Firmas

Un día sin Letrado de la Administración de Justicia

Irene Caballero Pinilla
Un día sin Letrado de la Administración de Justicia
La letrada judicial Irene Caballero Pinilla explica el porqué de la huelga del próximo 24 de enero.
20/1/2023 11:32
|
Actualizado: 20/1/2023 11:39
|

Los Letrados de la Administración de Justicia (en adelante LAJ, y anteriormente secretarios judiciales) seguimos siendo desconocidos para el ciudadano en general, y nuestros días de huelga en 2022 han pasado bastante desapercibidos en la prensa.

El 24 de enero comenzaremos una huelga indefinida, derivada de diversos incumplimientos de acuerdos por parte del Ministerio de Justicia.

Y disculpándome de antemano con el resto de la familia que forma la oficina judicial, y que también tienen muchas e importantes funciones, hoy esto trata de nosotros.

Porque, ¿qué supone la huelga de un LAJ? ¿En qué se va a traducir cada día de huelga en los juzgados de toda España?

En primer lugar, lo que suele verse más en las noticias: suspensión de juicios y declaraciones.

Y es que, si bien los LAJ a estas alturas y gracias a los (pocos) avances tecnológicos de la justicia y por causa de las distintas funciones que se nos han atribuido los últimos años, no estamos físicamente en las salas, seguimos dando fe y firmamos todos los vídeos y actas.

Esto afecta a otros actos practicados ante nosotros: conciliaciones (especialmente en los Juzgados de lo Social), divorcios de mutuo acuerdo, otorgamiento de poderes…

Tampoco saldrá o entrará dinero en los juzgados: todas las transferencias y pagos de multas, responsabilidades civiles, pensiones y otras cantidades, son hechas por nosotros día a día.

Especialmente en la ejecución, donde tenemos amplias competencias, no podrán dictarse las resoluciones que acuerdan embargos, averiguaciones patrimoniales, no se publicarán subastas ni se dictarán decretos de adjudicación.

Cada día de huelga, se suspenderán desahucios porque, aunque se permita legalmente delegar su práctica en los gestores, sigue siendo competencia del LAJ dirigir esa diligencia y resolver sobre ella.

No se publicarán ni notificarán resoluciones, ni siquiera las de jueces y magistrados. Más competencias que necesitan nuestra firma.

Y esta lista podría ser más larga: monitorios sin finalizar, juras de cuentas de los profesionales, tasaciones de costas, actos de jurisdicción voluntaria, trámites no urgentes del registro civil…

En fin, no podrán continuar los procedimientos con normalidad porque su tramitación y ordenación depende, en general, de nuestras diligencias.

Creo que todos lamentamos de antemano los retrasos que van a sufrirse en los juzgados los próximos días, sumado al que ya se arrastra por la falta de medios que vivimos en esta administración.

Y es que en alguna ocasión he escuchado a algún profesional decir que muchas de nuestras funciones consisten en “una firma”, pero lo cierto es que la falta de esa firma de todos los Letrados de la Administración de Justicia que secundaremos la huelga indefinida a partir del 24 de enero va a paralizar la actividad normal en muchos juzgados de todo el país.

Otras Columnas por Irene Caballero Pinilla:
Últimas Firmas