El Tribunal Supremo decreta que la Cruz de la Muela siga donde está

El Tribunal Supremo decreta que la Cruz de la Muela siga donde está

|
31/12/2014 00:00
|
Actualizado: 08/4/2016 10:32
|

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha decretado que la Cruz de la Muela, situada en el término municipal de Orihuela, siga donde está porque forma parte de la tradición cultural del lugar y de su entorno.

El Alto Tribunal ha rechazado, por lo tanto, el recurso de casación presentado por la Asociación Preeminencia del Derecho y los abogados José Luis Mazón y Encarnación Martínez Segado, y confirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que denegó la retirada de la Cruz de la Muela. Anteriormente la Consellería de Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana había desestimado la petición de retirada de la citada Cruz, lo que dio pie a la judicialización del caso. 

La Asociación Preeminencia del Derecho que argumentaba que la mencionada cruz era un símbolo de un grupo religioso, lo que chocaba de frente con la aconfesionalidad del Estado, establecida en el artículo 16.3 de la Constitución española. Esta asociación, asimismo, citaba jurisprudencia del Tribunal Constitucional y del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo afirma en su sentencia que la Cruz de la Muela es un monumento que, además de constituir un símbolo religioso propio del catolicismo, forma parte de la tradición cultural de Orihuela y de su entorno. Se trata, por lo tanto, de «un símbolo profundamente arraigado en aquella población, porque así lo ha considerado el consenso social».

«No puede entenderse», añade la sentencia, «que la persistencia de tal símbolo religioso comprometa la aconfesionalidad del Estado ni su neutralidad».

La Sala mantiene que «no existe trato discriminatorio  porque la tradición cultural del símbolo prima sobre su connotación religiosa».

Por ese motivo «no sólo debe ser respetado sino preservado por los poderes públicos, al igual que cualesquiera otros símbolos, sean o no religiosos, que formen parte de la cultura tradicional y del arraigo del pueblo español». 

La Cruz de la Muela es una mole de hierro de más de 1.200 kilos y unas dimensiones de 14,80 metros de altura por casi 8 metros de brazos. Está sostenida por una peana de cemento de 1,60 metros. 

La actual Cruz no es la originaria. De acuerdo con los primeros datos, la primera Cruz era de madera y se levantó en 1715. Fue destuida en varias ocasiones, hasta 1910. En esa fecha se construyó de hierro. 

Hasta el final de la guerra civil Orihuela permaneció en territorio republicano por lo que fue retirada. En 1942 fue reinstalada. En 1985 fue misteriosamente aserrada por unos desconocidos y cayó al vacio, quedando destruida. 

El fervor popular llevó a su reconstrucción inmediata. Un helicóptero del Ejército del Aire la volvió a colocar en su sitio. 

Noticias Relacionadas: