PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Garzón pide al Gobierno que autorice al comisario García Castaño a revelar secretos para explicar lo de los audios de Villarejo

Baltasar Garzón y su defendido, identificado dentro de un círculo rojo, el comisario Enrique García Castaño.
|

Baltasar Garzón, abogado de Enrique García Castaño, exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Comisaría General de Información de la Policía, ha presentado un escrito, en nombre de su cliente, ante el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional, instando al magistrado Diego de Egea para que pida autorización al Consejo de Ministros con el fin de que su defendido pueda revelar “datos sensibles de operaciones policiales, fuentes, información y el uso de fondos reservados”. 

Dichos datos están protegidos por la Ley de Secretos Oficiales  (Ley 9/1968 de 5 de abril, modificada por la Ley 62/1978 de 7 de octubre) y la Ley de Gastos Reservados (Ley 11/1995, de 11 de mayo, reguladora de la utilización y control de los créditos destinados a gastos reservados).

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

García Castaño era el jefe de lo que dentro de la Policía se denominan como “los fontaneros”. porque son los que se encargan de hacer los trabajos mas delicados, como la instalación de micrófonos, de cámaras camufladas, de balizar barcos o vehículos…

El escrito viene motivado porque en las conversaciones obrantes en la causa, que presuntamente habría grabado José Manuel Villarejo con el comisario García Castaño, conocido entre los suyos por el sobrenombre de “el gordo”, se hacen constantes referencias a operaciones policiales, a fuentes de la unidad de información en la que trabajaba el comisario Castaño, al uso y destino de partidas de fondos reservados, a operaciones antiterrorismo o de lucha contra el narcotráfico, materias que según la legislación vigente serían secreto.

El fin de dicha solicitud es aclarar su papel con toda libertad.

PUBLICIDAD

Si lo hiciera sin esa autorización estaría revelando información relativa a los asuntos que se escuchan en las grabaciones sin el permiso del Consejo de Ministros podría estar incurriendo en responsabilidades penales y/o administrativas.

Cuando fue detenido el pasado 12 de julio en el marco del caso Tándem, García Castaño declaró, ante el magistrado De Egea, que cuatro subdirectores generales de la Policía conocían el entramado de empresas de Villarejo y que era permitido por la dirección de la policía.

PUBLICIDAD

“Esa, señoría, es la comidilla que teníamos todos los compañeros. Cómo tenía lo que tenía y nadie le decía nada. Entonces, todo el mundo suponía que esas empresas eran un entramado que estaba permitido por la cúpula policial y que se utilizaban para trabajos policiales, eso es lo que pensaba todo el mundo. Y si no, aquí quedan vivos cuatro subdirectores generales que pueden venir aquí y les puede preguntar lo mismo que me ha preguntado a mí. A ver si sabían que este señor tenía empresas o si han estado incluso en alguna de sus empresas“, declaró entonces García Castaño.

PUBLICIDAD

La petición de García Castaño, según Garzón, expresa la voluntad de “colaborar con la justicia” de su defendido.

ACLARAR EL CONTENIDO DE LOS AUDIOS

El escrito presentado por su defensa expresa que el Comisario García Castaño desea declarar sobre el contenido de los audios, explicando los pormenores que en esas conversaciones se relatan, ya que acreditaría que se trataba de legítimas operaciones policiales. El comisario quiere hacerlo “siempre dentro del más estricto cumplimiento de la ley” según expresa el propio escrito.

Asimismo en el escrito se manifiesta que “Castaño quiere declarar sobre todos estos aspectos y colaborar sin restricciones con la justicia” y en ningún caso desea hacerlo fuera de los márgenes establecidos por la ley evitando que ocurra lo mismo que en el interrogatorio al que fue sometido por el Ministerio Fiscal en su primera comparecencia judicial, donde se le preguntó abiertamente por fuentes de información, operativos policiales, gastos de fondos reservados y demás cuestiones que están protegidas por el secreto oficial, incurriendo así el Ministerio Público en una manifiesta temeridad.

Junto a lo anterior, el escrito presentado por la defensa del comisario García Castaño indica igualmente que, además, en el marco de la causa las filtraciones de las declaraciones y grabaciones han sido recurrentes, por lo que alerta que declarar sobre operaciones policiales, fuentes de información y uso de fondos reservados, como se le está solicitando, en una causa absolutamente permeable a los medios de comunicación, sería un grave riesgo para la garantía de esa información.

PUBLICIDAD

por Carlos Berbell.

Carlos Berbell es director de Confilegal. Periodista, consultor internacional en comunicación y escritor, está especializado en el campo de la justicia, la investigación criminal y la comunicación institucional.