Confilegal
¿Cuáles son los riesgos legales más frecuentes en el sector de la moda?
La industria de la moda pese a la crisis económica ha sabido remontar el vuelo.
Abogados, Marketing

¿Cuáles son los riesgos legales más frecuentes en el sector de la moda?

Luis Javier Sanchez
26 octubre, 2017

El Museo del Traje fue sede de una jornada sobre fashion law, nueva tendencia que relaciona la abogacía con el sector de la moda. En este evento organizado por la Asociación DENAE, de expertos en derecho del entretenimiento, colaboraron la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME), la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), el Editorial jurídico Tirant Lo Blanch y el Instituto Tecnológico Textil (AITEX). Uno de los temas de interés fue el de los riesgos legales que asumen estas empresas.

En este evento participaron el Presidente de DENAE, el abogado de Gómez Acebo & Pombo, Iban Díez junto con el Subdirector de Museos Estatales, Miguel González Suela y Modesto Lomba, Presidente de ACME, los cuales puntualizaron y pusieron énfasis sobre la importancia de estas iniciativas los cuales enriquecen al sector y ayudan a crear sinergias tan necesarias entre profesionales del derecho y de la moda.

Una de las cuestiones que se mencionó fue el concepto de abogacía preventiva. Para Diez es fundamental que los propios abogados estén desde el principio para asesorar a los clientes a lo largo de su recorrido y no únicamente cuando surgen los problemas.  De esa forma se evita el penoso trance de la via judicial que en un país como el nuestro es lenta y costosa.

Entre los ponentes, Javier Fernández-Lasquetty, socio de Elzaburu que advierte que “teniendo en cuenta el amplio abanico de sectores que configuran la moda en España y la heterogeneidad que produce la suma de estos, no debería resultar extraño para nadie la disparidad en los niveles de salud de los diferentes sectores”.

Para este abogado “la moda en España ha vivido dos crisis en los últimos veinte años, la primera, 1999-2003, fue provocada por una conjunción de factores entre los que cabe destacar la entrada de nuevos competidores más eficientes al sector (China) o la escasa inversión nacional en innovación. La segunda, la crisis financiera que comenzó en 2008 que, dada su naturaleza global, incidió y afectó sobre el negocio de la moda pese a no ser una recesión intrínseca del sector”.

Pese a ello señala que “el negocio de la moda resurge ahora renovado y con fuerza, y su futuro dependerá en gran medida de la capacidad de adaptación de las empresas de los diversos sectores a las nuevas condiciones de mercado, a la tecnología y a las nuevas demandas de los consumidores”.

Cuidado con las falsificaciones y las llamadas inspiraciones

Sobre los riesgos legales que sufre esta actividad económica Fernández-Lasquetty indica que “los mayores riesgos de la industria de la moda, sin duda, son las falsificaciones, las copias o las llamadas” inspiraciones”. En un sector como éste,  no basta con ser el más original, sino el más rápido en hacer llegar al consumidor el producto por él deseado, pues desde el momento en el que un producto sale al mercado habrá otras empresas dispuestas a copiarlo o a inspirarse en el mismo”.

En un sector como este, no basta con ser el más original, sino el más rápido en hacer llegar al consumidor el producto

A su juicio “ este es el motivo por el que es necesario proteger los intangibles, para poder accionar contra este tipo de sujetos y defender lo desarrollado por los creativos de una empresa que apuesta por un diseño de calidad y por la innovación. Este es un esfuerzo que debe ser medido por los costes que implica pero que es irrenunciable para sobrevivir en este mercado”.

En este contexto un despacho como Elzaburu ofrece un asesoramiento jurídico “completo a este tipo de empresas, para identificar, proteger y defender los intangibles que constituyen elementos estratégicos con que los competir en un sector en el que el valor añadido por las empresas. Marcas y diseños industriales son los registros más utilizados por el sector. También el Derecho de Autor se utiliza para proteger determinadas creaciones”.

Además de ello, “la firma ayuda a sus clientes en los aspectos contractuales. Las operaciones comerciales más habituales, distribución, licencia, Franquicia, tienen características especiales por manejarse activos materiales valiosos para la empresa”. Para ese abogado “la entrada de nueva tecnología no está destruyendo puestos de trabajo en la industria, está provocando una transformación en los recursos humanos necesitados a la hora de realizar las tareas propias de la industria”.

Y señala como “las innovaciones tecnológicas que permiten incrementar la eficiencia productiva respecto de la labor de cualquier persona física pueden provocar una disminución en la contratación de personal cuya labor se puede automatizar, aumentando por contrapartida la contratación de personal cualificado cuyo trabajo no puede ser realizado mediante procesos automatizados”.

Como despacho de abogados, “Elzaburu ha sido un “early adopter” de la tecnología, pionero en esta práctica, especialmente de las TIC y acaba de completar una segunda renovación, estableciendo un sistema “cero papel” y adoptando una forma de gestión fundamentalmente digital. Seguimos innovando nuestros procesos de gestión, pues es un esfuerzo continuo, pero que mejora mucho la eficiencia del despacho”.

