PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Iván Villar: «Los jugadores de Segunda B y de Tercera abogamos por un sistema como el del fondo de garantía salarial»

Iván Villar es el representante de los jugadores que militan en la Segunda B, la Tercera División y las Preferentes de la Comunidad de Madrid; un tipo comprometido con una pasión que todavía hoy, con 35 años, juega como portero en el Real Aranjuez, equipo de la Primera Preferente de Madrid. Foto: Carlos Berbell/Confilegal.
|

Tiene 35 años. Iván Villar es portero de fútbol desde su infancia. Jugó en los juveniles del Atlético de Madrid con Fernando Torres. A lo largo de su larga carrera, que se resiste a abandonar, porque se encuentra muy bien, ha militado en el Rayo Majadahonda, en el Alcorcón, en el Leganés, en el Coslada, el Tres Cantos y el Puerta Bonita.

Hoy es el portero del Real Aranjuez, equipo de Primera Regional de Madrid, pero también es el representante de los jugadores que militan en Segunda B, en Tercera y en las Preferentes de la Comunidad de Madrid. Y director de «Balón a tierra», una especie de «Chiringuito de jugones» dirigido, precisamente, a esas divisiones de las que nadie habla, que emite desde la Real Federación de Fútbol de Madrid (RFFM).

PUBLICIDAD

Villar no tiene pelos en la lengua. E identifica el principal problema de los jugadores en la Comunidad de Madrid, muy parecido al de los del resto de España: el sueldo. Lo explica de una forma muy clara.

PUBLICIDAD

¿Por qué se ha echado sobre sus espaldas la responsabilidad de ser el representante de los jugadores en la RFFM?

Alguien tenía que trasladar al presidente todas nuestras inquietudes y nadie se atrevía a ponerle el cascabel al gato y tuve que dar un paso al frente. Así de simple.

PUBLICIDAD

¿Cuáles son los mayores problemas jurídicos que crees que tienen los jugadores de la Segunda B, Tercera y divisiones inferiores?

Fundamentalmente el sueldo. La gran mayoría no pasan de los 1.000 o los 1.500 euros al mes. Lo que en sí supone un problema, porque muchos ni siquiera pueden vivir del fútbol. En estas categorías conviven chicos que están forjando su carrera con otros ya en declive.

Otro es que muchas veces el futbol no es una inversión rentable. Estamos asistiendo, cada vez más, a la compra de clubes, que todos sabemos deficitarios, por agencias de representación, cuya única intención es proyectar a sus jugadores despreocupándose absolutamente del club.

PUBLICIDAD

Véase para ello el ejemplo del Puerta Bonita, club con solera, que acabó desapareciendo y del que no fue responsable tampoco el presidente al que se consideró insolvente.

¿Cómo cree que debe ser la gestión de un club?

PUBLICIDAD

Para mí sin duda debería ser el compendio igual de tres partes: gestión, capital humano y capital económico. Como ejemplo destacaría el Adarve, que ahora va a inaugurar una nueva ciudad deportiva y que es el ejemplo de una gestión rigurosa.

No se puede entender que la gente no conciba un equipo de fútbol como una empresa, cuyo peso específico está en el capital humano que gestiona.

El futbolista necesita calor, sentirse querido. Para el aficionado sin embargo el fútbol es pasional y lo demás no le importa. Ciudad Pegaso, el Tres Cantos y el Cobeña podrían citarse como ejemplos de inversión ruinosa.

Familias que se quedan sin comer podrían ver como su problema se resuelve si los grandes contratos de esta profesión cedieran un tanto por ciento muy pequeño al sistema que preconizamos

¿Cuál es su función, como representante de los jugadores?

Ser la voz de los jugadores que tienen contratos que no se pagan porque desaparece el club y el presidente es insolvente como el caso del puerta bonita.

PUBLICIDAD

Desde nuestro punto de vista, abogamos por un sistema parecido al fondo de garantía salarial o el sistema de previsión social que existía en el mundo de los actores, en el que un tanto por ciento muy pequeño del salario de todos los futbolistas fuera a un sistema de previsión social que evitara estos ejemplos.

Familias que se quedan sin comer podrían ver como su problema se resuelve si los grandes contratos de esta profesión cedieran un tanto por ciento muy pequeño al sistema que preconizamos. Imagínese lo que puede ser un 0,05 por ciento de los salarios de Cristiano Ronaldo o Messi, por poner algún ejemplo.

Otras de las cuestiones que denunciamos es como los jugadores de Tercera para abajo no tienen ningún soporte jurídico cuando les cae una sanción.

Explíqueme eso. 

Primero, no existe una figura de un abogado independiente que les asesore porque ese sistema lo ofrece la propia federación que impone la sanción, lo que hace intuir la poca independencia que tendría cualquier letrado contratado por ella para enfrentarse a la mano que le da de comer.

