PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Multas de cientos de miles de dólares y varios partidos de suspensión por una «tangana»: La NBA se pone dura

Chris Paul (Rockets) y Rajon Rondo (Lakers) en plena reyerta.
|

La madrugada del pasado sábado todas las miradas apuntaban al Staples Center de Los Ángeles, donde Lebron James iba a disputar su primer partido oficial con la camiseta de los Lakers. Sin embargo, el partido pasó a la historia por la bochornosa pelea entre jugadores de Lakers y Rockets.

Minutos antes de que terminara el encuentro, Brandon Ingram (Lakers), Rajon Rondo (Lakers) y Chris Paul (Rockets) se enzarzaron en una discusión y acabaron soltando varios puñetazos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Tras analizar las imágenes del incidente, la NBA ha sancionado a los tres jugadores implicados, suspendiéndoles de empleo y sueldo.

Concretamente, la oficina disciplinaria de la NBA ha suspendido a Ingram con 4 partidos, a Rondo con 3 partidos y a Paul con 2 partidos.

Estas sanciones traen consigo graves consecuencias económicas para los jugadores, ya que pierden el salario correspondiente a los partidos de suspensión, que se lo queda la NBA.

PUBLICIDAD

No obstante, algunos equipos pueden verse beneficiados económicamente por estas sanciones, ya que dejan de pagar parte del impuesto de lujo o luxury tax. Este es el caso de Houston Rockets, que puede ahorrarse hasta 250.000 dólares.

¿Cuánto dinero pierden los jugadores sancionados?

Para los casos en que la suspensión es inferior a 20 partidos, la NBA prevé que el jugador pierde, por cada partido de sanción, una cantidad resultante de dividir su salario base entre 145.

PUBLICIDAD

Así, el gran perjudicado es Chris Paul, castigado por ponerle un dedo en la cara a Rondo y lanzarle varios golpes.

A pesar haber sido suspendido con menos partidos que los dos jugadores de los Lakers, el base estadounidense va a perder casi 500.000 dólares, ya que la pérdida es proporcional al salario y su sueldo es el más alto de los tres.

Concretamente, Chris Paul cobra esta temporada unos 35 millones de euros. Si dividimos 35.000.000 entre 145 y lo multiplicamos por 2 partidos, obtenemos una multa de casi 500.000 euros.

Por otra parte, Brandon Ingram pierde casi 160.000 dólares.

El alero ha sido sancionado con 4 partidos por empujar a James Harden, lanzar un puñetazo a Chris Paul y enfrentarse al árbitro de manera hostil.

PUBLICIDAD

Por último, Rajon Rondo ha sido suspendido por instigar la pelea y por escupir y lanzar varios golpes a Chris Paul.

El resultado: 3 partidos de suspensión y casi 190.000 dólares de multa.

¿Por qué los Rockets se pueden ahorrar casi 250.000 dólares?

No todo son malas noticias para los Houston Rockets.

Como consecuencia de la sanción a Chris Paul, Houston recibirá un crédito de unos 250.000 dólares que se aplicará al impuesto de lujo al final de la temporada, es decir, se van a ahorrar una pequeña parte del salario que pagan a su estrella.

¿Qué es el impuesto de lujo?

En la NBA se establecen límites salariales que los equipos han de respetar, en aras de una mayor igualdad competitiva.

Pues bien, en caso de que un equipo de la NBA exceda esos límites salariales, tiene que pagar una cantidad en concepto de impuesto de lujo o luxury tax.

En la NBA, uno de los equipos que excede ese límite salarial es Houston Rockets, por lo que a final de temporada tendrá que pagar varios millones por el impuesto de lujo.

Con la sanción a Chris Paul, aunque el base deja de percibir casi 500.000 euros, los Rockets siguen gastándose ese dinero, que se lo queda la NBA.

Sin embargo, se permite que el 50% de la cantidad retenida por la NBA en concepto de multa se deduzca de la cantidad salarial de los Rockets.

Esto desplegará efectos a final de temporada, cuando se liquide el impuesto de lujo.

De este modo, Houston superará el límite en menor medida y, por ello, tendrá que pagar una cantidad menor en concepto de impuesto de lujo.