PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿Qué es la usura, en qué consiste y de dónde procede el concepto?

Usureros en el Renacimiento. Wikipedia.
|

En época de crisis, como la actual, suelen proliferar los desalmados, es decir, aquellos que se aprovechan de la desgracia ajena y buscan sacarle alguna rentabilidad. A estos los conocemos como usureros, pero ¿qué entendemos por usura?, ¿De dónde procede este concepto?.

A través de la historia se ha entendido la usura como la práctica de imponer a un préstamo inicial un interés abusivo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Si aceptamos esta amplia definición, la práctica de la usura es rastreable 4.000 años atrás en la historia. Aunque su existencia ha sido reiteradamente condenada, prohibida o despreciada, casi todas las culturas, la han utilizado.

En la antigua Grecia la usura alcanzó un notable desarrollo debido a la inexistencia de prohibición legal alguna. Sin embargo, el derecho romano tuvo una conciencia más clara de lo reprochable de esta práctica, que podía reducir al deudor a la condición de esclavo.

Y, por ello, el legislador optó por un sistema de limitación de la tasa de interés, que en la famosa Ley de las XII Tablas –por desgracia nunca encontrada- se concretaba en un máximo del 12 por ciento anual.

PUBLICIDAD

El propio san Agustín, definió como usura toda transacción en la que una persona espera recibir más de lo que ha dado.

De hecho, pensaba que la usura debería ser tan prohibida, que cualquier beneficio obtenido de ella ni siquiera podía darse como limosna.

PUBLICIDAD

¿Y aquí, en nuestro país existió la usura?

No nos vamos a engañar, siempre ha existido. Aunque la usura fue severamente castigada en la Edad Media por influencia del cristianismo. Logró renacer con el liberalismo económico, en el siglo XIX.

PUBLICIDAD

Y será precisamente la crisis de este liberalismo y, el resurgir con fuerza de la figura del usurero, lo que dé origen a principios del siglo XX, a la Ley de Represión de la Usura de 23 de julio de 1908, también conocida como Ley Azcárate.

Ya que su promotor fue el catedrático y político Gumersindo de Azcárate.

Entre otras cosas, la citada Ley, que no marcaba límite en el porcentaje a imponer, sí atribuía a los Tribunales la facultad de anular los préstamos cuyo tipo de interés fuese desmesurado o abusivo. Algo que sigue vigente aún hoy en día, aunque mucha gente los desconoce.

¿Los préstamos pueden considerarse como usura?

No, ni mucho menos. Se dice que un préstamo es usurario cuando se presta dinero a un tipo de interés excesivamente alto, con aprovechamiento por parte de quien presta el dinero.

Además se realiza mediante engaño o amparándose en una situación de necesidad en quien lo solicita.

PUBLICIDAD

Son los Juzgados y Tribunales son los que deciden si un préstamo se puede considerar como usura o no, de acuerdo con la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, que modificaba la citada Ley de Azcárate.

¿La usura es delito o no?

No, ya no es delito. Cosas del capitalismo económico. Con la entrada en vigor del Código Penal del 1995, el delito de usura desapareció de nuestro sistema, aunque por desgracia no su práctica.

Todavía hoy, en el siglo XXI, no hemos logrado desterrar este abuso contra los más necesitados.

Y es que la usura sólo sirve para perpetuar la situación de desigualdad y dependencia que han marcado y marcará las relaciones entre quien es dueño del dinero y quien realmente lo necesita.