PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El ICAB busca el máximo debate para la nueva Carta de Derechos de la Ciudadanía Digital que promueve

Tendrá una web específica desde donde se podrán incorporar aportaciones por expertos ciudadanos en materia de derechos digitales
|

El Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB), a través de su Comisión de Transformación Digital, ha dado impulso a la redacción de la Carta de los Derechos de la Ciudadanía en la Era digital, un proyecto y compromiso de la abogacía, liderado por la decana del Colegio, María Eugènia Gay y el diputado responsable de la Comisión de Transformación digital y presidente de ENATIC, Rodolfo Tesone.

A través de la redacción de esta Carta y de la mano de las entidades participantes se pretende convertir Barcelona en la capital mundial de los derechos digitales.

PUBLICIDAD

“El primer resquicio hay que encontrarlo en el origen del ENATIC como asociación en aquel Congreso de la Abogacía que tuvo lugar en Cádiz. Ahí se hizo la primera Declaración de Derechos Digitales de este tipo, era octubre del 2011 y ha sido uno de los referentes para impulsar este otro trabajo”, explica Tesoné.

PUBLICIDAD

Desde entonces, este grupo de profesionales viene estudiando y analizando lo que es este nuevo entorno digital y los derechos fundamentales que van aparejados.

Tesone reconoce que ha habido iniciativas en Brasil y algunas otras europeas “que al final no han cuajado por falta de respaldo social y reconocimiento político y la adhesión por parte de instituciones de la sociedad civil. Nosotros hemos podido integrar a este tipo de entidades junto a los mejores expertos en derecho digital”.

PUBLICIDAD

“En estos momentos estamos en fase de redacción, hace unos días hicimos otra sesión para seguir reflexionando sobre los derechos y otros aspectos propios de la sociedad del siglo XXI que es esencial que la futura Carta recoja. Queremos defender todos los derechos digitales de la ciudadanía, dado que el avance tecnológico es imparable y al mismo tiempo algunos de los cambios que ha comportado han puesto de manifiesto nuevos peligros para las personas que hay que preservar”, indica Tesone.

Nuestro experto revela que al final hay una treintena de derechos digitales, “ algunos nuevos como el derecho a la neutralidad en Internet o el derecho a un acceso universal a la Red . El texto es diferente a la nueva LOPDGDD donde sorprende la inclusión de ese título X de derechos digitales en la normativa de protección de datos”.

Tesone destaca el alcance y la transversalidad de dicha Carta.

PUBLICIDAD

Los promotores de esta idea quieren que el documento “sea integrador, transversal, el reflejo de todas las sensibilidades sociales. Es evidente que cada uno ve la Carta desde su punto de vita y perspectiva. El resultado final será tenerla el próximo mes de enero en la propia web que se habilite para explicar el proyecto y sus impulsores”.

Explica que en esa web se podrán añadir todas las enmiendas  a través de una wiki que ayudará a subir las aportaciones sobre esta temática de derechos digitales . “La idea es tenerlo para el Legal Mobile WorldCongress que tendrá lugar una semana antes del Mobile World Congress de Barcelona. A partir de ahí se sucederán las presentaciones hasta llegar al Parlamento Europeo de Bruselas ”. Al mismo tiempo se estudia otra presentación en el Congreso de los Diputados previa a la europea.

PUBLICIDAD

Un seminario con seis puntos de vista diferentes

Este seminario, celebrado en la sede del ICAB, se dividió en seis mesas de debate y análisis: «Dignidad digital, privacidad y indemnidad de la red»; «Acceso libre, igualdad, neutralidad en la red y ética empresarial»; «Activos digitales. Derecho de acceso a los contenidos culturales «; «Menores, colectivos vulnerables y educación»; Seguridad de los sistemas de información «y» Transparencia y tutela de derechos”.

El trabajo realizado en este seminario junto al que se hizo durante el pasado mes de julio, está sirviendo para establecer las bases de la materialización de la Carta de los Derechos la Ciudadanía en la Era Digital.

