias a los desarrolladores de productos innovadores que, al cabo de un tiempo, deben cumplir con la totalidad de la regulación que les resulte aplicable. Es decir, tras el periodo de prueba, los proyectos del ‘sandbox’ no pueden seguir operando sin el cumplimiento de todas las normas que les resultarían aplicables al producto u operador en cuestión”.

“El entorno de pruebas español, que se adelanta a la aprobación del futuro Reglamento europeo que regulará jurídicamente determinados usos de IA en la Unión Europea, en su artículo 53 habilita espacios controlados de pruebas para la IA”, recuerda Moisés Barrio

“De hecho, quiero subrayar que nuestro ‘sandbox’ de la Ley 7/2020 además funciona como instrumento supervisor, que permite identificar los desarrollos y potenciales efectos de la transformación digital en la prestación de servicios financieros, en la protección a los usuarios y en la estabilidad financiera. Por eso, constituye un buen modelo a seguir.”

Por todo ello, “el entorno de pruebas español, que se adelanta a la aprobación del futuro Reglamento europeo que regulará jurídicamente determinados usos de IA en la Unión Europea, en su artículo 53 habilita espacios controlados de pruebas para la IA”, destaca.

Esos espacios “serán “establecidos por las autoridades competentes de uno o varios Estados miembros o por el supervisor europeo de Protección de Datos para fomentar la prueba de soluciones técnicas específicas y de procedimientos de cumplimiento normativo, al tiempo que ayudará a las empresas, y especialmente a nuestras pymes, a evitar cargas innecesarias e incertidumbre regulatoria en esta materia”.

Barrio indica que “estoy profundamente convencido de que el ‘sandbox’ español es una herramienta importante para asegurar que la IA sea segura y respete el ordenamiento jurídico, disipando las dudas en su utilización. Alcanzar este objetivo reclama más desarrollo tecnológico, de estándares y pruebas, lo que habilita precisamente el ‘sandbox’, y que requiere del trabajo conjunto de instituciones públicas, sector privado y ciudadanos”.

Moisés Barrio es letrado del Consejo de Estado y director del Diploma de Alta Especialización en LegalTech y transformación digital de la Universidad Complutense de Madrid.

Noticias Relacionadas:
Lo último en Política