PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

¿En qué consiste la infracción del “Fair Play” Financiero que amenaza al Manchester City y al Paris Saint-Germain?

El dueño del Manchester City es el jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos); a la derecha, el emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Than, quien impulsó la compra del PSG a través de la Qatar Investment Authority.
|

Según la información publicada recientemente por Football Leaks, dos de los principales equipos del fútbol europeo, el Manchester City y el Paris Saint-Germain (PSG), habrían infringido durante varios años las normas del “Fair Play Financiero de la UEFA.

Michel Platini, presidente de la UEFA por aquel entonces, y Gianni Infantino, exsecretario general de la UEFA y actual presidente de la FIFA, habrían ayudado a City y PSG a incumplir sistemáticamente las normas de “Fair Play” Financiero, para evitar posibles sanciones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Gracias a sus elevados recursos económicos, los dueños del PSG (Emirato de Qatar) habrían inyectado en el club parisino 1.800 millones de euros y los dueños del City (Emiratos Árabes Unidos) habrían aportado al equipo inglés 2.700 millones de euros, compensando así los gastos millonarios de ambos equipos.

Y es que, en base a la información contenida en miles de páginas en su poder, Football Leaksargumenta que “ambos clubes están descaradamente controlados por gobiernos autoritarios de estados del Golfo Pérsico”.

Concretamente, el dueño del Manchester City es el jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos). Desde su llegada a Manchester, el City se gastó más de 1.000 millones de euros en fichajes entre 2010 y 2016.

PUBLICIDAD

En cuanto al PSG, el impulsor de su compra fue el emir de Qatar, Tamim bin Hamad Al-Thani, a través de la Qatar Investment Authority.

Pues bien, estas inyecciones económicas ajenas al fútbol, que proceden de las grandes fortunas de los dueños de los clubes, están prohibidas por las normas de la UEFA.

PUBLICIDAD

Sin embargo, con la ayuda de Platini e Infantino, los propietarios de City y PSG lograron “disfrazar” estos ingresos como acuerdos publicitarios, evitando así las sanciones correspondientes.

PUBLICIDAD

Es cierto que la UEFA investigó de forma oficial a ambos equipos, pero la sanción se limitó a 20 millones de euros a cada uno durante tres temporadas, es decir, la UEFA limitó las sanciones a multas.

De no haber sido ayudados por Platini e Infantino, la UEFA podía haber sancionado a los dos clubes sin jugar competiciones europeas, como ocurrió con el Galatasaray turco.

Además, según Football Leaks, Platini e Infantino protegieron a los trabajadores de la UEFA que colaboraron con ellos y despidieron a aquellos que se opusieron a estas prácticas.

Ahora, tras las informaciones publicadas, parece que la UEFA podría reabrir los expedientes de ambos clubes. Así lo afirmaba el organismo, en un comunicado reciente: “si nuevas informaciones sugieren que expedientes cerrados no han sido correctamente tratados, esos casos podrían ser reabiertos”.

¿Qué es el “Fair Play” Financiero?

El “Financial Fair Play”, “Fair Play” Financiero o Juego Limpio Financiero es elconjunto de normas creadas por la UEFA para limitar las pérdidas de los clubes europeos, acabar con los desequilibrios y mejorar la salud financiera de los mismos.

PUBLICIDAD

En definitiva, el “Fair Play” Financiero impide a los clubes gastar más de lo que ingresan actualmente, con el objetivo de que no tengan deudas con otros clubes, con los jugadores o con las autoridades tributarias.

¿Cuándo surge el “Fair Play” Financiero?

En el año 2009, el Comité Ejecutivo de la UEFA aprobó el concepto de Juego Limpio Financieroo “Financial Fair Play”, con una serie de objetivos.

Según la propia página web de la UEFA, los objetivos principales son: introducir más disciplina y racionalidad en las finanzas de los clubes de fútbol, disminuir la presión sobre los salarios y las transferencias, limitar el efecto inflacionario, alentar a los clubes para competir con sus ingresos, fomentar las inversiones a largo plazo en el sector de los jóvenes y en la infraestructura, proteger la viabilidad a largo plazo del fútbol europeo y, por último, garantizar que los clubes resuelven sus deudas de forma oportuna.

