PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
La abogacía de los negocios reconoce el papel innovador de Juan Picón
el rector de la Universidad Pontificia de Comillas, Julio Martínez, con Juan Picón e Iñigo Navarro, decano de la Facultad de Derecho de Comillas ICADE.

La abogacía de los negocios reconoce el papel innovador de Juan Picón

Adelantado a su generación, este jurista vislumbró la internacionalización de las firmas legales donde implicó a José Maria Aznar y vio la necesidad de gestionar los despachos como empresas de servicios
|
20/6/2019 12:15
|
Actualizado: 24/6/2019 16:35
|

La rutina de ayer, miércoles 19 de junio, se rompió estrepitosamente cuando a mitad de mañana supimos que Juan Picón había fallecido.

Confirmamos la noticia por tres sitios diferentes y la misma desalentadora noticia.

Picón había sucumbido a la enfermedad –un linfoma– con la que luchaba desde hace meses.

La conmoción en la abogacía de los negocios es notable.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Nadie podría esperar este trágico desenlace.

Las muestras de condolencia se multiplican tanto hacia la familia del propio Picón como de cara al despacho Latham & Watkins que él estuvo dirigiendo hasta casi el final.

Por deseo expreso de sus allegados esta crónica omite el tanatorio al que han conducido.

Todas las reacciones a esta luctuosa noticia recogidas por Confilegal subrayan el perfil de innovador de Juan Picón en la abogacía de los negocios.

PUBLICIDAD

Para José María Alonso, decano del Colegio de Abogados de Madrid y exsocio director de Baker McKenzie y también de Garrigues, destaca la relación estrecha que mantuvo con él “Juan Picón tenía unas dotes comerciales muy notables que ya le hacían entender de otra forma la abogacía de la tradicional”.

Desde su punto de vista la principal aportación de Picón a esta profesión ha sido “el lograr ser CEO Mundial de una firma internacional como DLA Piper. Nadie lo ha conseguido más que él hasta el momento”.

También recuerda como le comentaron que era el abogado que más facturaba del mundo en dicha firma, “eso constata que su capacidad de trabajo y liderazgo ha sido muy elevada, por encima de otros profesionales».

PUBLICIDAD

«La prueba de ello es que luego fue elegido como socio director mundial en la propia DLA Piper”.

Ahora estaba enfrascado en convertir a Latham & Watkins en en España en uno de los referentes mundiales “seguro que lo hubiera logrado. Se ha muerto una persona y un profesional excepcional”, apunta Alonso.

PUBLICIDAD

Para Rafael Fontana, presidente de Cuatrecasas, “Juan Picón representaba el paradigma del abogado comprometido con el cliente. Su carisma y sus enormes habilidades comunicativas rompían cualquier barrera y hacían de él un abogado, que más allá de la técnica, generaba una extraordinaria confianza y seguridad en el cliente. Estoy seguro de que Juan será recordado por ser un abogado de grandes éxitos y por tener una gran capacidad en la dirección y gestión de dos de los despachos más prestigiosos del mundo.”

Por su parte, María José Menéndez, socia directora de Ashurst en España hasta el pasado mes de abril y directora del departamento mercantil de la firma internacional, coincidió con Juan Picón en sus inicios en Clifford Chance en España.

Luego volverían a coincidir años más tardes cuando ambos juristas fueron nombrados socios directores en sus despachos y curiosamente trabajar en operaciones y M&A.

PUBLICIDAD

“Su carrera está ahí y ha sido espectacular”.

Picón, pese a las responsabilidades de gestión que tuvo, primero en DLA Piper y luego en Latham & Watkins no dejó de gestionar clientes y ejercitarse como abogado en el complejo mundo de las operaciones.

“Una de las cosas que más llamó la atención fue su capacidad para fidelizar clientes que le han seguido allí donde ha ido”, aclara nuestra interlocutora.

Desde DLA Piper, despacho que el creó hace años de la nada, su actual socia directora, la experta en derecho laboral, Pilar Menor reconoce que «DLA Piper lamenta profundamente el fallecimiento de Juan Picón».

«Juan ha sido un gran abogado y una persona extraordinaria que dedicó gran parte de su vida a esta firma. Ha sido un gran referente en el sector legal y en la abogacía de los negocios en España. DLA Piper quiere trasmitir a su familia y amigos su más sentido pésame», añade.

Juan Picón ha fallecido a los 53 años.

En el sector de la abogacía las reacciones se suceden a todos los niveles.

Esteban Ceca, socio director de Ceca Mágan advierte que “Picón ha sido el mejor ejemplo de que la abogacía española puede llegar al más alto nivel internacional y puede competir con cualquier despacho».

