Una abogada denuncia públicamente, a través de Youtube, que Cuatrecasas la discrimina por ser mujer
Silvia Andrés Arnaiz, abogada de Cuatrecasas, en el vídeo que grabó y que subió a Youtube, denunciando su situación. Youtube.

Una abogada denuncia públicamente, a través de Youtube, que Cuatrecasas la discrimina por ser mujer

|
14/3/2018 06:20
|
Actualizado: 31/3/2022 13:46
|

«Tras el día de ayer he decidido compartir con todos vosotros la situación que estoy viviendo. Lo hago sin esperar nada a cambio, simplemente como apoyo a aquellas mujeres que se puedan sentir identificadas conmigo, para que sean valientes y denuncien las situaciones que ellas entiendan que pueden ser discriminatorias, puesto que muchas veces la sociedad parece animarnos a admitir determinadas situaciones por parecer inherentes al hecho de haber elegido ser mamás».

Así empieza Silvia de Andrés Arnáiz, letrada del Departamento Fiscal (fiscal y tributario) de la segunda firma de abogados España: Cuatrecasas, Gonçalves Pereira  su «yo denuncio personal y público» a través de una grabación, realizada en un tono íntimo, dirigido al resto de las mujeres españolas, que ha colgado en dos redes sociales: Youtube e Instagram.

La abogada trabaja en ese despacho desde noviembre de 2015. Antes prestó sus servicios en el bufete número 1: Garrigues.

«El día de ayer» al que se refiere Silvia de Andrés en su vídeo es la huelga y las manifestaciones por la igualdad que tuvieron lugar el pasado 8 de marzo en toda España, con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Con ese motivo Cuatrecasas hizo público este tuit.

La abogada comienza el vídeo explicando el porqué ha decidido dar este difícil paso: contar públicamente que ha denunciado a su firma ante la Justicia por discriminarla por razón de sexo. 

«He escuchado a tres mujeres y he decidido hacer este vídeo. Porque a mí, escuchar a tres mujeres me sirvió para llegar a casa y saber que estoy haciendo lo correcto. Y porque quiero que la sociedad vea que las situaciones de discriminación se dan también en los sitios que ganan premios y se firman convenios», dice en los primeros segundos.

«A ver, soy abogada. Trabajo para uno de los grandes despachos de este país. llevo trabajando casi diez años. No siempre he estado en el despacho en el que estoy ahora pero siempre he trabajo en  despachos de abogados de primer nivel».

«He trabajado muchísimo. He conseguido ir creciendo año a año, desarrollándome profesional y personalmente. Haciendo un trabajo que me encanta. Conociendo a gente increíble. He llegado a tener un buen puesto de trabajo, con responsabilidades y con un buen sueldo», reconoce Silvia de Andrés.

LA MATERNIDAD AFECTÓ A SU TRABAJO

«Sin embargo, hace meses traje al mundo a una preciosa niña que ha llenado mi vida de felicidad de una manera que yo no habría soñado. Pero como consecuencia de mi embarazo y de mi baja de maternidad también han llegado una serie de cambios a mi vida profesional que no contaba con ellos», confiesa.

«Por desgracia, muchas de vosotras os podéis imaginar a qué clase de cambios me refiero».

«Desde el mismo día que dije que estaba embarazada supe que había habido un cambio. Hice todos los esfuerzos para que no pasase lo que al final ha pasado y los hice porque realmente amo mi trabajo. Me ha costado llegar donde estoy y no lo quería perder todo», continúa relatando.

«Pero bueno, como muchas de vosotras sabéis por experiencia, cuando la persona que tienes enfrente ha decidido que no, generalmente acaba siendo que no. Aún así, volví al trabajo, sin reducir jornada, y asumiendo todo el trabajo que podía y que se me daba. Pero no era suficiente. Cada día, las trabas y las dificultades fueron mayores», revela la abogada.

NO ESTÁ DISPUESTA A QUE NADIE LA DESACREDITE PROFESIONALMENTE

«Quiero no conformarme. No ir a trabajar sufriendo. O reducirme jornada como medida de seguridad, y quedarme allí relegada a un segundo puesto. Pero he elegido no hacer eso. Y lo he elegido porque amo mi profesión. Porque me encanta mi trabajo», añade Silvia de Andrés.

«Y aunque también me encanta ser mamá y también quiero dedicar muchísimo tiempo a mi hija, yo necesito que la persona que tenga enfrente eso lo entienda y me ayude a conciliar, no estoy dispuesta a que nadie me desacredite profesionalmente día a día. A ir volviéndome insegura. A ir perdiendo el amor por mi trabajo».

DENUNCIÓ SU SITUACIÓN ANTE LA JUSTICIA COMO UNA DISCRIMINACIÓN POR RAZÓN DE SEXO

«Entonces, como no estaba dispuesta a  nada de eso, denuncié la situación en un Juzgado. Y en menos de dos meses se celebrará un juicio, y será entonces cuando un juez tendrá que decidir si lo que yo he vivido y entendido como una discriminación por razón de sexo pues lo es, o no lo es», cuenta.

