PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

ALA reclama al Colegio de Abogados de Madrid toda la información sobre Colegio 3.0 de IBM

|

La Asociación Libre de Abogados y Abogadas (ALA) ha reclamado a la Junta del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) toda la información sobre el proyecto tecnológico Colegio 3.0 suscrito con IBM en abril de 2016 cuyo lanzamiento estaba previsto, originalmente para el mes de abril pasado, luego para el 1 de julio y cuyo lanzamiento fue abortado 72 horas antes de ese día por el decano, José María Alonso.

«Desde la Asociación Libre de Abogadas y Abogados reclamamos de la Junta de Gobierno la máxima transparencia e información de todo lo sucedido en relación con Colegio 3.0 y que se informe a la abogacía madrileña del contrato suscrito por el ICAM con IBM para el proyecto tecnológico Colegio 3.0; el contrato firmado con Elzaburu Abogados y Consultores para asesorar el contrario anterior y coste de este contrato», afirman en un escrito dirigido al ICAM.

PUBLICIDAD

También «todos los acuerdos de la Junta de Gobierno tomados en relación con Colegio 3.0; la cantidad total reclamada por IBM hasta la fecha para el pago del proyecto y la exigencia de responsabilidades legales y económicas a los anteriores integrantes de la Junta de Gobierno, responsables del sobrecoste de Colegio 3.0».

PUBLICIDAD

Tras dicho abortamiento, la Junta de Gobierno decidió, el pasado lunes 2 de julio, dar una última oportunidad a la multinacional del logo azul para que haga que se subsanen todas y cada una de las deficiencias de Colegio 3.0.

ALA recuerda que el proyecto tecnológico Colegio 3.0 fue anunciado por la anterior Junta de Gobierno de Sonia Gumpert con el fin de integrar todas las aplicaciones informáticas de todos los servicios del ICAM, unificándolas y modernizándolas, para que puedan ser utilizadas por los colegiados y empresas que se relacionan con el ICAM.

PUBLICIDAD

Proyecto opaco

«Desde el principio el proyecto fue tan pretencioso como opaco. Se publicitó acríticamente en los medios del ICAM informando que, dadas las dimensiones del proyecto era “…necesario el trabajo ‘fulltime’ de un equipo de hasta 40 personas con diferentes perfiles profesionales en IBM”.

Para ello, explica esta asociación de abogados progresistas, «el ICAM creó un equipo de gestión encargado de liderar el proceso de implantación formado por Dirección General, Dirección de sistemas, Dirección de recursos humanos, Dirección de justicia gratuita y coordinador del proyecto».

«ALA solicitó información concreta del Proyecto en las Juntas Generales de 17 de noviembre de 2015 y 15 de noviembre de 2016, así descubrimos que, previamente al contrato suscrito con IBM para desarrollar el Proyecto, se había contratado con la propia IBM un ‘análisis de la situación tecnológica actual del Colegio y definiera el modelo que necesitamos construir por nuestros servicios y por nuestras funciones’”, añade.

PUBLICIDAD

Dicho análisis costó al ICAM 60.000 euros más IVA.

«Es interesante precisar que, pese a ser la propia IBM la que había realizado la estimación del proyecto en 3 millones de euros el contrato se pacta por horas de trabajo, por tanto con un precio abierto y sin límite de horas, se realiza sin intervención ni conocimiento de los servicios jurídicos del ICAM y es muy cuestionable jurídicamente que la misma multinacional que desarrolla el estudio previo acabe siendo la adjudicataria de la ejecución del proyecto (situación explícitamente excluida en la Ley 30/2007 de contratos del sector público y en el Real Decreto 3/2011 de 14 de noviembre que establecen la incompatibilidad para realizar las especificaciones técnicas de un contrato y luego concurrir a su licitación)», prosigue.

PUBLICIDAD

«Posteriormente se supo que el contrato, hurtado a los servicios jurídicos del ICAM que lo desconocía hasta que, tras comenzar los problemas, fueron informados, había sido asesorado por el despacho Elzaburu, Abogados y Consultores, expertos en propiedad industrial e intelectual, uno de cuyos socios, Javier Fernández-Lasquetty Quintana, participó en la candidatura de Javier Íscar a las elecciones a Junta de Gobierno del ICAM de diciembre de 2017, como candidato a Diputado 2º, y era Presidente de la Sección de propiedad industrial e intelectual del ICAM».

Los miembros de ALA Pedro Feced,quien fue candidato a secretario general en las elecciones de diciembre pasado, con Clara Argentina Tomás, candidata a vicedecana, y Luz Elena Jara, cabeza de lista de ALA. Carlos Berbell/Confilegal.

Cuentas de marzo de 2018

Con carácter previo a la Junta General de cuentas de 18 de marzo de 2018, que debía aprobar las cuentas anuales del ICAM de 2017, ALA solicitó información de diferentes partidas incluidas en las cuentas y específicamente de “todos los gastos desglosados vinculados al proyecto tecnológico”.

La información facilitada fue la siguiente:

Datos facilitados por el ICAM a ALA.

El coste inicial iba a ser de 3.512.551 euros con IVA y había pasado a ser de 4.468.088 euros, con IVA, incrementándose en 955.537 euros, que se pagarían entre septiembre de 2017 y mayo de 2018. 

PUBLICIDAD

En aquella Junta General, según ALA, Alonso informó sobre el proyecto tecnológico.

Y confirmó el retraso de la entrega del proyecto, pasando a ser la nueva fecha el 1 de julio de 2018.

La fecha original, prevista, era la de abril de 2018, según explicó la directora general del ICAM, Natalia Fantova, en la Junta General Ordinaria del 14 de noviembre de 2016.

Ahora la siguiente fecha fijada es la del 1 de octubre.

Alonso avisó en esa Junta de un incremento significativo del costo

En esa Junta General de 18 de marzo de 2018 el decano Alonso avanzó que se  «realizará una profunda revisión tanto de las causas de la demora, como de los posibles sobrecostes que conlleve, con la consiguiente rendición de cuentas y atribución de responsabilidades”. 

Y en la adenda al proyecto de presupuesto de 2018, se incluyó el siguiente texto:  “No habiéndose producido la entrada en funcionamiento del proyecto tecnológico, y existiendo dudas razonables sobre cuando se producirá, el presupuesto no recoge importe alguno correspondiente a la amortización de dicho proyecto. En todo caso, a la vista del análisis preliminar realizado por la nueva Junta de Gobierno, es previsible que el coste final del referido proyecto se incremente de forma significativa en relación con el importe inicialmente previsto”.

Posteriormente el decano declaró: “nos estamos encontrando costes imprevistos y no contemplados y estamos discutiendo con el proveedor, IBM, cual es el precio que debe afrontar el Colegio. Se van a pedir las responsabilidades que se tengan que pedir sobre lo que ha sido una gestión, a mi juicio, muy deficiente”

Y así, según ALA, se ha llegado a la situación actual.

El ICAM cuestiona a IBM el pago de 6.000 horas de trabajo en Colegio 3.0. «si el coste/hora es similar al que se abonó a IBM por el análisis previo de la situación tecnológica del ICAM estaríamos hablando de cerca de 1.285.000. euros», afirma ALA.

«Y el proyecto tecnológico sigue sin implementarse, habiendo pasado de 3 a 5 millones de euros».

Por ello, esta asociación quiere saber todos los detalles y pormenores del proyecto.

Para poder valorar y actuar en consecuencia, a la vista de los datos, en defensa del patrimonio de esta corporación de derecho público.

La más grande de Europa, por cierto.