PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“Soros y sus socios están detrás del movimiento separatista catalán”, según los autores de “Soros rompiendo España”

Juan Antonio de Castro de Arespacochaga y Aurora Ferrer, los autores del libro. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

El financiero estadounidense, de origen húngaro, George Soros, centro neurálgico de las fundaciones Open Arms y “filántropo” pro derechos humanos, y sus socios, son quienes han estado -y están- moviendo los hilos en la oscuridad, promoviendo el movimiento separatista catalán y contribuyendo a crear, a nivel internacional, una nueva leyenda negra de España, como país dictatorial.

Es lo que afirman en su libro, “Soros, rompiendo España”, Juan Antonio de Castro de Arespacochaga y Aurora Ferrer, que acaba de salir a la luz y que ya está entre los más vendidos en Amazon, dentro de su categoría.

PUBLICIDAD

De Castro de Arespacochaga es un experto contrastado en el campo de la inteligencia. Actualmente es profesor de Economía Internacional y de Economía del Desarrollo en la Universidad Complutense de Madrid y, durante 25 años, ha sido funcionario internacional permanente de Naciones Unidas en Ginebra. También es presidente de la empresa en inteligencia económica y de desarrollo Metaeconomics.

PUBLICIDAD

Ferrer, por su parte, es periodista, especialista en análisis de Inteligencia y una de las alumnas más destacadas de la Cátedra de Servicios de Inteligencia y Sistemas Democráticos de la Universidad Rey Juan Carlos.

Además, es experta en investigación OSINT (Open Source Intelligence o inteligencia de fuentes abiertas) dentro del área de “Business Intelligence”, comunicación, corrupción o blanqueo de capitales.

PUBLICIDAD

Los dos fueron autores del informe “Agentes oscuros y hostigamiento en la zona gris”, un estudio sobre el papel que jugó Soros, entre septiembre y diciembre de 2017, en los acontecimientos que condujeron al pseudoreferéndum catalán del 1 de octubre y a la declaración unilateral de independencia del 27 de ese mismo mes.

Un informe del que Confilegal se hizo eco en abril del pasado año y en el que se decía que “El golpe secesionista catalán no habría sido nunca posible sin la colaboración plena del entramado del financiero, que no filántropo, George Soros y de sus redes”.

De Castro y Ferrer han regresado ahora con este libro.

PUBLICIDAD

Una visión de la trastienda sobre el conflicto catalán que tiene poco que ver, según ellos, con la auténtica realidad: “Soros y sus socios están detrás del movimiento separatista catalán”.

Lo que ustedes afirman en su libro es que nada es lo que parece en el conflicto catalán. ¿Qué es lo que busca Soros en Cataluña?

PUBLICIDAD

De Castro: La fragilización de Europa.

Ferrer: Hace poco Soros publicó un artículo en Ara.cat, en catalán, diciendo que hay que reforzar Europa, que hay que unirla. Es su actuación normal. Trata de romper Europa y al mismo tiempo dice pobre Europa, vamos a ayudarla porque se está destrozando. Pero él es que hace que ocurra precisamente eso.

¿Por qué los separatistas se alían con Soros? ¿Y cuándo comienza todo?

De Castro: Esa es la clave, sí. Esto, de Cataluña, comienza en 2012. Ese año la Open Society Initiative for Europe, OSIFE, de Soros, se implanta en Barcelona. Al mismo tiempo, el Barcelona Center for International Affairs, CIDOB, comienza también a ser financiado por Soros.

Ese mismo año, el Centro de Cultura de Barcelona organiza una famosa conferencia en la que participan Soros y Jordi Vaquer, director de la OSIFE.

PUBLICIDAD

Fue el año en el que el entonces presidente de la Generalidad, Artur Mas, le pide ayuda a Independent Diplomat, y crea Diplocat y empieza a crear una imagen de leyenda negra de dictadura contra España en el mundo y de Cataluña como pueblo oprimido.

Los autores con la portada de su libro de fondo. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Si me permite un inciso, en ese año Mas fue a hablar con Rajoy, que acababa de ganar las elecciones en diciembre de 2011, para pedirle dinero y el presidente del Gobierno le contesta que no porque España estaba a punto de ser intervenida por la Unión Europea.

De Castro: Ese es el marco temporal en el que Soros y sus aliados entran en España.

Quien crea que los separatistas están unidos a los rusos, están muy equivocados. Porque lo que han hecho ha sido abrazarse al atlantismo que es el que mejor podría abrazar y justificar su independencia.

