PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El cliente es fiel a su banco: Solo 2 de cada 10 buscan alternativas en otras entidades financieras

Casi un cuarto de los usuarios optaría por un nuevo banco digital en caso de decidirse a cambiar de proveedor financieroSantiago Carbo, de Funcas, y Rodrigo de la Cruz, de Innovating, durante la presentación del Tercer Barómetro de Innovación Financiera.
|

La vinculación del cliente español con su banco principal se afianza. El 83,4% de los usuarios de entidades financieras en nuestro país realiza más de las tres cuartas partes de sus gestiones con su banco de cabecera, casi dos puntos más que en el segundo semestre de 2018.

Además, la mayoría de clientes aprecian innovación en los productos ofrecidos por su entidad y solo dos de cada 10 (21%) tienen la intención de buscar alternativas de productos bancarios en otras entidades diferentes a la suya habitual.

PUBLICIDAD

El número medio de entidades con las que trabajan los consumidores españoles es de 1,69, habiéndose producido una disminución de este promedio respecto a la edición pasada del BIF

PUBLICIDAD

Así lo recoge el Tercer Barómetro de Innovación Financiera (BIF) elaborado por la Fundacion de Cajas de Ahorros (Funcas) y la consultora Finnovating, en el marco del Observatorio de la Digitalización Financiera de Funcas(ODF-Funcas).

Dicho barómetro pretende ofrecer un seguimiento periódico del pulso innovador de la digitalización financiera en España, con especial atención a la innovación bancaria.

PUBLICIDAD

El informe señala que apenas un 13,6% de los encuestados declara tener relación con más de tres bancos, siendo aproximadamente dos el promedio de entidades con las que se trabaja.

Por otra parte, el grado medio de satisfacción de los clientes con su banco principal aumenta de forma ligera situándose en 7,42 sobre 10.

Santiago Carbó, director ejecutivo de ODF-Funcas, destaca que «el informe revela dos tendencias compatibles en el sector bancario. Por un lado, los clientes aumentan la fidelidad hacia su entidad financiera porque encuentran en ella una respuesta amplia a sus necesidades y porque, además, éstas se cubren de forma creciente con canales digitales».

PUBLICIDAD

Al mismo tiempo destaca que «en caso de cambiar de entidad crece la preferencia por hacerlo por entidades nacidas como digitales nuevos, o promovidas como neobancos digitales afiliados a bancos tradicionales».

También señala que el precio y la seguridad destacan como las cualidades más valoradas por los usuarios a la hora de escoger una entidad financiera.

PUBLICIDAD

A la hora de elegir una nueva entidad, la mayoría de los consumidores encuestados (71%) prefieren trabajar con un banco tradicional como su proveedor financiero.

Por el contrario, casi un cuarto de los clientes optaría por elegir un nuevo banco digital como su primera opción en caso de decidirse a cambiar.

Así, el 24% optaría por una entidad digital, un 3% por una FinTech y un 2% por una compañía tecnológica. Al mismo tiempo,  Google, Amazon y Apple se mantienen como las BigTech preferidas por los usuarios para contratar un producto financiero.

Cuatro de cada 10 clientes de banca en España considerarían potencialmente abrir una cuenta con estas empresas, siendo Google la favorita (15%), seguida de Amazon (12%), Apple (11%), Netflix (4%) y Facebook (3%).

CAMBIOS EN EL SECTOR FINANCIERO A CORTO PLAZO 

Rodrigo García de la Cruz, consejero delegado de Finnovating, explica que se verán “grandes ganadores y perdedores en el sector financiero durante los próximos años. Este informe muestra que la colaboración con empresas FinTech se posiciona como la principal palanca competitiva para hacer frente a los retos del sector”.

PUBLICIDAD

García de la Cruz recalca que “aquellos que quieran liderar la banca del futuro deben aprender a conectar con los nuevos agentes, aprovechando las oportunidades de las nuevas legislaciones, los nuevos jugadores, en definitiva, de las nuevas reglas que trae la innovación”.

A nivel de entidades financieras, menos de un tercio de los directivos de banca en España ven a los bancos tradicionales como sus principales competidores a un año vista, posición en la que sitúan a las BigTech, por delante de FinTech y neobancos.

Un 34% de los directivos valoran de forma pesimista la evolución que tendrá el sector durante los próximos doce meses.

En contraposición, un 28% apunta a una mejora de la situación.

La colaboración con compañías FinTech se posiciona como la principal palanca competitiva para hacer frente a los retos del sector financiero.

EL IMPACTO DE LA REGULACIÓN HA AUMENTADO EN LOS ÚLTIMOS SEIS MESES

Asimismo, los directivos de banca consideran la transformación digital, la entrada de nuevos competidores y la rentabilidad como los tres principales retos de las entidades financieras.

El impacto de la regulación en el sector financiero ha aumentado en los últimos seis meses.

Los directivos de banca aprecian una mayor influencia relativa de la regulación en el sector financiero;  la mayoría de los directivos consideran que el sector está sobrerregulado

El Barómetro pone de relieve el margen de mejora en el uso de los canales digitales en nuestro país.

Solo un 40% de los clientes estaría dispuesto a utilizarlos para contratar tanto servicios financieros como tradicionales.

La actividad financiera que más se realiza de manera digital es la transferencia de dinero por móvil (57%), seguido del uso de apps de  pagos en comercios (51,6%), la apertura de cuentas de forma remota (10,6%) y, por último, la contratación de préstamos por canales digitales (6,2%).

Curiosamente, más de un tercio de los directivos de banca española, destacan que la situación del sector financiero será peor dentro de un año.

Lo que implica un aumento del 3% del pesimismo de los directivos respecto a la edición pasada del BIF.

Finalmente, cabe destacar que aún queda un largo camino hacia la digitalización de las entidades.

El 72% de los directivos aprueban a su entidad en materia de digitalización, siendo un 6 la nota más repetida y valorando en 5,55 sobre 10 el grado de digitalización de las entidades.

Este Barómetro consta de 10 índices que sirven como referencia para obtener conclusiones sobre la innovación financiera en España tanto desde el punto de vista de la oferta como de la demanda: Vinculación bancaria, percepción de innovación, «customer happiness» (satisfacción del consumidor), propensión al cambio, uso de canales digitales, confianza y retos, digitalización, y regulación y competidores.