PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Las mujeres juezas proponen 16 medidas urgentes contra la violencia de género

Ante los crímenes de género perpetrados esta semanaUnas 960 mujeres y 27 menores han sido asesinados desde 2013: las cifras de la violencia de género en España.
|

Las Mujeres Juezas de España piden que la lucha contra la violencia de género no sea un «brindis al sol» y se dote con las partidas presupuestarias correspondientes para acabar con «esta lacra que se retroalimenta sobre una nutrida base de microviolencias».

Así lo explican en un comunicado en el que señalan como fundamental que se lleven a cabo reformas legales acompañadas de formación y prevención desde las etapas más tempranas en la escuela.

PUBLICIDAD

Presentan una serie de medidas, hasta 16, que consideran urgentes tras los crímenes de género perpetrados durante esta semana.

PUBLICIDAD

Reformas legales

Las Mujeres Juezas consideran necesario que se amplíe el ámbito objetivo y subjetivo de la violencia de género, para adaptarlo al Convenio de Estambul, es decir, que el Código Penal  y la normativa procesal de un tratamiento específico «a los delitos en cuya comisión se aprecia una claro origen machista fundado en la cosificación y discriminación de la mujer y ello tanto en el ámbito de la pareja como fuera de ella».

También solicitan la reforma del Estatuto de la Víctima con el fin de que se reconozca la consideración como tal y se extienda la totalidad de su régimen jurídico a los menores descendientes de aquellas mujeres que hayan sido víctimas de algún tipo de violencia machista.

PUBLICIDAD

Para los casos de violencia de género no denunciada, las Mujeres Juezas piden que se ofrezcan «medios de protección, información de calidad y soporte asistencial digno y coherente con la situación de la mujer, no haciendo de la denuncia la única vía posible  de acceso a información, asistencia y ayudas».

En cuanto a los Juzgados de Violencia contra la Mujer, no solo piden que se incremente el número de estos órganos exclusivos sino que extiendan sus competencias «a todos los delitos machistas y no sólo los cometidos en el ámbito de la pareja, garantizando y condicionando esta competencia, en todo caso, a que la carga de trabajo que asuman permita un tratamiento individualizado y profundo de cada caso».

Más medios humanos y materiales

Asimismo, consideran urgente que haya efectivos policiales especializados y disponibles 24 horas, los 365 días del año, así como equipos multidisciplinares con formación específica integrados por abogados, fiscales, médicos y psicólogos forenses, jueces, policía y letrados de la administración de Justicia.

PUBLICIDAD

Se le sumarían equipos de acompañamiento integral a la víctima constituidos por profesionales especializados e integrados en las Oficinas de Asistencia a las Víctimas.

En referencia a los medios materiales, las Mujeres Juezas señalan que es precisa la mejora del sistema de seguimiento integral de casos de violencia de género y detección policial del riesgo  (Viogen) con la incorporación de la valoración del agresor y la situación de los hijos, de forma que no se limite a los riesgos de agresión física.

PUBLICIDAD

La formación obligatoria y especializada en género es otra de las medidas urgentes «para promover una  justicia con perspectiva de género como principio transversal que cruza todo nuestro sistema judicial» y sin «prejuicios y estereotipos» de todos los estamentos de la administración de justicia.

Prevención y sensibilización

La incorporación en los curriculums escolares como formación obligatoria en todos los niveles de enseñanza de contenidos específicos en materia de igualdad y no discriminación, así como la implantación de Planes de Sensibilización y Campañas especialmente dirigidas a los jóvenes, son las cuestiones en el ámbito preventivo que destacan las Mujeres Juezas en su comunicado.

Finalmente, subrayan la importancia de que se imparta de manera obligatoria formación en perspectiva de género y no discriminación a todos los profesionales que intervengan en el proceso educativo, «así como procurarles herramientas para la detección de situaciones de violencia machista sobre las chicas jóvenes».