Independent Diplomat está financiada por Soros. La Generalitat le ha pagado a Independent Diplomat 1,6 millones de dólares. Y Diplocat ha recibido también pagos de Soros, según nuestra información.

Desde Independent Diplomat viene todo lo demás, incluyendo el Atlantic Council y la SGL, Government Relations Lobbying, que si abre usted Internet se va a sorprender.

Existe asimismo una página web desde agosto de 2017, del Catalonia America Council (CAC), en la que a Torra le llaman “presidente de Cataluña”, hablando de comunidad catalana y norteamericana y donde Trump y Torra están como de iguales, y donde nos ponen verdes.

Eso está pagado por la Generalitat en un periodo ilegal porque está la aplicación del 155.

Lo que está claro es que el atlantismo, desde 2012, se abraza a Soros y no sé porqué ni el Rey ni los gobiernos españoles han sido capaces de pararse, de decir ¿que está pasando en la OTAN? Me están manejando Cataluña. Y ni Rajoy ni Sánchez y tampoco el Real Instituto Elcano han hecho nada.

¿Por qué hemos dejado que esto ocurra y hemos permitido que la imagen de España se haya deteriorado, permitiendo que se construya una leyenda negra? Porque lo que los separatistas catalanes, con ayuda exterior, han contribuir a crear es una nueva leyenda negra a nivel internacional en la que España aparece como una dictadura fascista.

Bueno, esa es una de las críticas. La inoperancia del Gobierno español en combatir esa nueva leyenda negra contra España en el extranjero.

De Castro: He hablado con profesores de derecho internacional en Ginebra. Hace poco, uno de ellos publicó un artículo en el Financial Times diciendo que la secesión es imposible y que Cataluña no reúne ninguna de las condiciones para ejercer el derecho a la autodeterminación.

Pero no tiene que ser una persona, como yo, la que tendría que hacer esto. Son el Ministerio de Exteriores o el Instituto Elcano los que tenían que ir al Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ginebra, o a la propia Universidad de Ginebra, que es donde se cuece todo y donde la Generalitat ha comprado a varios profesores de derecho internacional que, sin fundamento alguno que se sostenga, están hablando mal de España y tratando de sacar unas teorías absurdas.

Los profesores con los que he hablado me dicen que no se sostiene de ninguna manera ese derecho de autodeterminación o derecho a decidir que defienden. No existe internacionalmente.

¿Por qué no ha hecho nada Elcano o el Estado, con toda su fuerza?

«Los separatistas catalanes, con ayuda exterior, han contribuido a crear una nueva leyenda negra a nivel internacional en la que España aparece como una dictadura fascista»

Imagínense que Soros no hubiera estado detrás del proceso separatista, ¿las cosas habrían sucedido como sucedieron?

Ferrer: No, porque esto lleva el patrón de una revolución de color. Son muchos millones de euros invertidos detrás. En una revolución de color lo primero que se hace es agitar al pueblo, a través de casos de corrupción, denuncia de falta de libertad de prensa, se vende que no hay libertad de prensa, inyección de dinero, uso de un color, el amarillo, o las flores.

De Castro: Si Independent Diplomat, en el que mete 2,8 millones Soros no existe, o si no lo hubiera financiado Soros, hubiera sido imposible que Mas se hubiera unido a él.  Si CIDOB y Diplocat no hubieran sido también financiados posiblemente no habrían apoyado con tanto ardor el independentismo.

Si Open Democracy, que es de Soros, no escribe una carta a las tres principales personalidades de las instituciones europeas diciendo que España es un desastre y que esto no es una democracia, si no hubiera actuado Soros en el NOVACT, el Institut Internacional per a l’Acció Noviolenta, donde se hizo la traducción del libro de Gene Sharp y de las 197 medidas para hacer dicho tipo de revolución, no se hubiera producido. Si al centro de cultura de Barcelona no le hubiera inyectado Soros 250.000 dólares para promover la no violencia, pues hubiera sido todo más difícil.

Si la New American Foundation no le hubiera inyectado Soros 250.000 dólares no tendríamos a la señora esta, María Slaughter, diciendo que Cataluña se va a convertir en una nueva Dinamarca y que sería un perfecto socio del Atlantismo.

Ferrer: Otra de las medidas es la ridiculización de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

De Castro: Y en eso interviene Soros pagando 100.000 dólares al Atlantic Council para que digan que ha habido una brutal actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Si no hubiera pasado eso, tal vez no habría habido esta nueva leyenda negra.