El concepto de Juego Limpio Financiero se tradujo posteriormente en un marco normativo que fue aprobado en mayo de 2010 y que se denomina “UEFA Club Licensing and Financial Fair Play Regulations”.

Este instrumento normativo entró en vigor a partir de la temporada 2011/2012 y ha sido reformado en años posteriores. Actualmente, está vigente la edición de 2018, que se puede consultar en la página web de la UEFA.

Principales normas de “Fair Play” Financiero

La normativa del Juego Limpio Financiero establece la prohibición de los clubes de gastar más de lo que ingresan. Concretamente, el requisito de equilibrio implica que los clubes solamente pueden gastar hasta 5 millones de euros más de la cantidad que ingresan.

No obstante, la normativa permitía que durante una serie de años se pudiera exceder dicho límite siempre y cuando la diferencia la cubrieran el propietario del club o partes relacionadas con un pago directo.

Así, durante las temporadas 2013/2014 y 2014/2015, el límite era de 45 millones de euros; y, para las temporadas 2015/2016, 2016/2017 y 2017/2018, el límite se redujo a 30 millones de euros.

Es preciso tener en cuenta que, a fin de favorecer la inversión de los clubes de fútbol en estadios y todo tipo de instalaciones de entrenamiento y desarrollo del fútbol juvenil, todos los gastos relacionados con tales inversiones se excluyen del cálculo realizado para analizar el cumplimiento del equilibrio presupuestario.

Además, desde este año, se establece un control específico del gasto en fichajes: no se permite un desequilibrio de más de 100 millones entre lo gastado y lo ingresado en un mercado de fichajes. De este modo, la UEFA puede verificar inmediatamente la operación que se ha llevado a cabo y solicitar al club garantías sobre el cumplimiento del juego limpio para el año siguiente. En caso de no cumplir las obligaciones de “Fair Play” Financiero, se podría bloquear el fichaje.

Por último, las normas del Juego Limpio Financiero prohíben obtener ingresos (patrocinio, derechos audiovisuales) que estén por encima del mercado y rompan las reglas de competencia.

Pues bien, con estos requisitos, todos los clubes que se clasifiquen para jugar competiciones UEFA(básicamente, Liga de Campeones y Liga Europa), deben probar que no tienen ninguna deuda con otros clubes, con sus jugadores o con autoridades tributarias.

El órgano encargado de supervisar las cifras registradas por los clubes año a año es el Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA (CFCB). 

¿Cuáles son las sanciones por incumplirlo?

Cuando un equipo incumple las normas de Fair Play Financiero, el Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA (CFCB) puede imponer determinadas sanciones.

Entre las medidas que este órgano puede imponer, destacan las siguientes:

  • Advertencia y amonestaciones.
  • Multas.
  • Deducción de puntos en una determinada competición.
  • Retención de los ingresos obtenidos por jugar en competiciones UEFA.
  • Prohibición de inscribir jugadores en competiciones UEFA.
  • Descalificación de una competición.
  • Retirada de un título.

De este modo, el incumplimiento de normas de “Fair Play” Financiero no conlleva la exclusión de un club de manera automática, sino que hay una gran variedad de medidas disciplinarias que pueden imponerse de forma previa o alternativa.

El sistema de licencias para jugar competiciones UEFA

Para poder jugar la Liga de Campeones o la Liga Europa, se necesita una licencia otorgada por la federación nacional o la liga de fútbol correspondiente.

Este sistema de licencias de clubes de la UEFA fue introducido en la temporada 2003/04 y ahora se regula junto con la normativa del “Fair Play” Financiero.

Para obtener dicha licencia, es necesario cumplir con los requisitos previstos por la UEFA, entre los cuales se encuentran los requisitos de equilibrio del “Fair Play” Financiero desde 2011.

Desde que se implantó el sistema de licencias, 53 clubes que se habían clasificado deportivamente para la UEFA Champions League o la UEFA Europa League no fueron admitidos porque no cumplían con los requisitos para obtener una licencia.

De estos 53 clubes, a seis de ellos se les ha negado la licencia UEFA por no pagar a sus jugadores o por no pagar traspasos a otros clubes, mientras que otro club ha sido excluido de competiciones UEFA por no cumplir con los requisitos del punto de equilibrio.