Firmas

Opinión | Directiva Europea contra el «greenwashing»: hacia las auditorías rigurosas sobre las prácticas ESG

Opinión | Directiva Europea contra el «greenwashing»: hacia las auditorías rigurosas sobre las prácticas ESG
Mónica Rico y Félix Arroyo son cofundadores del ESG Summit Europe 2024.
30/4/2024 06:31
|
Actualizado: 30/4/2024 10:25
|

La Unión Europea, a la vanguardia en la promoción de la sostenibilidad y la transparencia empresarial, ha implementado la Directiva Green Claims del Parlamento Europeo y del Consejo (UE) 2024/825.

Esta legislación, enfocada en clarificar y estandarizar las afirmaciones ambientales, no sólo establece sanciones para los casos graves de malas prácticas, sino que también actúa como un catalizador para alentar la adopción de estrategias empresariales sostenibles dentro del marco ESG.

Los informes de las Autoridades Europeas de Supervisión (ESAs) subrayan la necesidad de un marco regulatorio robusto que proteja tanto a los consumidores como la integridad de los mercados, respondiendo al significativo aumento de litigaciones por “greenwashing”.

En este contexto, la Directiva no solo penaliza, sino que sobre todo orienta y educa a las empresas hacia prácticas auténticas y eficaces de sostenibilidad.

Para poner en contexto la complejidad de informar sobre sostenibilidad, hay que reconocer que hasta hace poco, la Unión Europea no había emitido normas de transparencia completas para el reporte de sostenibilidad.

INFORMACIÓN AMBIENTAL, SOCIAL Y DE GOBERNANZA (ESG) JUNTO A LA FINANCIERA

Estas normas, que serán obligatorias para las empresas medianas a partir de 2025, establecen un marco claro y detallado que facilitará a las empresas la divulgación de información ambiental, social y de gobernanza (ESG).

En el marco de la nueva Directiva, las empresas deberán realizar auditorías rigurosas de sus prácticas de sostenibilidad y adaptar sus procesos para alinearlos con las normativas vigentes.

Este enfoque no solo mejora su credibilidad sino que también fomenta una cultura corporativa responsable.

Las auditorías son herramientas clave para construir confianza con los inversores y consumidores, demostrando un compromiso real y medible con las prácticas sostenibles.

Además, la Directiva establece un mercado más justo, donde las empresas genuinamente sostenibles pueden destacarse y ser recompensadas, incentivando así a todas las empresas a adoptar prácticas más verdes de manera transparente y medible. Esto contribuye a una economía global más sostenible.

Con la implementación de la Directiva, se estima que las nuevas inversiones en tecnologías sostenibles y prácticas empresariales responsables podrían ascender a 1 billón de euros anualmente.

Este estímulo financiero no solo se espera que impulse la innovación verde sino que también podría crear hasta un millón de nuevos empleos en el sector de las energías renovables y la eficiencia energética para 2030

El impacto de la Directiva también se extiende a la percepción del consumidor y la inversión, donde la claridad y la confianza mejoran la capacidad de los inversores para evaluar riesgos y oportunidades, atrayendo más financiamiento hacia empresas comprometidas con la sostenibilidad.

Los Estados miembros deberán adoptar y publicar las disposiciones necesarias para su cumplimiento el 27 de marzo de 2026, con una aplicación efectiva a partir del 27 de septiembre de ese año.

Para tener éxito, la implementación de la Directiva requerirá de de la colaboración de todas las partes implicadas para afrontar los retos ambientales globales y asegurar un crecimiento económico responsable.

La ESG Summit Europe 2024, que se celebrará en Madrid el 1 y 2 de octubre, será una oportunidad para entender las expectativas e implicaciones de esta Directiva por parte de los reguladores, inversores, empresas y consumidores, identificando las mejores prácticas y estrategias para su implementación efectiva.

En definitiva, la Directiva Europea contra el “greenwashing” no solo combate las afirmaciones engañosas, sino que también sirve como un impulsor significativo para la adopción de prácticas empresariales sostenibles.

Al hacerlo, esta medida está configurando un paisaje empresarial donde la integridad y la innovación en ESG no son solo deseables, sino esenciales para el éxito y la sostenibilidad a largo plazo.

Otras Columnas por Mónica Rico - Félix Arroyo:
Últimas Firmas
  • Opinión | Poner fin al odio y a la desidia en el Valle de los Caídos
    Opinión | Poner fin al odio y a la desidia en el Valle de los Caídos
  • Opinión | La fe pública registral en las adquisiciones de inmuebles financiadas con hipoteca: sentencia del TS de 8 de mayo
    Opinión | La fe pública registral en las adquisiciones de inmuebles financiadas con hipoteca: sentencia del TS de 8 de mayo
  • Opinión | Cinco años esperando a que el Congreso y el Senado cumplan con su deber constitucional de renovar el CGPJ
    Opinión | Cinco años esperando a que el Congreso y el Senado cumplan con su deber constitucional de renovar el CGPJ
  • Opinión | La propuesta de Sánchez de censurar a los medios afines a la oposición podría vulnerar derechos fundamentales
    Opinión | La propuesta de Sánchez de censurar a los medios afines a la oposición podría vulnerar derechos fundamentales
  • Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia
    Opinión | Cambiar el acceso a la carrera judicial, como pretende Sumar, no mejorará la Justicia