Aurora Ferrer es experta en investigación OSINT (Open Source Intelligence o inteligencia de fuentes abiertas) dentro del área de “Business Intelligence”, comunicación, corrupción o blanqueo de capitales. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

¿Qué saca Soros de todo esto, según ustedes?

Ferrer: El poder de colocar a los suyos. De controlar, de manejar los hilos, de decidir la política mundial. No va detrás del dinero. El dinero es un medio.

De Castro: No olvidemos que él financia a los cinco principales actores de todas las revoluciones de color, antiguas y actuales.

Él financia a la USAID, la cooperación americana, a la NED, el Fondo Nacional para la Democracia, a la Freedom House, que es la que hace toda la no violencia, a CANVAS, el Centro de Acción No Violenta Aplicada y Estrategias, que es la que sigue después a OTPOR! en Belgrado, y actúa después en 50 países, promoviendo la no violencia, y al Albert Einstein Institute.

Trabaja con esas instituciones en el mundo entero. En África, también en Estados Unidos, con los movimientos raciales o antiTrump y los profeministas. En España, debilitando Europa, e interviene, incluso, para debilitar el Brexit, porque le interesa que Gran Bretaña no acabe de marcharse para tener un cierto control sobre Europa.

Funciona como un bloque con esas instituciones.

Trabaja con las embajadas británicas y estadounidenses en todas partes y no es que quiera ganar dinero sino mantener su poder con ese poder que le da inyectar dinero en toda esa ingeniería social.

¿Este trabajo no lo hacía antiguamente la CIA en los años 60, 70 u 80?

De Castro: Esto es más sutil. Uno de los presidentes de la NED llega a decir, “esto que hacemos hoy, es lo que hacíamos antes de manera encubierta con la CIA”. Y la NED recibe también el apoyo de Soros.

Ferrer: En todas las revoluciones de color que promueve, como la de Cataluña, se producen siempre los mismos hechos, con el fin de crear un estado de opinión sobre el poder establecido: Desprestigio de las fuerzas de Seguridad, rumores y desmoralización de las fuerzas de seguridad, huelgas, desobediencia civil, disturbios, sabotajes, uso simbólico de colores y flores, ciberataques -hace poco se atacó Lexnet y se impidió que durante dos horas pudieran funcionar- ridiculización y humor como forma de opción.

«Esta es la primera vez que se aplican las recetas para derrocar dictaduras de una forma no violenta en un país democrático, occidental y miembro de la Unión Europea»

De Castro: Hay dos muy sintomáticos: El 197, doble soberanía. Y el 194, buscar encarcelamiento.

Las mayor parte de «las recetas» de Gene Sharp, el autor del manual de las revoluciones de color, “De la dictadura a la democracia”, se han producido en los acontecimientos que hemos vivido en Cataluña.

Sharp es el fundador del Albert Einstein Institute, que tiene su base en Boston, financiado por Soros. En el manual, de 111 páginas, se enumeran 197 acciones de resistencia no violenta específicas para hacer caer regímenes dictatoriales.

¿Qué es una revolución de color?

Ferrer: La definición toma su nombre de las protestas que se llevaron a cabo en las repúblicas que formaban la URSS tras su desaparición. Comprenden una serie de protestas en apariencia pacíficas que a pesar de parecer “espontáneas” y de ser cubiertas por los medios como meras “protestas populares”, la realidad es que han sido diseñadas y financiadas desde el extranjero con la misión de provocar cambios políticos, como la desestabilización de gobiernos, la ruptura de la integridad territorial de un país, como el caso de Cataluña en España, la supresión de gobiernos ‘incómodos’ para ciertas élites internacionales o para presionar a gobiernos.

¿Y qué tanto por ciento de las características de revoluciones de color se da en  Cataluña?

De Castro: Un 97 por ciento, según hemos podido comprobar.

¿Esta es la primera vez que se aplica el método de Gene Sharp a una democracia?

De Castro: Claro, por supuesto. Esta es la primera vez que se aplican las recetas para derrocar dictaduras de una forma no violenta en un país democrático, occidental y miembro de la Unión Europea.

Hasta ahora hemos tenido, entre muchas otras, Otpor! en Serbia en el 2000, apoyada por las dos cooperaciones, inglesa, americana y la NED, que hizo caer a Milosevic, la rosa en Georgia en 2003, la naranja en Ucrania en 2004, la de los tulipanes en Kyrzijstán en 2005 o la blanca en Egipto.

