Confilegal
Despachos de abogados y cumplimiento normativo: una relación fructífera (I)
De izquierda a derecha y de arriba a abajo, Luis Soler, Gabriel Castro, Cecilia Pastor, Berta Aguinaga, Adriana de Buerba y Álvaro Écija.
Abogados, Marketing

Despachos de abogados y cumplimiento normativo: una relación fructífera (I)

Luis Javier Sanchez
30 junio, 2016

El próximo 1 de julio se cumplirá el primer año de la última reforma penal que introducía cambios en la responsabilidad penal de las personas jurídicas. A lo largo de este año, junto con las prácticas fiscales y mercantiles, el área de cumplimiento normativo o “compliance” (‘palabro’ anglosajón) se ha convertido en una de las líneas de negocio más rentables para los despachos.

En este reportaje, que hemos convertido en dos piezas debido a la afluencia de despachos que han decidido contar su caso práctico, explicamos cómo las principales firmas de abogacía de los negocios se han adaptado a este nuevo entorno.

En esta primera entrega conoceremos los modelos de cumplimiento normativo de Broseta, Garrigues, Baker & Mckenzie, Linklaters, Pérez Llorca, Ontier y Ecix.

BROSETA Y SU FILIAL DE CUMPLIMIENTO 

Una de las apuestas más innovadoras en materia de cumplimiento normativo la ha hecho el despacho español Broseta, quien hace un año decidió crear una filial dentro del bufete, Broseta Compliance y poner al frente de ella a Luis Rodríguez Soler, “consultor de delitos”, como le gusta que le llamen, y socio de Broseta Compliance.

Este modelo aglutina a profesionales diferentes disciplinas, no sólo abogados, incluido el penal.

En menos de un año hemos reunido a veinte profesionales. Con la entrada en vigor de esta nueva reforma de las personas jurídicas del 2015 sí hemos notado que las empresas se tomen más en serio esta práctica”, apunta.

Luis_Rodriguez_Soler

Luis Rodríguez Soler es el máximo responsable del área de cumplimiento normativo de Broseta Abogados.

La demanda de proyectos de compliance se ha incrementado notablemente en cualquier punto del país. “Cualquier tipo de empresa aspira a tener su sistema de cumplimiento normativo penal robusto basado en protocolos claros y sólidos”.

Este modelo multidisciplinar se ha ido organizando en función de la demanda de los propios clientes.

“Tenemos tres áreas de negocios, una para financiero y seguros, otra de industria y consumo y una tercera de telecomunicaciones e infraestructuras, como sectores que más demandan esta práctica”, explica este abogado.

Soler advierte que este trabajo requiere el esfuerzo de profesionales, ante la proliferación en los últimos años de chiringuitos de “compliance”.

“A este respecto la circular de la Fiscalía General del Estado 1/2016 ha sido perfecta porque ha clarificado el entorno actual y cómo se debe trabajar en materia de cumplimiento normativo”, agrega.

GARRIGUES: CREAR CULTURA DE CUMPLIMIENTO INTERNO

Gabriel Castro, socio del departamento procesal penal de Garrigues, señala que la normativa más clara aprobada en marzo del 2015 y que entró en vigor en julio ha generado que muchas empresas se planteasen de forma clara poner en marcha su modelo de cumplimiento normativo.

“Hay que darse cuenta que entre 2010-15 la crisis fuera dura y no se veía utilidad en el compliance”, señala.

Para Garrigues, los fichajes de Eduardo Torres-Dulce, exfiscal general del Estado, y el más reciente, de Helena Prieto, fiscal adscrita a la Secretaria Técnica de la Fiscalía, profunda conocedora de la circular de la FGE 1 /2016 sobre “compliance”, “son estratégicos para toda el área penal de la firma por su experiencia contrastada en esta práctica”.

gabriel castro garrigues_400x320

Gabriel Castro es socio del departamento procesal penal de Garrigues.

A nivel organizativo el cumplimiento normativo se vertebra desde medio centenar de abogados de la firma que solo hacen derecho penal repartidos en las oficinas del despacho.

“Desde que se puso en marcha en el 2010 su trabajo ha estado apoyado por otro equipo de consultores que ayudan a hacer el trabajo de campo en materia de riesgos”, afirma.

Desde este contexto, la firma legal española pone en marcha equipos multidisciplinares donde estos profesionales comparten actividad con fiscalistas o expertos en medioambiente en función de los riesgos que se deriven de esta política de cumplimiento.

Para Castro lo más importante de toda esta política de cumplimiento es que las propias empresas adviertan que tienen que interiorizar la llamada cultura del cumplimiento a todos los niveles, “eso hace estar vigilante con tus riesgos y vigilante con tus procedimientos y políticas de compliance para evitar cualquier delito”, destaca.

