PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Serena Williams: Insultar a un juez de silla de tenis sale muy barato

Todas las claves para entender la sanción de 17.000 dólares (14.651 euros) a la tenistaLa tenista estadounidense durante el partido en el que tuvo un ataque de ira porque iba perdiendo y en el que insultó al juez de silla. EP.
|

La tenista Serena Williams, derrotada de forma inesperada por la desconocida japonesa Naomi Osaka, en la final del US Open, celebrada el pasado sábado en Nueva York, se llevó 1.850.000 dólares. El premio de este año ha sido el más importante en la historia del tenis y ha consolidado al US Open como el torneo más importante en este aspecto.

Durante ese partido, Williams emuló los peores momentos de John McEnroe, cuando se encaró con el juez de silla portugués, Carlos Ramos, al que le tildó de “machista” y rompió su raqueta contra el suelo en un momento de ira incontrolada.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La multa que después se le impuso a la tenista de color por esos insultos fue de 10.000 dólares.

Una minucia.

A los que se añadieron 4.000 dólares más por recibir ayuda de su entrenador durante el partido.

PUBLICIDAD

Patrick Mouratoglou, que estaba sentado entre el público, le hizo señales con las manos -cosa que está prohibido-, para ayudarla a salir del pozo negro de la derrota que le estaba infringiendo la nipona.

Dicho de otro modo, la gran campeona y su entrenador hicieron trampas. 

PUBLICIDAD

A los 14.000 dólares se unieron otros 3.000 por romper la raqueta contra el suelo.

PUBLICIDAD

Total, 17.000 dólares (14.651 euros).

A esto se añade otro hecho: Williams es una reincidente.

En noviembre de 2009, fue sancionada por insultar a una juez de silla durante la semifinal del US Open.

Y a principios de este año, la WTA (Women’s Tennis Association) también la multó por saltarse la rueda de prensa posterior al partido que perdió precisamente frente a la japonesa Naomi Osaka.

Es decir, era la segunda vez que Serena Williams perdía en un año contra la desconocida japonesa.

PUBLICIDAD

¿Por qué carecen de fundamento las acusaciones de machismo de Serena Williams?

Todos los partidos celebrados en los Grand Slams de tenis se rigen por las normas del tenis de la ITF (International Tennis Federation) y por el Código de Conducta de los Grand Slams (Grand Slam Code of Conduct), que contiene parámetros de conducta justos y razonables y trata de preservar la integridad de este deporte.

Las sanciones impuestas a Serena Williams se basan en el artículo III de dicho Código de Conducta, que contiene normas relativas a las infracciones de los tenistas durante los partidos.

Con respecto a la primera de las sanciones, el juez de silla amonestó a Serena Williams por recibir ayuda de su entrenador  Mouratoglou.

Dicha conducta se encuentra regulada en el apartado L del Código de Conducta, que prohíbe a los tenistas todo tipo de comunicación con sus entrenadores durante el transcurso de los partidos (incluyendo el calentamiento).

En cuanto a los insultos proferidos hacia el juez de silla, al que Serena acusó de “ladrón”, el apartado P del Código de Conducta sanciona el abuso verbal, con la posibilidad de imponer multas de hasta 20.000 dólares.

Por último, el abuso de las raquetas y del resto del material lo regula el apartado O, que prohíbe romper o lanzar las raquetas contra cualquier objeto o persona, sancionando también esta conducta con multas de hasta 20.000 dólares.