Aparecen como movimientos espontáneos de la sociedad, que de espontáneos no tienen nada.

El profesor Juan Antonio de Castro Arespacochaga es uno de los grandes expertos españoles en inteligencia económica. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Son recetas que se han aplicado en Serbia, en Ucrania, en Georgia, en Irán, sin éxito, basadas en la resistencia pasiva, que tanto le sirvieron a Mandela en su lucha contra el apartheid. Recetas contra las dictaduras. Pero España no es una dictadura…

Ferrer: Es una perversión evidente. Se utilizan esos mismos métodos contra países democráticos, como ha ocurrido y está ocurriendo en España, en Cataluña.

Cuando la CIA empezó con este tipo de operaciones estaban contribuyendo a quitar dictadores y a promover la democracia, pero cuando se ha empezado a utilizar contra gobiernos democráticos, la cosa no está tan bien.

Y encima operado por magnates, que crean su propio “lobby”, que administran, y cómo tratan de poner y quitar del poder a las personas democráticamente elegidas.

En España tenemos un handicap y es que políticamente estamos muy polarizados, cosa que nos viene de la guerra civil. Y eso hace que sea más fácil ejecutar una revolución de color.

Tampoco tenemos un argumento nacional sólido y es muy fácil atacarnos. Tú vas a Estados Unidos y allí todo el mundo está con su bandera, tiene muy claro su concepto de nación, de patria. Aquí eso lo tenemos diluido.

Por eso, España era un gran campo de pruebas para el nacionalismo catalán. El gran problema es que la política que se ha aplicado es cortoplacista, a cuatro años, y esta gente mira mucho más allá en el tiempo.

¿Cómo? Pues acusando a España de estar invadida de casos de corrupción.

«En España tenemos un handicap y es que políticamente estamos muy polarizados, cosa que nos viene de la guerra civil. Y eso hace que sea más fácil ejecutar una revolución de color»

Supongo que en ese concepto de España también incluye a Cataluña y a Convergencia…

Ferrer: Eso interesa taparlo. Los separatistas apuntan solo a los de los partidos grandes, nacionales. Porque eso es a lo primero que se agarran para articular una revolución de color.

Se lo exponen al pueblo y le dicen: Tenéis unos políticos corruptos hasta las cejas. La ciudadanía, en consecuencia, pierde la ilusión y el interés por la política y abona el surgimiento de una revolución.

La gente se une porque está harta de esos políticos. Y es muy fácil crear esos sentimientos.

En mi opinión, los primeros que ponen en peligro la seguridad nacional son los políticos con sus acciones poco transparentes y ausentes de ética y que dan lugar a que este tipo de personas se hagan con el poder muy fácilmente.

¿Dónde reside el poder, al final de todo?

En el pueblo. Y si tú al pueblo lo manipulas es muy fácil promover una revolución de color. No hay un discurso nacional sólido.

De Castro: Tal y como funciona Soros en su teoría del caos y de la falibilidad radical, él prueba y violenta la sociedad.

Recientemente salió un libro en Francia, de Pierre Antoine Plaquevent sobre la metapolítica de Soros y en él dice que Soros se ha convertido en un ingeniero social, político, histórico, rompe sociedades.

Sabe cómo inyectar dinero, mover movimientos disidentes, luego hacer intervenir sus organizaciones para reimplantar la justicia, que estaba caída, por las acusaciones de corrupción, para acabar tumbando al poder.

Es un “hacker” del sistema.

En las revoluciones de color crea buenos y malos, como ha pasado en Cataluña. Los buenos son los disidentes, los malos son los autoritarios, y ahora cambio a los malos  por los míos. Que son proclives a la fuerza americana de control. Como ocurrió en la primavera árabe.

¿Por lo tanto, lo ocurrido en Cataluña no ha tenido nada de espontáneo?

Ferrer: Nada, pero lo hacen pasar por espontáneo. Y luego hay otra señal de una revolución de color que es echarle la culpa a dos enemigos principales, Rusia y China. ¡Qué casualidad que El País haya ido contra Rusia, sin ninguna prueba! Sin acreditar nada.

Son ustedes muy duros con El País.

De Castro: En esa época, sí.

Ferrer: ¿Por qué esa presión, sin pruebas, echando la culpa a Rusia?

Tiene su lógica. Si piensas en Soros y piensas en Putin y Rusia puedes llegar a la conclusión de que es a Rusia a quien más le puede interesar desestabilizar Europa.

