PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El CEAJ pide a Victoria Ortega que clarifique la postura del CGAE sobre el control de la jornada de trabajo

El viernes 7 de junio el Pleno de esta entidad fijará la postura a seguir de esta corporación sobre esta polémica donde los grandes despachos se han involucradosVictoria Ortega la presidenta del Consejo General de la Abogacía España (CGAE). Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

Será el próximo 7 de junio en Madrid cuando el Pleno del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) aborde la polémica gestión del control del registro de jornada horaria de los abogados.

Una situación generada en el último Congreso de la Abogacía de Valladolid, cuando en una conferencia moderada por José María Alonso, decano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), con la presencia de seis socios directores de grandes despachos se cuestionó dicha medida.

PUBLICIDAD

Entre esos asistentes, un laboralista como Íñigo Sagardoy, presidente de Sagardoy Abogados, señalaba que si hay un ejemplo paradigmático de dónde no debe entrar en vigor el registro horario es en la abogacía.

PUBLICIDAD

Los grandes despachos pidieron públicamente ayuda a Victoria Ortega, presidenta del CGAE para lograr esa excepcionalidad y no tener registro.

De momento, todos los despachos tienen dicho control horario. Ahora tras el citado Pleno habrá que ver donde se posiciona el CGAE, en este asunto.

PUBLICIDAD

Desde el principio la Confederación Española de Abogados Jóvenes (CEAJ) ha mostrado su rechazo a esta medida.

Un día después de dicho encuentro, emitían un duro comunicado sobre dicha iniciativa de los grandes despachos.

En víspera de este Pleno, Andrés José Becerra, vocal de CEAJ y responsable del área de relaciones laborales de CEAJ, como portavoz de la entidad, explica a Confilegal el sentir de esta entidad y lo que esperan del propio CGAE en este asunto que ha generado tanta polémica.

PUBLICIDAD

El registro obligatorio de la jornada laboral entró en vigor el pasado 12 de mayo. Al mismo tiempo está respaldado por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que implica a todas las empresas europeas.

Desde ese día, todas las empresas están obligadas a registrar la jornada diaria de todos sus empleados, incluidos los descansos, y guardar los datos durante un periodo de cuatro años.

PUBLICIDAD

El problema principal está en que no se ha desarrollado un reglamento que aclarase el funcionamiento del registro.

Solo CCOO y la inspección de trabajo, desde sus dos sindicatos, el Sindicato de Inspectores de Trabajo y Seguridad Social y la Unión Progresista de Inspectores (Upit) no han dejado de resolver consultas a muchos interesados.

De momento el Ministerio de Trabajo no ha dado ningún dado sobre las incidencias de esta medida.

Sobre el mencionado Pleno del viernes 7 de junio esperan que “la reunión en el Consejo sirva para clarificar simplemente que la normativa es aplicable al sector, defendiendo su aplicación, todo ello ante las dudas que han manifestado algunos despachos profesionales”.

Al mismo tiempo considera que habría que “difundir que la normativa es aplicable y en su caso, gestionar y proporcionar herramientas o soluciones a los despachos y abogados para poder registrar la jornada tal y como indica la ley”.

PUBLICIDAD

En cuanto al papel de la presidenta del CGAE, si debe mediar entre los despachos grandes y el propio Ministerio de Trabajo como la han pedido para lograr una excepción en ese control horario, nuestro interlocutor comenta de forma tajante que:

“Debe negarse a ello. El Consejo debe actuar previamente sobre las normas, propuestas y proposiciones de ley, no reaccionar cuando a una parte de los despachos, las normas no les benefician, por muy “grandes” que sean”.

Para CEAJ se piensa que “la aplicación de dicha normativa favorecerá los derechos de todos los abogados, sobre todo de los más jóvenes, ayudando a controlar situaciones como al de falsos autónomos o pasantes, y mejorando la conciliación laboral y familiar”.

En cuanto a que debe hacer el CGAE para evitar que a los jóvenes abogados se les explote con jornadas interminables mal remuneradas, Becerra como vocal de CEAJ matiza esta cuestión.

Lo primero, aclarar que nosotros no hablamos de explotación, creemos que no es un término adecuado a este tipo de foro. Entendemos que el CGAE puede tomar opciones como proponer una plataforma o crear asociaciones empresariales para la negociación de un convenio colectivo”, comenta este letrado.

La inspección de trabajo, atenta

Otra cuestión que queda abierta para el CGAE, a juicio de este jurista sería “que acudieran a la inspección de trabajo y denunciar las situaciones que conozca, e introducir modificaciones legislativas tanto en materia procesal como en materia de relación especial de abogados que favorezcan a los trabajadores”.

En cuanto al sentir de algunos decanos del CGAE que han dejado traslucir que la mejor iniciativa sería eliminar el registro de jornada horario para todos los despachos, el portavoz de CEAJ considera que “sería una medida nefasta, no se debe eliminar el registro en ninguno de los despachos».

«Además, bajo nuestro punto de vista cometerían una ilegalidad, y se expondrían a las correspondientes multas previstas en la normativa”.

En cuanto a las posibles medidas de presión que podría tomar CEAJ y que se concretase una excepcionalidad de la supresión del registro de jornada horaria, Andrés José Becerra señala que “queremos mostrar nuestra firme convicción ante quien proceda del apoyo de la normativa y del cumplimiento de la misma”.

Al mismo tiempo nos recuerda que “de  momento ya hemos lanzado un comunicado claro y contundente, hemos salido en diferentes medios de comunicación, vamos a consultar a inspección de trabajo«.

«Si procede y así lo acordamos, instaremos las acciones oportunas si así se nos solicita por aquello que sea ilegal y que perjudique los intereses de los abogados jóvenes, en especial si se quieren imponer “moratorias” o “tratos de favor”.

Por su parte, el Sindicato de Abogados Independientes Catalanes Organizados, más conocido como SAICO es un habitual colaborador de CEAJ en distintas actividades.

Este pasado 1 de mayo, Día del Trabajo, pusieron en marcha conjuntamente otra campaña denunciado la figura del falso pasante o becario que realiza un trabajo sin coste alguno.

O la del falso autónomo, que oculta una relación laboral por cuenta ajena bajo la forma de un contrato de prestación de servicios mercantil.

“Una de las lacras de la profesión, señala Javier Aranda”, abogado laboralista y presidente de dicha entidad.

Para este joven jurista no hay duda que el registro de jornada horaria es una obligación legal para todos y que la postura de la presidenta del CGAE, Victoria Ortega, debe ser neutral y no meterse en medio de la negociación de los grandes despachos con el Ministerio de Trabajo.

“Que los abogados tengamos una relación laboral especial no exime del cumplimiento de la obligación del registro”, aclara. SAICO, creado hace cinco años denuncia que “al no haber convenio colectivo de la abogacía a un abogado joven le puedes pagar lo que quieras”.

Desde esta entidad sindical se defiende el control del registro horaria como una necesidad ante las jornadas maratonianas que muchos jóvenes abogados realizan para ganar un sueldo normal.

Para Aranda “no entendemos la postura de la presidenta del CGAE sobre este asunto. Esperamos que tras el pleno del día 7 quede aclarada. Pensamos que no debería entrar en este tema de ninguna manera”.

SAICO, al igual que CEAJ, apelan a la Inspección de Trabajo para que se restrinjan los abusos en los despachos a los más jóvenes.