PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Ana Gómez, presidenta de ASNALA, cree que la Administración es el principal incumplidor de la normativa

Ana Gómez, nueva presidenta de la Asociación Nacional de Abogados Laboralistas (ASNALA)Ana Gómez, nueva presidenta de la Asociación Nacional de Abogados Laboralistas (ASNALA)
|

Ana Gómez, socia responsable del área laboral de Mariscal Abogados, se ha convertido en la primera mujer que asume la presidente de la Asociacion Nacional de Abogados Laboralistas (ASNALA), tras ser ratificada su candidatura en el último Congreso de la entidad celebrado hace unos días en Madrid. En su agenda, trabajar con una nueva Junta Directiva que ayude a posicionar la entidad en un punto de referencia del derecho laboral.

La nueva presidenta de la entidad estará al frente de ASNALA durante tres años y sustituirá en el cargo a Martín Godino, socio director de Sagardoy Abogado,  que ha ocupado la presidencia durante dos mandatos. “Trabajar en la Junta Directiva desde hace cinco años como vicepresidenta me ha servido para conocer la institución y lo que ésta necesita en el futuro”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Para esta experta en derecho laboral “se trata de asumir un reto personal y profesional bastante ilusionante”. Reconoce que ha tenido mucho apoyo y ánimo de sus compañeros de cara a que presentara su candidatura “el espíritu de compañerismo que existe en este colectivo es muy alto, cada vez mayor porque el derecho laboral es cada vez más complejo”.

Gómez, a diferencia de otros presidentes de esta asociación en su proclamación, aún no ha desvelado sus cartas y quiénes formaran su Junta Directiva “es clave contar con una Junta Directiva que se comprometa a trabajar desde el primer día. No quiero que sea un mandato presidencialista y sí quiero potenciar el trabajo en equipo”.

Respecto al perfil de estos profesionales que en unos días conoceremos sus identidades, la presidenta de ASNALA señala que “es fundamental que se impliquen en el proyecto y estén dispuestos a dar ideas para mejorar la asociación y el reconocimiento de nuestra profesión como expertos en derecho laboral”.  En principio, todo parece indicar que esta Junta tendrá una mezcla de veteranía con nuevos profesionales más jóvenes.

PUBLICIDAD

Más presencia femenina en ASNALA

En esa renovación, apostará por “más presencia femenina y apostaremos por dar más servicios a los asociados”. La idea que tiene en la cabeza en que en esa Junta Directiva de once miembros, el presidente no soporte tanta carga de trabajo y se creen diferentes puestos especializados”. Pese a que no lo contemplan los Estatutos es posible que se pongan en marcha algunas comisiones de trabajo.

Otra cuestión que plantea es dar cabida a diferentes comunidades autónomas en este órgano ejecutivo de ASNALA y al mismo tiempo crecer a nivel asociativo en todo el país. En sus planes parece que se concretará la puesta en marcha de una vocalía de comunicación que ayude a que la entidad tenga una presencia continuada en los medios informativos.

PUBLICIDAD

Nuestra entrevistada es consciente que los tiempos han cambiado. Lleva en ASNALA desde el pasado 2006 y diez años formando parte de su junta directiva. Desde 2011, ostentaba el cargo de vicepresidenta de la misma. “Los laboralistas somos un colectivo luchador y solícito, y mi propósito consiste en impulsar esos valores desde la asociación, situando al asociado en el centro de las actividades”, afirma

PUBLICIDAD

Desde su punto de vista “el legislador debería esforzarse un poco más. Da la sensación que se legisla a golpe de sentencia del Supremo y Tribunal Constitucional. Los propios magistrados dejan claro en sus fallos judiciales que no pueden suplir al propio legislador” A su juicio los problemas de la justicia afectan a los abogados laboralistas “la demora de los asuntos es espantosa, lo que hace que la jurisdicción social no sea tan ágil como antes”.

Problemas como las caídas de LexNet o el derecho a descanso y a vacaciones también preocupan a los abogados laboralistas “éste es un derecho constitucional que nosotros no tenemos porque podemos recibir notificaciones desde Lexnet los 365 días del año”. Recuerda que ya en el mandato de Godino hubo reuniones con Ministerio de Justicia y Colegio de Abogados para buscar una solución práctica de cara a que no nos notificasen ciertos días”.

Otra de las preocupaciones de esta experta en derecho laboral es la especialización de una profesión que ha cambiado mucho en estos veinte años últimos. “El Derecho del Trabajo ha cambiado mucho y se hace más técnico. Es una profesión dura y habrá que esforzarse por especializarse en el futuro”, aclara. Cuestiones como asesoramiento a autónomos, de economía social, abogado de empresa o de sindicato ahí están.

En este escenario de cambio también aprecia que “los abogados laboralistas estamos ganando posiciones en la sociedad y en los propios despachos de abogados. Ya hay despachos como DLA Piper en España, con Pilar Menor, a la cabeza que cuentan con expertos en derecho laboral al frente de la firma, pero aún son pocos”; indica.  Pero cree que aún el lugar de estos profesionales debe contar con más consideración.

“Estamos buscando con las instituciones una solución práctica al descanso del abogado laboralista. La idea es que no tengamos que recibir notificaciones de LexNet durante todo el año”

PUBLICIDAD

Temporalidad necesita una solución

Para Gómez, hay que buscar soluciones a la temporalidad “si la economía crece y mejora está claro que los empresarios tendrán más confianza a la hora de contratar. No obstante creo que el contrato temporal debe de existir en su justa medida. Hay que recordar que en un país como el nuestro hay muchos sectores de actividad que son estacionales”.

Nuestra interlocutora recuerda que la Administración Pública sigue siendo “el mayor incumplidor en materia de contratación, donde se producen mayores agravios y abusos en esta práctica”. Sobre el tema de los interinos, la situación sigue sin solución pese a que la ministra Báñez pidió a un Comité de Expertos ayuda en esta cuestión “Es un problema que deben resolver que se refleja en los múltiples litigios abiertos en diferentes CCAA”.

Sobre que los fallos del TJUE y del TEDH influyan tanto en nuestra legislación laboral, como es el caso de la ya famosa Sentencia Barbulescu, Gómez ve este fenómeno “positivo y ayuda a reforzar la seguridad jurídica para empresas y trabajadores. Hay que tener en cuenta que pertenecemos a la UE de forma activa y eso hace que nuestros tribunales tengan que asumir y adaptar su doctrina a aquellas instituciones”.

La presidenta de ASNALA ha dedicado la totalidad de su carrera al Derecho Laboral. Tras casi 20 años de experiencia, ha trabajado en despachos de primer nivel donde se ha especializado en litigios ante los tribunales del orden laboral y contencioso administrativo, y asesoramiento en asuntos de seguridad social y negociación colectiva.

Recientemente, se incorporó a Mariscal & Abogados como responsable del área laboral. El despacho, fundado en 2001, tiene una clara vocación internacional que canaliza a través del departamento alemán, el anglosajón y el francés, ofreciendo asesoramiento jurídico a empresas nacionales y extranjeras en su propio idioma.

Con anterioridad, Ana Gómez formó parte de Ontier Abogados y de Monereo Meyer Marinel-lo Abogados como socia responsable de la misma área. Ha llevado más de 100 procedimientos y participado como asesora en más de 1.000 operaciones. Además, desarrolla una amplia actividad en conferencias en foros nacionales e internacionales como los de la International Association of Young Lawyers (AIJA) o European Employment Lawyers Association (EELA), y es autora de numerosas publicaciones jurídica