De Castro: Hasta que no comprendes esto, claro.

¿Rusia no intervino en ningún momento en esos meses de septiembre, octubre y noviembre en Cataluña?

De Castro: No, demostrado.

Ferrer: Rusia actúa como una rémora de Soros que aprovecha los movimientos globales más fuertes para sacar su propio beneficio. Rusia no tiene ese poder económico. No está vinculado al Independent Diplomat, que es el origen del independentismo, que es donde está Soros, Rockefeller…

¿Por qué Alandete apunta a Rusia cuando las pruebas conducen al Independent Diplomat de Soros y al atlantismo?

Los dos analistas de inteligencia explican que gracias al reciente «hackeo» por parte del grupo Anonymous se ha podido saber cómo se tumbó el nombramiento del coronel Pedro Baños. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.

Ustedes afirman que David Alandete, subdirector de El País en 2017, jugó un papel importante contribuyendo a crear el estado de opinión para hacer creer que eran los rusos los que apoyaban a los separatistas catalanes.

De Castro: También jugó un importante papel en la operación Moncloa, para impedir que el coronel Pedro Baños fuera nombrado director del Departamento de Seguridad Nacional de España y segundo jefe de Gabinete del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Una operación que tuvo lugar entre las 12 de la mañana y las 5 de la tarde del 7 de junio de 2018.

¿Están queriendo ustedes decir que Alandete trabaja para Soros?

De Castro: En todo caso es un integrante del “clúster”, o grupo, de Integrity Initiative, que forma parte del Institut for Statecraft, de la que se han conocido sus documentos recientemente en el “hackeo” que le hizo el grupo Anonymous.

Además fue becado de la Fundación Fulbright en 2006. Una beca que supervisan Soros y Thomas A. Russo, vicepresidente de Lehman Brothers Inc.

Bueno, yo también fui un becado Fulbright y les aseguro que no tengo nada que ver con Soros. 

De Castro: ¿De qué año es usted?

De 1988.

De Castro: En aquel tiempo no estaba Soros [se ríe].

Como ustedes saben, Alandete ha publicado un libro recientemente argumentando la tesis contraria a la de ustedes: Rusia la que está detrás. ¿Tienen algún inconveniente en tener un cara a cara con Alandete?

De Castro: Ninguno.

Si Confilegal organiza un cara a cara con Alandete, ¿se prestarían a tomar parte?

De Castro: Díganos día y hora y ahí estaremos. Pero dudamos que acepte el reto.

Ferrer: Alandete no va a aceptar el resultado del “hackeo” a Integrity Initiative, en cuyos documentos aparece.

¿Qué es Integrity Initiative?

De Castro: La Integrity Initiative es una iniciativa del Institute for Statecraft (financiado por OTAN, el Foreign Office británico y la NED) en la que participa y que co-financia Soros (a través de “Political Capital”, donde encontramos también, oh casualidad, al Chatham House de Londres, al German Marshall Fund, al Atlantic Council, a la NED y a The Economist), que opera con un presupuesto de 2,4 millones de dólares y que trabaja a través de contactos ocultos en Embajadas británicas.

Su objetivo central, según sus propios documentos, es investigar y publicar evidencias sobre la interferencia rusa en los asuntos europeos.

Desde esta ONG se han formado “clústeres”, grupos de personas de diversos ámbitos -políticos, académicos, periodistas…- que colaboran “discretamente”.

Hay “clústeres” en España, Francia, Alemania, Italia, Grecia, Holanda, Lituania, Noruega, Serbia, Montenegro, por citar algunos.

¿Cómo sucedió la Operación Moncloa, a la que ustedes se refieren?

Ferrer: Fue una operación para impedir que el coronel Pedro Baños fuera nombrado para ese cargo tan importante. El “clúster” español de Integrity Initiative consideró que Baños estaba a favor de Rusia y de Putin y se propusieron descarrilar el nombramiento.

De acuerdo con los documentos internos de Integrity Initiative “hackeados” por Anonymous, el líder del “clúster” español, Nicolás de Pedro, alertó al “clúster” británico para que activara la red con el fin de generar un apoyo internacional a la campaña por Twitter contra Baños.

“El equipo del Reino Unido crea un grupo de WhatsApp para coordinar la respuesta de Twitter, conseguir contactos en Twitter para expandir la conciencia y hacer que la gente retuiteé el material. Se publica una pieza de opinión escrita por Nico de Pedro en la web española StopFake, que también fue retuiteada por influencers clave”, dice el informe de Integrity Initiative.