Muchos despachos se decantan por equipos disciplinares que den soporte de forma transversal al cliente en materia de cumplimiento normativo

BAKER & MCKENZIE, APUESTA INTERNACIONAL

Baker & McKenzie cuenta con una pionera práctica de compliance (banda 1, Chambers Europe 2016), puesta en marcha a principios de 2010. Se trata de una área transversal que cuenta con expertos de diversas disciplinas del derecho, además de penal.

Los servicios jurídicos de “Compliance” incluyen una amplia variedad de prácticas como el gobierno corporativo, derecho de la competencia, operaciones de adquisición, venta y restructuración, protección de datos, protección de los derechos de los trabajadores, cumplimiento fiscal, investigaciones internas y derecho penal, medioambiental y farmacéutico.

Baker & McKenzie dispone de 900 abogados en todo el mundo que trabajan en esta práctica. En muchos casos, la experiencia de otros países en materia de Corporate Compliance la han podido trasladar a otras jurisdicciones.

cecilia pastor baker2

Cecilia Pastor dirige el equipo de Compliance en Baker & McKenzie en Madrid.

Este despacho puso en marcha la Innovative Investigations Academy, una iniciativa única con el fin de aumentar la concienciación en las organizaciones a todos los niveles directivos y ofrecer pautas de actuación para “mantener el control en tiempos de crisis”.

A nivel organizativo Jesús Santos, ex teniente fiscal de la Audiencia Nacional, se incorporó en 2012 en Baker & McKenzie para liderar el área de Penal del Despacho que depende del departamento de Litigación y Arbitraje, dirigido por el socio director, José María Alonso.

Muchos despachos se decantan por equipos disciplinares que den soporte de forma transversal al cliente en materia de cumplimiento normativo

Por su parte,  Cecilia Pastor dirige el equipo de Compliance en Baker & McKenzie en Madrid. Es una de las abogadas más experimentadas en “corporate compliance” (cumplimiento normativo corporativo) en el mercado porque lleva años realizando esta práctica, antes incluso de que se impusiera en España.

ONTIER Y SU NUEVO MODELO DE CUMPLIMIENTO

Procedente de CMS Albiñana & Suárez de Lezo, la abogada penalista Berta Aguinaga recalaba en septiembre del 2015 en ONTIER como responsable del área penal económica, que engloba a cuatro profesionales, con especial atención en los asuntos de cumplimiento normativo. De momento se ha descartado crear un grupo específico de trabajo sobre este tema.

A lo largo de este año, la firma ha organizado diferentes eventos y mesas redondas para concienciar a las empresas del cambio normativo.

“Es evidente que la reforma del 2010 ya introducía la figura de la responsabilidad de las personas jurídicas, pero cinco años después la problemática es diferente”, cuenta Aguinaga.

BERTITA

Berta Aguinaga, de ONTIER, es la responsable del área penal económica.

Para esta letrada, los tres fallos que se conocen del Tribunal Supremo sobre las personas jurídicas, y un cuarto a punto de salir, “dejan claro de la importancia que para las empresas es contar con un sistema propio de prevención de delitos. No se trata de cambiar la manera de funcionar de la empresa sino adaptarse a un nuevo entorno desde lo que existe”, aclara.

A su juicio, la percepción de las empresas es que esta metodología es complicado de implementar, sobre todo “en el canal de denuncias y en la figura del Compliance Officer como órgano independiente dentro de la firma”.

Al final “estamos ante una herramienta de defensa de las empresas una vez que se sabe que hubo delito”, aclara.

LINKLATERS, ENFOQUE TRANSVERSAL 

Jaime Pérez Bustamante, socio responsable de Derecho de la Competencia y Fran Málaga responsable del área de procesal y arbitraje lideran en la oficina de Linklaters en España el departamento de Compliance de carácter multidisciplinar más que ad hoc. En determinados asuntos se alinea con la estrategia del despacho en esta práctica a nivel internacional.

Jaime Pérez Bustamante es socio responsable de Derecho de la Competencia en Linklaters.

Jaime Pérez Bustamante es socio responsable de Derecho de la Competencia en Linklaters.

“Este año ha sido muy intenso, ha habido que dar mucha asistencia jurídica y formación a determinados clientes en materia de cumplimiento normativo”, explica Málaga.

Con la reforma del pasado año las empresas ya tenían claro como diseñar su modelo de compliance si se sigue el articulo 31 bis 5 del nuevo Código Penal.

Este despacho, como otros consultados por CONFILEGAL, han optado por crear equipos multidisciplinares porque cualquier política de cumplimiento normativo tiene repercusiones de diferente índole en las empresas. “En un área como Competencia hay una sensibilidad especial por los temas de compliance”, indica Pérez-Bustamante.

Francisco Malaga2

Fran Málaga, responsable del área de procesal y arbitraje de Linklaters.

La labor jurídica de profesionales que trabajan en la práctica de “compliance” de Linklaters se centra sobre todo cuando ya se ha generado un problema, Fran Málaga recuerda que en una de las últimas operaciones que realizaron una de las empresas carecía de política de cumplimiento normativo.

“Es evidente que este tipo de políticas genera problemas a la propia asesoría jurídica de las empresas”, matiza Jaime Pérez-Bustamante.

