PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Justicia británica se contradice: un tribunal escocés concluye ahora que la suspensión del Parlamento británico es ilegal

El Tribunal Superior de Londres avaló este viernes la suspensión parlamentaria solicitada por Boris JohnsonEl primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson. Foto: EP.
|

El máximo tribunal de apelaciones de Escocia ha sentenciado este miércoles que la suspensión parlamentaria solicitada por el Gobierno de Boris Johnson, que comenzó el martes y durará hasta el 14 de octubre, es «ilegal«, aunque la decisión final queda en manos del Tribunal Supremo.

La sentencia tumba otra de una instancia inferior que la semana pasada dictaminó que Johnson no había incumplido la ley y es contraria también a la opinión del Tribunal Superior de Londres, que también falló el viernes pasado a favor del Gobierno.

PUBLICIDAD

Los tres jueces que firman el fallo de este martes entienden que la suspensión tenía «el objetivo inapropiado de obstaculizar el Parlamento», lo que da la razón a los 75 diputados de distintos partidos que se habían aliado para lanzar este recurso.

PUBLICIDAD

«Es un caso evidente de un fallo claro a la hora de cumplir con los estándares de comportamiento generalmente aceptados por parte de autoridades públicas», sostienen los magistrados, en un extracto de la sentencia que precede a la plena publicación del texto, prevista para el viernes.

No implica la reanudación de la actividad parlamentaria

La decisión de la corte escocesa, sin embargo, no implica la reanudación de la actividad parlamentaria, que queda a expensas de lo que pueda decidir el Supremo en una serie de vistas que comenzarán el martes, según la cadena BBC.

PUBLICIDAD

Un portavoz de Downing Street ha reconocido que el Gobierno está «decepcionado» y apelará ante el Supremo.

«El Gobierno de Reino Unido necesita presentar una contundente agenda legislativa. Suspender el Parlamento es la forma legal y necesaria de hacerlo», ha esgrimido este portavoz.

La oposición ha condenado en bloque el cierre del Parlamento por el momento elegido, a mes y medio de la fecha marcada para que Reino Unido abandone la UE.

PUBLICIDAD

Por este motivo, se aprobó en pocos días una ley que insta a Johnson a solicitar una prórroga del Brexit para evitar que haya un divorcio sin acuerdo el 31 de octubre.

Una de las representantes del grupo de diputados que había presentado el recurso en Escocia, Joanne Cherry, del Partido Nacional Escocés (SNP), ha reclamado que el Parlamento reanude su actividad de forma inmediata tras el fallo judicial a su favor.

PUBLICIDAD

Londres rechazaba la ilegalidad de la suspensión del parlamento el pasado viernes

El Tribunal Superior de Londres rechazaba el recurso en contra de la suspensión parlamentaria solicitada por el primer ministro, Boris Johnson, aunque el dictamen no es definitivo y cabe recurso ante el Supremo, donde podría ser examinado el 17 de septiembre.

Johnson solicitó a finales de agosto el fin de la sesión del Parlamento y un periodo de cese de actividades que comprende de mediados de septiembre y mediados de octubre. Los diputados volverían al trabajo poco antes de la fecha del Brexit, fijada por ahora para el 31 de octubre.

El Tribunal Superior londinense se pronunciaba a raíz de un recurso presentado por la activista y empresaria Gina Miller, que ha recibido entre otros apoyos del ex primer ministro John Major.

La demandante atribuía a Johnson un «abuso ilegal de poder», según la radiotelevisión pública BBC. 

PUBLICIDAD