Gran expectación en el Museo del Traje en este encuentro entre juristas y profesionales de la moda. En la imagen Miguel Gonzalez, subdirector de Museos Estatales con Ibán Diez, presidente de DENAE.

Riesgos legales cuando saltas al mundo digital

 Ignacio Temiño, socio de Abril Abogados el estado de salud de nuestra moda “es razonablemente bueno en términos generales. Aunque algunos clientes aún tienen restricciones en sus gastos que vienen de los años de crisis, por lo general se percibe un retorno de la inversión y un aumento de ventas, tanto domésticas como en forma de exportación”.

Sobre los riesgos legales que se observan ahora, Temiño destaca que “las que venían operando en el sector de venta minorista off-line están haciendo por lo general un esfuerzo notable por abrir o crecer en el canal de ventas on-line. En este salto hay riesgos legales relacionados con el comercio electrónico, la protección de datos, derecho de consumo, el marketing y la publicidad on-line, etc”.

También destaca “riesgos legales importantes en materia de propiedad industrial e intelectual, ya que es cada vez más frecuente la imitación y copia de diseños innovadores y de nuevas estrategias comerciales. El carácter efímero y poco duradero que tienen muchos productos de moda de gran consumo hace difícil su persecución por vía judicial”. 

Y advierte que un problema es “la lentitud y complejidad de los trámites procesales en España juegan a favor de los imitadores en este sentido. Por este motivo, trabajamos cada vez más con los clientes en políticas de anticipación de la protección legal y protocolos de vigilancia y reacción legal rápida”.

En este salto hay riesgos legales relacionados con el comercio electrónico, la protección de datos, derecho de consumo, el marketing y la publicidad on-line, etc.

Abril Abogados es una firma focalizada en unas áreas muy específicas, por un lado trabajamos todo lo relacionado con Propiedad Industrial e Intelectual, y por otro todo lo relacionado con comercio electrónico, tecnología & media. Somos abogados, pero también agentes de la propiedad industrial y representamos a los clientes antes los tribunales de justicia y ante las diferentes oficinas de patentes y marcas”.

Para Temiño, es posible que se estén destruyendo empleos pero hay otros “que surgen en otras ocupaciones relacionadas con el consumo digital”. Reconoce que su despacho procura estar al dia conociendo a fondo las herramientas que usan los clientes en sus nuevos medios de venta (plataformas, software, redes sociales, etc) y resolviendo los problemas de la manera más eficaz posible, cuando no es posible anticiparlos”. La idea es asesorar al cliente de forma integral desde el primer minuto que les contrata.

 

Problemas con infracciones de propiedad industrial

Para Antonio Cueto socio de Bird & Bird y otro de los ponentes de esta jornada “aunque en los últimos años se había producido un descenso en la facturación del sector en el canal físico, a partir del año 2015, y gracias al negocio de moda online, que aumenta cada año su facturación y la cifra de aportación de la moda en el ecommerce nacional, los sectores de la moda en España gozan de buena salud”.

A su juicio “No obstante, un mundo tan competitivo como el textil y moda ha supuesto que por el camino se hayan quedado algunas compañías con larga tradición en España que no han sabido o podido adaptarse a las nuevas exigencias del sector”.

Respecto a los riesgos legales que sufren las empresas del sector los concentra en “principalmente, la infracción de sus derechos de propiedad industrial por parte de terceros que se dirige fundamentalmente a sus diseños y marcas, las falsificaciones, las importaciones paralelas, los problemas derivados del registro de marcas por terceros en países diferentes de España como medio de bloqueo y los problemas del uso de marcas, imágenes o comentarios inadecuados en redes sociales”.

En el caso de Bird & Bird, hablamos de un despacho internacional que ofrece un “asesoramiento global a las pymes que va desde la prevención y protección de sus derechos hasta la defensa en los tribunales de los mismos, con un equipo de profesionales altamente especializado en propiedad industrial e intelectual y, particularmente, en el sector de la moda”.

Dentro de la especialización sectorial que tiene implantada Bird & Bird a nivel mundial, contamos con un grupo internacional de fashion & retail integrado por abogados de diferentes oficinas de la firma

A su juicio es complicado saber si la tecnología va a destruir muchos puestos de trabajo. “Me inclino a pensar que no ya que el auge de nuevas tecnologías como la impresión 3D o el uso de wearables en el sector de la moda más que destruir puestos de trabajo hará que se creen nuevos ante las necesidades de las empresas y los gustos de los consumidores diferentes al modo tradicional”.

Y nos señala que “es política del despacho adaptarnos a las nuevas situaciones con anterioridad a que se produzcan problemas derivados de la integración y desarrollo de nuevas tecnologías en nuestros clientes. En relación con el nuevo escenario que se plantea con la impresión 3D y el uso de wearables en el sector de la moda, llevamos algún tiempo estudiándolo y dando respuestas a nuestros clientes sobre las implicaciones legales que podrían afectarles”.

 

Luis Javier Sanchez

Luis Javier Sanchez

Periodista jurídico, comunicador y consultor de comunicación.

@luisjasanchez


Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
wpDiscuz