«Su llegada a la copresidencia mundial de DLA Piper así lo demostró”.

Un abogado que siempre combinó la gestión del despacho con su práctica en el tema de operaciones y corporate.

UN GESTOR DE EQUIPOS JURÍDICOS

Eugenia Navarro, consultora de marketing jurídico y profesora de ESADE, reconoce que ha quedado pendiente una conversación con el propio Picón. Por teléfono está triste ante una noticia que nadie esperaba “Juan Picón fue un adelantado a su tiempo».

«Enseñó a los abogados españoles que podían llegar a posiciones internacionales en grandes firmas”.

Para esta estudiosa de la abogacía de los negocios “en aquel momento, fue muy disruptiva su forma de entender la abogacía».

«Advirtió que los despachos eran empresas jurídicas que había que tratar como tales, apostando por que sus colaboradores del despacho fomentasen otras habilidades además de las técnicas. Ser buen abogado era entender al cliente, sobre todo”.

En sus diferentes ponencias que impartía por todo el mundo, Picón avisaba que la abogacía estaba inmersa en un mundo de cambios que modificaría de forma sustancial la manera de ejercer esta profesión vislumbraba la digitalización de los despachos para mejorar la relación con los clientes y la eficiencia interna de las firmas.

Para esta consultora, el reto de este jurista estaba en convertir a Latham & Watkins como uno de los referentes de la abogacía de los negocios.

Un proyecto frustrado por este fallecimiento.

“Estamos ante un líder nato que sabía gestionar bien el capital humano. Siempre dio impronta a su negocio y muchos clientes le siguieron cuando se marchó de DLA Piper”.

Picón siempre resaltaba la importancia de los clientes “de hablarlos y conocerlos a fondo para poder dar un mejor servicio».

«Se dio cuenta pronto que había que conocer muy bien el negocio de los clientes para poder asesorarles mejor”, apunta Navarro.

Con la marcha de Picón se pierde un líder, un referente para muchos abogados.

PIONERO EN LA INTERNACIONALIZACIÓN

Por su parte, Marc Gericó, socio director de Gericó Associates, “Picón ha sido uno de los pioneros en aportar por la internacionalización de las firmas. En este sentido, sabía como entrar en determinados mercados internacionales”.

Gericó recuerda que José María Aznar, expresidente del Gobierno fue un hombre de Picón tanto en DLA Piper como más reciente en Latham & Watkins.

Convencer a un político de la talla de Aznar para que revertiera sus contactos en el mundo de la abogacía no estaba a la altura de muchos.

Al mismo tiempo este experto valora mucho “la visión empresarial que del negocio de la abogacía tuvo el propio Picón, una visión que no abunda aún en el sector jurídico. Sin lugar a dudas fue un abogado, reconvertido en empresario que advirtió que venían nuevos tiempos a la abogacía».

«Demostró su visión para impulsar proyectos internacionales donde con cada firma que estuvo cerraba alianza con los mejores despachos de cada jurisdicción en búsqueda de un despacho consolidado”.

A su juicio, ha sido hasta la fecha el abogado más mediático en estos últimos veinte años.

Otra de las facetas que Gericó destaca es el aspecto emprendedor de este jurista que acaba de dejarnos.

“Estuvo al frente de Squire, Sanders & Dempsey en España y posteriormente tuvo la visión de ver el desembargo de DLA Piper en España e impulsar esta oficina durante once años, donde se convirtió en un partner importante para este bufete internacional”.

Para este experto en el sector legal “era sin lugar a dudas, un abogado diferente”.

Desde la Universidad Comillas ICADE, su decano de la facultad de Derecho, Íñigo Navarro, lamenta la pérdida de Juan Picón.

“Siempre estuvo muy vinculado a la Universidad. Fue padrino de algunas promociones e incluso su imagen ha estado presidiendo la parte de la web de antiguos alumnos”, comenta al otro lado del teléfono.

También señala que “fue un líder nato que supo gestionar equipos de profesionales”. Juan Picón estudio E-1 y uno de sus hijos se licenció el pasado año.

Para este jurista, lo más destacable de este jurista recientemente fallecido fue su carisma como gestor de personas “supo rodearse de buenos profesionales que le han ayudado mucho en el desarrollo de cada uno de sus proyectos profesionales».

«Siempre tuvo las cosas muy claras y ese espíritu de decisión siempre lo supo transmitir a terceros”, apunta.

Un líder total que siempre presumía de su Atlético de Madrid, otra de sus pasiones.

Le vamos a echar mucho de menos, sin duda.

En esta noticia se habla de:

Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Lo último en Profesionales