Momento de una de las reuniones, en medio Rodolfo Tesone, diputado de NT del ICAB.

En el marco de la primera mesa se señaló que las tecnologías digitales deben garantizar la dignidad de las personas y el libre desarrollo de la personalidad. En este sentido, se refirieron a que la dignidad del «ciberespacio» debe ser entendida como una extensión del concepto dignidad fuera de este ámbito, es decir, el respeto a las personas y a sus actos, y esto conlleva que el uso de las tecnologías no debe afectar negativamente la dignidad de las personas.

Por este motivo, se estableció que es fundamental proteger los datos personales, la imagen, el honor entendido como todo lo contrario a la vejación, desprecio, exposición, humillación, degradación, etc., la vida íntima y privada, preservar el anonimato; velar por el derecho al olvido, la intimidad en las relaciones en el entorno laboral y la desconexión voluntaria.

En la segunda mesa se puso de relieve la necesidad de que el acceso a Internet sea abierto y libre y evitar que haya discriminación por razón de género, raza, religión, procedencia social o económica. También se valoró la necesidad de que la Red se rija por el principio de transparencia, y el respeto a la libertad de expresión y diversidad cultural. Finalmente se trató sobre la ética empresarial, destacando que la capacidad de explotación económica de la tecnología debe establecer límites basados en el respeto a los derechos humanos y los principios de responsabilidad social corporativa.

PUBLICIDAD

En el marco de la mesa sobre el derecho de acceso a los contenidos culturales se reflexionó en relación la participación de las personas en el ámbito cultural y el hecho de que los Estados deberán garantizar el pluralismo. También se abordaron las cuestiones relativas a los derechos de autor y de creación.

El cuarto tema tratado en el transcurso del seminario versó sobre los menores y otros colectivos vulnerables. En este sentido, se señaló la necesidad de proteger los derechos de la infancia y adolescencia. Por ello se considera fundamental el uso de las TIC como una herramienta educativa, a fin de proteger y limitar el impacto psicológico que puede tener sobre este colectivo así como entre otras personas en situación de vulnerabilidad. También se habló de la necesidad de promover la capacitación profesional y que las administraciones públicas -en colaboración con las empresas tecnológicas- resuelvan los obstáculos que dificultan el uso y acceso a las nuevas tecnologías con el fin de eliminar la brecha digital.

La quinta mesa trató sobre la seguridad de los sistemas de información. Los participantes afirmaron que para abordar este ámbito deberían contemplar los aspectos relacionados con la disponibilidad de infraestructura o tecnología fiable y resistente a los datos, autenticidad (derecho a firma digital interoperable) integridad, para que no se utilice la tecnología para hacer daño a las personas) confidencialidad y trazabilidad para conocer los parámetros en que se ha basado un sistema autónomo para tomar una decisión.

El análisis de la transparencia y la tutela de derechos fue el tema de la sexta mesa. En este sentido, se consideró que la tecnología ha de asegurar una mayor eficacia en el conocimiento que tiene el ciudadano de la actividad pública y privada con incidencia en sus derechos fundamentales, velar por el cumplimiento de la publicidad, salvaguardar el ejercicio del derecho de acceso a la información pública y garantizar la observancia del buen gobierno.

La redacción de esta Carta se realiza en colaboración con el Mobile World Capital Barcelona, y con la participación de ENATIC, la Universidad de Barcelona, la Universidad Autónoma de Barcelona, la Universidad Politécnica de Barcelona- Barcelona-Tech, la Universidad Pompeu Fabra, Internet Society, el Servicio de Inclusión y Capacitación Digital de la Consejería de Políticas Digitales y Administración Pública de la Generalidad de Cataluña, el MIT-Spain, Barcelona Tech City, IFCLA, ISACA, ASCOM, representantes del abogacía y del mundo empresarial, INCIBE y la Comisión de Transformación Digital del Colegio de la Abogacía de Barcelona, entre otras entidades.