«Ha sido y está siendo muy duro. Es fuerte y es duro. Bueno, tengo muchísima fuerza y muchísimas ganas de hacer valer mis derechos y tengo muchas pruebas contundentes. Testimonios, testigos… Con todo eso voy a ir a un juicio y voy a hacer todo lo que esté en mi mano por defenderme», avisa.

LE HAN INTENTADO «DESGASTAR» POR HABER SIDO MADRE

«Cuando quieres desgastar a alguien que acaba de ser madre y vuelve a trabajar con las incertidumbres y con los  miedos que genera enfrentarse a un jefe del que ya esperas poco o nada resulta muy sencillo desacreditar profesionalmente a alguien».

«Pero en ese sentido, no, chicas, no, seguimos siendo las mismas profesionales que éramos antes de ser mamás, solo que ahora tenemos una nueva responsabilidad que exige unas medidas de conciliación que son imprescindibles y que las empresas, los despachos y las consultoras y todo el mundo nos tiene que facilitar porque es su deber social», aclara.

«Yo lo entiendo como un deber social».

«Gracias a Dios, yo he trabajado con mucha gente y en más sitios, y esa gente me ha mostrado su apoyo de una manera brutal y me ha recordado lo que soy y lo que valgo. Así que iré a juicio e intentaré defender mis derechos con toda la fuerza», asegura.

LA IGUALDAD, NECESARIA

«Por eso es necesaria la igualdad. La situación que yo estoy viviendo no puede consentirse, no puede seguir pasando. Es imperdonable».

«Pues nada», prosigue. «Os he querido contar mi testimonio para que veáis que la desigualdad está presente en todo los sitios, en los grandes y en los pequeños. En unas profesiones y en otras».

«Mucha gente cree que estoy loca por enfrentarme a un despacho tan grande y que eso me puede cerrar muchas puertas profesionalmente, pero bueno. Desde aquí digo que si alguien con las situaciones que yo he vivido, con las pruebas que tengo y con la valentía y el valor que he demostrado tener, decide que no quiere trabajar conmigo no me importa. Porque yo tampoco quiero trabajar con ellos».

SU MARIDO, SU GRAN APOYO

«Así que nada. Lo último que quiero deciros, para lo que quiero aprovechar, es para dar las gracias a mi marido porque eso ha sido muy duro y ha sido insoportable. Y él me ha apoyado desde el principio y me ha dicho, tira para adelante. Defiende todo, donde lo que tengas que defender. Así que, millones de gracias a mi familia, que es que ellos siempre me animan a todo y me apoyan en todo. A toda la gente, con la que he trabajado alguna vez, que se ha movido como loca para ayudarme», relata.

«Como el mundo es muy pequeño, al final las cosas, no sé muy bien cómo, pero se acaban sabiendo. Y ha habido agencias y medios de comunicación que también me han brindado su ayuda».

CUATRECASAS NO TIENE COMITÉ DE EMPRESA

«Y, por ultimo también a UGT, que, en cuanto supieron de la historia, me han dado todas las facilidades para tener su ayuda. Yo vengo de un sitio donde ni hay representantes de los trabajadores ni Comité de Empresa ni nada que se le parezca, ni se les espera. Por lo tanto, lo he entendido como una ayuda realmente desinteresada», agradece.

«Así que muchas gracias a todos. Al final he optado por contarlo como un testimonio personal porque es lo que a mí más me satisfacía».

«Espero que lo entendáis y espero no equivocarme. Muchas gracias a todos», concluye.

EN 2016 CUATRECASAS RENOVÓ SU CONSEJO DE DIRECCIÓN «HACIENDO GALA» DE LA INCORPORACIÓN DE MUJERES

Hace dos años, Cuatrecasas Gonçalves Pereira hizo gala de la entrada de presencia femenina en la renovación de su Consejo de Dirección para los siguientes 4 años: 2 mujeres de 10 miembros, Silvia Albertí y María Joao Ricou; el 20 por ciento del total.

Muy lejos de la paridad y de una presencia femenina significativa o importante.

Cuatrecasas Gonçalves Pereira ilustraba la noticia con una foto en la que aparecían 14 personas, de ellas 3 mujeres.

«Seguimos comprometidos con la incorporación de la mujer en los comités de alta dirección y estamos dispuestos a seguir en esta senda», decían en un comunicado que hicieron público con ese motivo.

«Apuesta por el relevo generacional e incrementa la presencia de mujeres», dice el pie de foto que ilustra esta imagen en la web de Cuatrecasas; 4 de los fotografiados no son miembros del Consejo de Dirección, entre ellos una mujer.

Ranking de despachos españoles elaborado por el diario Expansión en el que Cuatrecasas figura en segundo lugar.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
Lo último en Profesionales