PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La innovación está en el ADN de los registradores, según la decana María Emilia Adán

De izquierda a derecha, María Andrés Marín, directora de la Oficina del Parlamento Europeo en España; Pedro Garrido, director general de los Registros y del Notariado; María Emilia Adán, decana del Colegio de Registradores; y Ana Gallego, directora general de Cooperación Jurídica Internacional.
|

María Emilia Adán, decana del Colegio de Registradores, clausuró el V Congreso Nacional de Registradores, celebrado en Sevilla el jueves y el viernes pasado, recordando que la innovación está en el ADN de la institución.

Desde 1861 la innovación, pero también la prudencia, están en la genética de la institución registral. La forma más eficiente de prestar un servicio al ciudadano es nuestro objetivo”, afirmó durante su intervención.

PUBLICIDAD

Adán recordó que “la institución registral es española y europea. Por eso la interconexión es el esfuerzo que también afronta la institución”.

PUBLICIDAD

Para terminar su intervención recordó a todos los presentes que “El Congreso ha sido una reflexión sobre innovación y derecho europeo. Pero el compromiso con el Medio Ambiente y con la igualdad también está presente en una institución como el Colegio de Registradores”.

MÁS DE 300 COLEGIADOS

El Congreso reunió a más trescientos colegiados y a casi un centenar de expertos en nuevas tecnologías y derecho europeo.

PUBLICIDAD

Previamente a la clausura del Congreso, Rocío Perteguer, vocal de Medio Ambiente y Consumidores y Usuarios del Colegio de Registradores, realizó la presentación de uno de los programas que está desarrollando en la actualidad el Colegio de Registradores: se trata del proyecto REGTURI, un proyecto de innovación para pisos turísticos.

Este proyecto verifica y valida que el uso turístico es correcto, generando un identificador con nota marginal en el Registro de la Propiedad.

Con este registro se pretende frenar el fraude, proteger al usuario y colaborar con otras administraciones, como la tributaria.

PUBLICIDAD

En el apartado de innovación tecnológica se abordaron diversos temas de actualidad, como los retos y posibilidades de la cadena de bloques así como la prueba e identidad en el «blockchain» jurídico, las novedades tecnológicas en las administraciones públicas y los retos de la innovación en el ámbito inmobiliario, los medios de comunicación y las tecnologías, o la inteligencia artificial.

En el bloque dedicado al Derecho Europeo, los asuntos abordados han sido, entre otros, el registro de la propiedad y los documentos extranjeros, el espacio registral europeo y su interconexión, los reglamentos europeos sobre regímenes matrimoniales y uniones de hecho y los reglamentos de sucesiones, la protección de datos y la publicidad registral, las últimas reformas del derecho de sociedades, la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y la circulación de documentos, o los objetivos de desarrollo sostenible y el registro de la propiedad.

PUBLICIDAD

LÁS LÍNEAS GENERALES

En la clausura intervinieron Ana Gallego, directora general de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia; Pedro Garrido, director general de los Registros y del Notariado del mismo Ministerio; y María Andrés Marín, directora de la Oficina del Parlamento Europeo en España.

Cerró el evento María Emilia Adán, la decana.

Gallegó destacó que la Justicia, tras la irrupción de las tecnologías, junto a su aplicación y desarrollo, debe buscar el equilibrio entre la incorporación de estas nuevas tecnologías y el respeto de los derechos de los actores intervinientes y de la ciudadanía en general.

Garrido, por su parte, señaló el acierto de hacer un Congreso planteado para escuchar a la sociedad y ver cuáles son sus demandas. Subrayando “la  necesidad de transformarse para dar respuesta a futuros desafíos”.

Añadió que hay que reducir costes en la organización del servicio y es fundamental la transparencia y la interoperabilidad entre sistemas, de forma automática y con controles adecuados.

PUBLICIDAD

Marín, en su intervención, realizó una radiografía con todos los problemas que asolan Europa para, seguidamente, destacar las prioridades que en la actualidad tiene la Comisión: la lucha contra el cambio climático, una Europa a punto para la era digital, inmigración y seguridad, así como una Europa más fuerte en el mundo.