Segundo, al no grabarse los partidos, la palabra de los árbitros se convierte en ley, sin que el jugador, de manera real, pueda presentar ninguna prueba en contra.

Todos hemos vivido actos que nos hacen calificar a ciertos árbitros como terroristas del fútbol, si bien cada vez más los delegados federativos de los árbitros están depurando a estos individuos y dignificando y profesionalizando la actividad.

No lo digo por experiencia propia, porque yo como portero con una muy dilatada carrera deportiva sólo he tenido una expulsión. Me llevo muy bien con los árbitros en general, entre los que tengo grandes amigos, pero eso no me impide ser crítico con ellos.

Villar en uno de los lances de competición con su actual equipo, el Real Aranjuez.

¿Para esto podría servir el sistema que se sigue en educación en el que los alumnos puntúan a los profesores?

Yo creo que no, porque serviría para que los árbitros, que son un cuerpo muy corporativista, se “vengara” de las críticas negativas. Esto sólo serviría en el caso de la anonimización de las encuestas.

¿Qué hace un representante de los jugadores en la Federación de Madrid y como se lleva con su presidente Paco Díez?

A la primera parte de la pregunta he de decirle que el paso al frente, que comentaba con anterioridad, era para que a los futbolistas, que son quienes desarrollan este tan bonito deporte, tengan su voz en la Federación. Ahora con voz pero sin voto, lo que en poco tiempo podría cambiar.

A la segunda, estupendamente. Paco es un tipo llano, que está intentando hacer bien las cosas y que quiere que todos los sectores implicados pongan su granito para hacer mas grande, aún si cabe, este bonito deporte.

¿Cómo ve el mundo de las apuestas ilegales y la compra de partidos, ahora que estamos viendo como se desarrolla el juicio por la posible compra del partido Levante-Zaragoza?

Pues a mí me han intentado comprar alguna vez, si bien tengo que reconocer que como siempre me he negado a lo que no sea el juego limpio, quedó más en una forma de broma que no se si iba en serio, pero sé de gente que lo ha hecho.

No trato de justificar su postura, ni mucho menos, pero hay que ver lo que se pasa por la mente de un jugador que ha venido de fuera, al que le han prometido un sueldo y una casa y que lleva meses sin cobrar…

Estoy totalmente de acuerdo con Javier Tebas, el presidente de LaLiga, y el contenido de su novela, «El fútbol no es así», en los referente a la Segunda B y la Tercera División. Siguen existiendo muchos amaños por la falta de control.

En el caso que citábamos del Levante-Zaragoza, LaLiga liga presenta como prueba una serie de estadísticas. ¿Usted cree que esas mediciones pueden determinar los chanchullos?

Nunca. El fútbol no se puede medir con predicción. Aunque lo sepas a ciencia cierta no se puede demostrar. Lo contrario es no conocer el axioma de que el fútbol es la toma de decisiones en décimas de segundo.

Lo contrario sería pensar que si el Real Madrid cada vez que se ha enfrentado a un Tercera División lo ha ganado, si este gana una vez al Real Madrid es que hay amaños. No sé si me entiende…

¿Existe algún respaldo jurídico para los futbolistas en el ejercicio de su carrera?

Sólo la Asociación de Futbolistas Españoles, la AFE. Pero te tienes que afiliar voluntariamente y pagar una cuota. Así protege al futbolista, tanto con asesoramiento jurídico como con una anticipación en caso de impago del club.

En otro orden de cosas, cada vez más el fútbol femenino está adquiriendo un gran auge, tú. ¿Cuál es su opinión? 

Para mí el fútbol femenino no es todavía económicamente rentable pero el auge que está adquiriendo, bien porque a los clubes les “viste”, bien porque los poderes públicos pongan atención en las jugadoras, hará que en no mucho tiempo lleguen a alcanzar al masculino. pero aquí la brecha salarial si es de vértigo.

¿Es rentable la profesión de futbolista? ¿O forma parte más bien de una leyenda urbana porque sólo lo es para unos pocos?

Te hablo desde mi experiencia personal: Tengo 35 años, estoy casado y tengo dos niñas. El fútbol para mí es lo mas rentable de mi vida, pero solo a efectos emocionales.

El fútbol me ha dado grandes experiencias, grandes amigos, también algo de dinero, pero no para vivir exclusivamente de ello. Lo que sólo alcanzan unos pocos.

Yo le robo tiempo a mi familia, a mis amigos, a mis otras pasiones y, sin embargo, no puedo ahora vivir de ello. Tengo que trabajar en otra profesión, en mi caso en el Metro.

Pero lo seguiría dando todo por seguir escuchando el aplauso de un solo espectador al hacer una parada de un uno contra uno o un penalti que daría la victoria al otro equipo.