“El Clúster envió material a El País y el Mundo para publicar y alertar a contactos en las embajadas del Reino Unido y de Francia”.

Documento de la ONG Integrity Iniciative, «hackeado» por Anonymous, en el que figura la «Operación Moncloa», facilitado por los autores.

De Castro: Y el resultado, según el mismo documento: “Contactos en el partido Socialista confirman que el primer ministro ha recibido el mensaje. Algunos diplomáticos españoles expresan su preocupación. Finalmente, ambos partidos, el Popular y Ciudadanos, piden al primer ministro que pare el nombramiento”.

Son palabras de un documento de Integrity Initiative.

Nicolás de Pedro llama a Alandete. Ellos son los que hacen caer a Baños. Son los que hablan con Solana y con Borrell para que intervinieran ante el presidente del Gobierno e impedir el nombramiento del coronel.

Eso es interferir en la soberanía nacional. No tiene otra descripción.

De Castro y Ferrer señalan la intervención de un diputado británico que denunció la injerencia de Integrity Iniciative contra el nombramiento del coronel Baños. Fotos: Carlos Berbell/Confilegal.

¿Alguien ha denunciado esto?

Sí, el diputado laborista en la Cámara de los Comunes, Chris Williamson, que envió una carta al presidente Sánchez avergonzándose de la injerencia en la campaña hecha por Integrity Iniciative en contra del nombramiento de Pedro Baños.

Y añadió que “las actividades de este ‘clúster’ parecen equivaler a la conspiración con un país extranjero para socavar la soberanía de España y sus procesos democráticos”.

Lo que están ustedes describiendo es una conspiración en su sentido más básico.

De Castro: Lo que pasa es que ellos siempre dirán que están con la OTAN y están con España. Nosotros diríamos que con una parte de la OTAN y en contra de los intereses del Reino de España con respecto al tema catalán. Y es ahí donde hay que pararles. Donde está el problema.

Porque del “clúster” español se dice que forman parte uno de los asesores de la vicepresidenta del Gobierno, el secretario de Estado de Política Territorial, el secretario de Estado Exteriores, actuales, entre otros.

Estamos hablando asimismo, y según las mismas fuentes, de tres miembros principales del Instituto Elcano, de varios miembros del Congreso de los Diputados, de gente de CIDOB, del periódico El País que según Integrity Initiative se iba dedicar a promover todo lo que dice el Foreign Office británico.

Estamos hablando de mucha gente.

«Nadie ha explicado por qué se reunieron en La Moncloa el presidente Sánchez y Soros y de qué hablaron. La oscuridad, en este asunto, ha sido completa»

Que sepamos, el financiero se reunió en La Moncloa con el presidente Sánchez y con el ministro de Exteriores en las primeras semanas en que ocupó esa responsabilidad. ¿Para qué?

De Castro: Nadie ha explicado por qué se reunieron en La Moncloa el presidente Sánchez y Soros y de qué hablaron. La oscuridad, en este asunto, ha sido completa.

Discúlpeme, aquí tenemos un servicio de inteligencia, el CNI. Y la Comisaría General de Información de la Policía. ¿Conocen esta información que ustedes publican en su libro?

De Castro: Nosotros mandamos, por e-mail, nuestro informe, que no contenía aún la dimensión de Integrity Initiative que sólo conocimos a finales de 2018 justo antes de terminar el libro. Aquel informe lo enviamos, primero al magistrado instructor de la causa del proceso separatista catalán en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, y después a la Policía Nacional. Se acusó recibo desde la secretaría del Juez Llarena. Con respecto a la UDEF, se lo enviamos y mantuvimos una reunión con dos comisarios con los que debatimos las diferentes dimensiones del caso y describimos el grafo del libro de manera pormenorizada.

¿Y qué pasó?

De Castro: Nos han dado las gracias.

Ferrer: Y les ampliamos información del trabajo inicial.

De Castro: Hace unos días les envíe un e-mail a los dos comisarios comunicándoles que les entregaríamos pronto el libro. Me han dado las gracias.

Una última pregunta: ¿Son ustedes agentes rusos? ¿Trabajan para Putin? Puede sonarles a broma, pero ustedes saben que les van a acusar de serlo…

[Se ríen los dos] Por supuesto que no. Dicen que lo evidente es lo que nadie ve hasta que alguien lo explica con claridad. Pues bien, a nosotros nos ha correspondido ese papel. Nuestro libro lo dice todo.