PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Los bancos no pueden ofrecer productos financieros sin el consentimiento del cliente

Marcelino Tamargo, socio director de Espacio Legal.
|

El Colegio de Mediadores de Seguros de Asturias se ha personado como acusación particular contra Caja Rural de Asturias en un caso por un delito de uso fraudulento de datos privados de clientes. Un caso impulsado por el Ministerio Fiscal.

Las malas prácticas bancarias se extienden también al descubrimiento y revelación de secreto.

PUBLICIDAD

Los bancos pueden enviar información siempre que el cliente dé el consentimiento, pero lo que no pueden es conocer tu saldo y ofrecerte productos bancarios.

PUBLICIDAD

Esta es una práctica habitual que ahora puede convertirse en un hecho delictivo.

El banco o entidad financiera no está autorizado a ver la cuenta de sus clientes.  Otro nicho de mercado que se cierra para las entidades financieras. 

PUBLICIDAD

El Colegio Oficial de Mediadores de Seguros de Asturias, representado por el despacho gijonés Espacio Legal, se ha personado como acusación particular en una querella contra Caja Rural de Asturias por un supuesto delito de descubrimiento y revelación de secreto, conforme al artículo 197.2 del Código Penal, relativo al Mercado y los Consumidores, por presunta revelación de secreto de bases de datos de sus clientes en la tramitación de seguros.

La querella ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción nº 4 de Oviedo, a instancias de la Fiscalía de Asturias, por un posible delito de uso fraudulento de datos privados de clientes por parte de Caja Rural de Asturias.

Marcelino Tamargo, socio director de Espacio Legal, explica a Confilegal que “contratamos a un investigador privado para realizar una investigación ante las quejas de diferentes mediadores de seguros. Desde hace años, los mediadores de seguros colegiados de Asturias llevan denunciando ante la organización colegial esta práctica por parte de las entidades bancarias, alertados por los propios clientes”.

PUBLICIDAD

Para este jurista, esta es una práctica habitual de muchas entidades que no pueden hacer. “No pueden mirar tu cuenta ni saber lo que tienes realmente a nivel de productos financieros.  Son secretas».

«El delito de revelación de secretos está penado entre 3 y 5 años que tendrá que recaer sobre la persona que hay ordenado esa práctica. Y podría afectar a la persona jurídica en la cabeza del presidente”, señala este jurista.

PUBLICIDAD

Los bancos y entidades aseguradoras no pueden revisar nuestras cuentas

En cuanto a este asunto, se remonta al pasado mes de septiembre, el Colegio de Mediadores de Seguros de Asturias remitió los hechos a la Fiscalía para su valoración.

Tras analizar la documentación remitida, la Fiscalía formuló denuncia por estos hechos ante el Juzgado de Guardia.

Supuestamente, Caja Rural de Asturias obtiene estos datos, sin que medie autorización previa de sus clientes, a través de los recibos de las pólizas de seguros contratadas por sus clientes con otras compañías y domiciliados en la entidad.

Datos personales y de carácter privado que utiliza para ofrecerles seguros de la propia Caja Rural para la obtención de un beneficio propio.

Incurriendo así, no solo en una flagrante violación de la normativa de protección de los datos personales (LOPD 15/1999, actual RGPD 2016/679), sino, además, llegando a incurrir en las conductas descritas en el tipo penal del artículo 197.2 C.P. y 278 del mismo texto legal.

PUBLICIDAD

“Nuestra denuncia la Fiscalía la convirtió en querella y hemos pedido como primeras diligencias que se empiece a contactar a todos los comerciales de esta entidad financiera para saber realmente quién había organizado este tipo de actividades irregulares”, aclara Tamargo.

Al parecer, con cierto tiempo a la finalización de algunos productos bancarios, desde la propia Caja de Ahorros se llamaba al cliente para que renovase dicho producto.

“Es posible que tuvieran alguna alerta en su sistema informático que les avisaba cuando al cliente le iba a vencer un seguro y así le llamaban directamente”, relata.

Desde Espacio Legal se tiene pensado poner en conocimiento de la Agencia Española de Protección de Datos estos datos y contemplar si es o no posible que se presenten como acusación particular ante estos hechos.

“Estamos ultimando el escrito que enviaremos a la directora de este regulador de privacidad para saber realmente cuál debe ser su postura ante este tipo de hechos”, aclara Tamargo.

Para el presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Asturias, Reinerio A. Sarasúa Serrano, no se trata de una práctica aislada.

«Como prueba evidente –señala el presidente de la organización colegial- desde hace varios años, las compañías aseguradoras omiten la mayoría de los datos de los recibos que envían al cobro bancario, al detectar que la información recogida en los mismos era utilizada por la entidad financiera, sin que hubiera mediado autorización de ningún tipo por parte del cliente, para ofertarle seguros comercializados por el banco».

La organización colegial valora muy positivamente que la Fiscalía haya denunciado estos hechos ante el juez, pues es una práctica muy extendida y no siempre denunciada por los afectados.

«En muchos casos, los usuarios -especialmente los que no tienen mediador- no denuncian estos hechos porque la entidad financiera utiliza la comercialización de seguros como trueque con otros ‘beneficios’: no cobrar la renovación de tarjetas de crédito, adelanto de nóminas, etcétera», remacha Sarasúa Serrano.