Sobre la cooperación que existe entre las diferentes oficinas en esta materia nos señalan que “a nivel de ‘compliance’ penal nos coordinamos con otras oficinas como la de Londres o París con más experiencia práctica que nosotros”, apunta Málaga.

Respecto a Competencia esta práctica está totalmente integrada porque el derecho es el mismo, simplemente se ajusta a las distintas jurisdicciones”, señala el socio de Competencia de la firma.

Tras esta reforma del 2015 se nota más conciencia en las empresas en materia de cumplimiento normativo. Se lo han tomado más serio.

PÉREZ-LLORCA, LA REFORMA DEL 2015 CLARIFICA EL PANORAMA 

Poco antes de la primera reforma penal del 2010, Adriana de Buerba, fiscal en excedencia y socia de la firma ponía en marcha esta área de ‘Compliance’ dentro de la jurisdicción penal económica. “Además de la reforma legal que se puso en marcha los propios clientes nos demandaron poner en marcha esta práctica”.

A su juicio, otras fechas de la eclosión del fenómeno del compliance es el 2013 cuando se incluye a las empresas públicas la necesidad que tengan su modelo de cumplimiento normativo y “ tras la reforma del 2015 donde ha quedado claro que es una metodología que las empresas deben apostar por ella para prevenir sus delitos”.

Pérez-Llorca

Adriana de Buerba, fiscal en excedencia, es socia de la firma Pérez Llorca; puso en marcha esta área de ‘Compliance’ dentro de la jurisdicción penal económica.

Nuestra interlocutora señala que esta práctica de compliance ha ido evolucionando siguiendo las demandas de sus clientes.

“Hemos puesto en marcha equipos multidisciplinares para gestionar mejor los asuntos que llegasen sobre esta materia”, cuenta.

Así los hay configurados en materia de Competencia, otro sobre práctica laboral o mercantil.

Tras la reforma del 2015 se nota más conciencia en las empresas en materia de cumplimiento normativo;  se lo han tomado más serio

A juicio de esta experta en cumplimiento normativo pueden detectarse en el seno de la empresa ciertos malentendidos entre la parte jurídica y la de negocio de la propia entidad. “Es fundamental en la formación que se da a la empresa explicarles bien que valor añadido tiene el tener estos planes de cumplimiento normativo en la práctica”.

El área de derecho penal económico y corporate compliance de Pérez-Llorca cuenta con nueve abogados a los que se unen otras profesionales de diferentes jurisdicciones. “Siempre procuramos utilizar lo que la empresa ya tiene en materia de cumplimiento y desde ahí organizar esta práctica siguiendo la normativa actual”

Ahora los directores jurídicos parece que conocen mejor el terreno.

ECIX, LA INNOVACIÓN EN MATERIA DE CUMPLIMIENTO 

Otro caso especial dentro de la abogacía de los negocios es el de Ecix.

Creado por Alvaro Ecija hace cuatro años hace del ‘Compliance’ su principal negocio. “La visión que queremos transmitir desde Ecix al Compliance es nuestra apuesta por la innovación, atributo del a firma. Apostamos por ser los pioneros y liderar un nuevo reto que es fusionar las Matemáticas y el Derecho”, explica Écija.

Fruto de este convencimiento, Ecix ha lanzado el proyecto de Ecuaciones Legales, una iniciativa formada por un equipo de expertos matemáticos y jurídicos que trabajan para cuantificar el riesgo legal que tendría una organización en caso de incumplir una sanción.

A lo largo de estos años la firma cuenta con 78 abogados y consultores y una cartera de clientes cercana a las 3000 empresas.

“En síntesis, nuestro fin último, es aportar al cliente la seguridad jurídica, entendida como actividad protegida de riesgos legales para que el cliente se pueda centrar en su actividad diaria”, indica Alvaro.

 

Álvaro Écija, socio director de Ecix Group, fue galardonado con el Legal Marcom a la mejor comunicación digital en Banda 2. Confilegal.

Álvaro Écija, socio director de Ecix Group. Confilegal.

Para este experto jurista, “la implantación del ‘Compliance’ en las empresas, no solamente constituye una voluntad del legislador, sino que responde a las nuevas expectativas de la sociedad sobre el papel que debe desempeñar la empresa, la posibilidad de mejorar la imagen de la empresa y conseguir con ello una mejor reputación, la creación de valor social y económico…”.

Desde Ecix se ha puesto en marcha Cultura Compliance para lograr que los planes de concienciación a nivel corporativo sean más eficaces. “Nuestra firme apuesta por la innovación nos lleva a realizar planes de formación a los directivos y empleados a través de la ‘gamificación’, motivando a los profesionales para que tengan un comportamiento responsable en el seno de la organización”, concluye nuestro interlocutor.

 

 

 

Luis Javier Sanchez

Luis Javier Sanchez

Periodista jurídico, comunicador y consultor de comunicación.

@luisjasanchez


Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz