PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los datos abiertos y la reutilización de la información (I)

Javier Puyol es el socio director de Puyol Abogados, una boutique legal especializada en el mundo de las nuevas tecnologías y el cumplimiento normativo. Confilegal.
| | Actualizado: 27/11/2016 1:34

Datos abiertos son datos digitales que son puestos a disposición con las características técnicas y jurídicas necesarias para que puedan ser usados, reutilizados y redistribuidos libremente por cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar[i].

El término de “Open Data” hace referencia a las nuevas políticas personalizadas en nuevos modelos de gobernanza, que busca de manera principal transformar la relación entre gobierno y sociedad para fortalecer los procesos democráticos. Se busca crear un ecosistema que posicione al gobierno como plataforma de innovación, basado en una cultura de transparencia, colaboración, participación y rendición de cuentas que permita la creación de nuevos emprendimientos y la generación de soluciones a retos públicos.

Es importante mencionar que los datos abiertos, tienen como principal finalidad estar puestos a disposición de toda la población de manera accesible, en formatos técnicos y legales para cualquier fin que se desee. significa, que las bases de datos que se generan y administran desde las Administraciones Públicas pueden ser publicadas con ciertas características, para permitir que los datos sean utilizados, reutilizados y redistribuidos, y así crear valor económicamente evaluable.

Los datos abiertos son datos que pueden ser utilizados, reutilizados, y redistribuidos libremente por cualquier persona, y que se encuentran sujetos, cuando más, al requerimiento de atribución y de compartirse de la misma manera en que aparecen.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La definición de apertura completa de detalles precisos de lo que significa. En este sentido, a los efectos de indicar lo más importante con relación a los mismos, pueden afirmarse las siguientes características[ii]:

a). Disponibilidad y acceso la información debe estar disponible como un todo y a un costo razonable de reproducción, preferiblemente descargándola de Internet. Además, la información debe estar disponible en una forma conveniente y modificable.

b). Reutilización y redistribución: los datos deben ser provistos bajo términos que permitan reutilizarlos y redistribuirlos, e incluso integrarlos con otros conjuntos de datos.

c). Participación universal: todos deben poder utilizar, reutilizar y redistribuir la información. No debe haber discriminación alguna en términos de esfuerzo, personas o grupos.

PUBLICIDAD

El punto de partida de estas reflexiones sobre el valor económico de los datos abiertos, debe partir del hecho de que cuando los datos ponen a disposición de las personas físicas y de las empresas provocan el efecto de potenciar el crecimiento económico, para mejorar los servicios públicos y para las rendiciones de cuentas.

Desde esta perspectiva, debe tenerse en cuenta que el volumen de información pública generada ha aumentado exponencialmente, lo que unido al progreso de las tecnologías empleadas para el análisis, explotación y tratamientos de datos, así como la creciente concienciación de la sociedad sobre el valor de la información pública, favorece su reutilización para la provisión de nuevos productos y servicios.

Ventajas

Las innegables ventajas de este entorno en materia de innovación, crecimiento de la economía y el empleo y de impulso a la sociedad de la información y el conocimiento hacen necesario formular propuestas que permitan compatibilizarlas con la garantía del derecho fundamental a la protección de datos reconocido en el artículo 18.4 de la Constitución y en el artículo 8 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea[iii].

PUBLICIDAD

En este sentido, puede hacerse alusión al Preámbulo de la Carta Internacional de los Datos Abiertos, donde se señala, que hoy en día, se puede afirmar que el mundo es testigo de una significativa transformación global, favorecida por la tecnología y los medios digitales, e impulsada por los datos y la información.

Esta transformación tiene un enorme potencial para promover gobiernos, sociedad civil y organizaciones del sector privado más transparentes, responsables, eficientes, receptivas y efectivas, así como para apoyar el diseño, entrega y evaluación de las metas de desarrollo sostenible a una escala global. Los datos abiertos se ubican en el centro de este cambio global.

PUBLICIDAD

La finalidad principal de estas nuevas políticas materializadas en el “Open Data”, tienen como finalidad principal la construcción de una sociedad más próspera, equitativa y justa requiere de gobiernos transparentes, que rindan cuentas, y que colaboren de manera regular y significativa con los ciudadanos.

En este sentido, existe una revolución global de datos que busca avanzar la colaboración en torno a los desafíos sociales claves, proporcionar una supervisión eficaz de las actividades gubernamentales, y apoyar la innovación, el desarrollo económico sostenible y la creación y expansión de políticas públicas y programas eficientes y efectivos. Los datos abiertos son cruciales para cumplir con esos objetivos.

Transparencia

Así, los datos abiertos permiten a los gobiernos, ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil y del sector privado tomar mejores decisiones informadas. El acceso eficaz y oportuno a los datos ayuda a los individuos y a las organizaciones a desarrollar nuevos hallazgos e ideas innovadoras que pueden generar beneficios sociales y económicos, mejorando la vida de las personas en todo el mundo.

PUBLICIDAD

Los datos abiertos ofrecen una oportunidad que debe aprovecharse; así como comparar, combinar y seguir las conexiones entre distintos conjuntos de datos, rastreando datos a través de un número de programas y sectores.

Cuando los datos se puedan combinar y comparar efectivamente, es posible resaltar las tendencias, identificar desafíos e inequidades económicas y sociales, así como referenciar avances en los programas y servicios públicos, materializándose todos ellos en ámbitos como la salud, la educación, la seguridad pública, la protección del medio ambiente, los derechos humanos y los desastres naturales.

También debe indicarse que los mismos pueden contribuir a la generación de crecimiento económico inclusivo al apoyar la creación y el fortalecimiento de nuevos mercados, empresas y empleos.

Estos beneficios se pueden multiplicar en la medida en que más organizaciones de la sociedad civil y del sector privado adopten buenas prácticas de datos abiertos y compartan sus propios datos con el público.

Flujo de información

Al mismo tiempo, pueden ayudar a mejorar el flujo de información dentro de los gobiernos y entre ellos, y hacen que las decisiones y procesos de gobierno sean más transparentes. Una mayor transparencia promueve la rendición de cuentas y la buena gobernanza, enriquece el debate público y ayuda al combate contra la corrupción y brindar soluciones con políticas innovadoras y basadas en evidencia, y fomentar beneficios económicos y desarrollo social para todos los integrantes de la sociedad. Los datos abiertos pueden lograr esto mediante, por ejemplo:

a). Apoyando políticas públicas basadas en evidencia: alentando a los gobiernos a usar datos en el desarrollo de políticas y en la toma de decisiones basadas en evidencia, lo cual permite mejores resultados de las políticas públicas y apuntala el desarrollo económico sostenible y el desarrollo;

b). Habilitando la colaboración intersectorial: apoyando la colaboración entre gobiernos, ciudadanos, organizaciones de la sociedad civil y del sector privado en el diseño de políticas y en la implementación de mejores servicios públicos;

c). Siguiendo el uso de recursos públicos: mostrando cómo y dónde se gastan los fondos públicos, lo que incentiva a los gobiernos a demostrar que están usando el dinero público de forma eficaz;

d). Mejorando la gobernanza de los recursos naturales: aumentan la concientización sobre el modo en el que los países utilizan los recursos naturales, cómo se gastan los ingresos extractivos, y cómo se comercializa y administra la tierra;

e). Monitoreando impacto: promoviendo la evaluación del impacto de programas públicos, que a su vez permite que los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y del sector privado respondan de manera más eficaz a las necesidades específicas de las comunidades locales;

f). Promoviendo el crecimiento equitativo: apoyando el crecimiento sostenible e inclusivo a través de la creación y el fortalecimiento de mercados, empresas y empleos;

g). Geolocalizando datos: proporcionando referencias de observaciones geoespaciales y terrestres, que permiten la comparabilidad, e interoperabilidad y análisis eficaces al permitir que los datos dispongan en capas geográficas; y

h). Mejorando la toma de decisiones: haciendo posible que los ciudadanos tomen decisiones mejor informadas respecto a los servicios que reciben y a la calidad de servicio que deberían esperar.

6 megabytes al día por persona

En el análisis económico de los datos abiertos, debe partirse de una realidad cada día más inefable. Cada día, se generan en el mundo 6 megabytes de datos por persona. Se estima que la tecnología y los servicios Big Data representen un valor global de 16.900 millones de dólares en el año 2015, con una tasa de crecimiento anual del 40%.  Esta tendencia mundial supone un enorme potencial para diferentes sectores de actividad -salud, transporte o agricultura, entre otros- y es uno de los pilares sobre los que se sustentan los procesos de Open data.

Los datos abiertos pueden contribuir a generar ganancia económica en distintos ámbitos.

En el caso de los gobiernos, por ejemplo, los datos abiertos pueden ayudar a mejorar la prestación de servicios públicos, facilitar la reducción de costos de operación vía la eliminación de duplicaciones y contribuir a una mejor toma de decisiones de política pública. En el caso de las empresas, ofrecen oportunidades para mejorar decisiones estratégicas, aumento de la productividad e innovación en la cadena de valor.

Los datos abiertos, por otra parte, contribuyen a la expansión de una nueva industria de información. Han surgido nuevas empresas que capturan valor mediante la recolección, el análisis y la combinación de datos abiertos de distintas fuentes, o a través de la oferta de un servicio directo basado en este tipo de datos.

Desafío

Hacer negocio y crear ventajas competitivas a partir de recursos abiertos no es sencillo, y convertir los datos abiertos en un negocio rentable representa un desafío crucial. Por ello, puede afirmarse que sin lugar a dudas, las posibilidades ofrecidas por los datos abiertos en el ámbito económico son prometedoras, pero hay otros clusters de valor a los que se debería otorgar igual importancia, tales como: la rendición de cuentas, la democracia, la participación civil y el trabajo voluntario de interés social[iv].

La falta de coordinación internacional, las infraestructuras insuficientes, la escasez de expertos en datos y la complejidad del marco jurídico son algunos de los problemas a los que se tiene que enfrentar Europa[v] a la hora de desarrollar una economía de datos próspera.

La economía de datos se basa en el hecho de que las relaciones comerciales están cambiando. No importa la forma de su organización o el tamaño, el propósito o la geografía. Está cambiando la forma en que se opera para servir mejor a sus clientes y partes interesadas. Cada ciudadano es parte interesada, y las mejores organizaciones están construyendo relaciones de confianza a través de repensar lo que significa ser transparente. Al pasar de una sociedad transaccional a una orientada al servicio, hay un nuevo conjunto de reglas para hacer negocios.

La información juega un papel fundamental en cualquier relación. Y en los últimos 20 años hemos experimentado los movimientos de datos sociales y de negocios que trascendían las fronteras políticas – como la aparición de Internet, el acceso a los dispositivos móviles en todo el mundo, y micro-préstamos. Estos movimientos transformaron las vidas de miles de millones de personas en todo el mundo para mejor y todos tenían un tema en común – dar a las personas el acceso en tiempo real a la información.

 

[i]Cfr.: Carta Internacional de Datos Abiertos. Open Data Charter. http://opendatacharter.net/principles-es/

[ii] Cfr.: ORTIZ DE ZÁRATE, Alberto. «Open Data: el valor de los datos”. Alorza.net. Junio de 2016

Http://es.slideshare.net/alorza/open-data-el-valor-de-los-datos

Éste autor señala que los principios de los datos abiertos son los siguientes:

a). Públicos: se recomienda abrir todos los datos públicos.

b). Detallados: publicar relatos originales con el nivel de granularidad más detallado posible.

c). Actualizados: los datos deben ser puestos a disposición de los usuarios con la frecuencia necesaria para que los datos no pierdan su valor.

d). Accesibles: es necesario hacer accesible los datos al mayor número de usuarios posible.

e). Automatizados: los datos deben ser procesados automáticamente, es decir sin intervención humana manual.

f). Sin registro: los datos deben estar disponibles para todo el mundo, sin necesidad de registro previo.

g). Abiertos: se recomienda la utilización de formatos no propietarios.

h). Libres: los datos deben ser de uso 100 × 100 libre para los usuarios.

[iii] Cfr.: Agencia Española de Protección de Datos. “Orientaciones sobre protección de datos en la reutilización de la información en el Sector Público”. Madrid 2.016

[iv] Cfr.: BONINA, Carla. “El valor de los datos abiertos en América Latina: Oportunidades y Desafíos para la innovación de las ciudades”. Iniciativa Latinoamericana por los pueblos. 23 de Agosto de 2.014

[v] Por estos motivos, la Comisión Europa lanzó el 2 de julio de 2014 una Comunicación donde se describían las características de la economía de datos y se esbozaba un primer paquete de medidas para ayudar a implementarla en Europa, entre las que se encuentran:

a). La creación de una asociación público-privada europea contractual de datos de conformidad con lo previsto en el Artículo 25 del Reglamento (UE) 1291/2013 por el que se establece Horizonte 2020, para fomentar el intercambio de buenas prácticas.

b). La creación de una incubadora de datos abiertos (iniciativa incluida en el proyecto Horizonte 2020) que ayude a las pequeñas y medianas empresas a establecer cadenas de suministro basadas en datos, promover condiciones de acceso abierto o equitativo a los recursos de datos, facilitar el acceso a la computación en nube y ayudar a las pymes a obtener asesoramiento jurídico.

c). La puesta en marcha de una estrategia de apoyo y emprendimiento digital y desarrollo de una red europea de centros de competencia para aumentar el número de profesionales de datos cualificados.

d).  El fomento de las políticas de datos abiertos que incluyan directrices sobre licencias estándar recomendadas, conjuntos de datos y cargos por la reutilización de documentos.

e). Las ayudas para el desarrollo de infraestructuras que posibilitan una economía de datos como la computación en la nube, redes, banda anda, 5G, Internet de las Cosas o infraestructuras de datos públicas.

f). La construcción de un marco de protección de datos único para la UE que impulse la confianza de los individuos en el entorno digital y mejore la seguridad jurídica.

Cfr.: “Europa hacia una economía de datos próspera”. Datos.gob.es. 11 de julio de 2.014.

por Javier Puyol.

Javier Puyol es abogado, socio director de Puyol Abogados, magistrado excedente, exletrado del Tribunal Constitucional, exdirector de la Asesoría Jurídica Contenciosa del BBVA, consultor en tecnologías de la información y comunicación, administrador concursal, árbitro y mediador civil y mercantil, profesor universitario y académico de la Real Academia de Jurisprudencia.
Para comentar, suscríbete
Si ya eres suscriptor, Inicia sesión